“Historia atemorizante” sobre clima comenzó con ideología de extrema izquierda: Cofundador de Greenpeace

Patrick Moore habla de por qué abandonó Greenpeace y de por qué el impulso de cero emisiones netas es un objetivo inalcanzable
Por Isaac Teo
28 de Julio de 2021
Actualizado: 28 de Julio de 2021

Patrick Moore solo tenía 24 años cuando cofundó Greenpeace a principios de la década de 1970. Pronto se convirtió en la fuerza motriz de las numerosas e influyentes campañas del grupo de activismo medioambiental, como la de detener las pruebas nucleares, proteger a las ballenas en peligro de extinción e impedir los desechos tóxicos.

“Comenzó en 1971 con el primer viaje para detener las pruebas de bombas de hidrógeno de Estados Unidos en Alaska, lo que conseguimos”, dijo Moore a The Epoch Times. “Y luego fuimos tras las pruebas nucleares atmosféricas de Francia en el Pacífico Sur”.

Greenpeace lanzaría su campaña “Salvemos a las ballenas” en 1975, seguida en 1976 por una campaña para poner fin a la matanza de crías de foca por su piel, y más adelante en esa misma década una campaña para acabar con los desechos tóxicos en los ríos por parte de las fábricas en Europa.

Pero a medida que Greenpeace fue ganando influencia, Moore dice que empezó a ver cómo era secuestrada por lo que él caracteriza como gente con ideología política de izquierda.

“Ninguno de los miembros del grupo original estaba allí para ganar dinero. Todos éramos voluntarios”, afirma. “Pero los ultraizquierdistas se apoderaron de mi organización cuando se dieron cuenta de que ahí había mucho dinero y poder”.

Dijo que fue durante la campaña “Salvemos a las ballenas” cuando la gente empezó a donar más dinero a Greenpeace, y fue entonces cuando el grupo empezó a tener una cuenta bancaria y a alquilar una oficina.

“Así que, a medida que pasaba el tiempo, a finales de la década de 1970, Greenpeace se convirtió en una especie de negocio”, dijo. “Muy pronto se convirtió en un negocio en el que la recaudación de fondos empezó a ser cada vez más importante”.

Epoch Times Photo
Patrick Moore conduce un bote inflable sentado detrás del camarógrafo, el difunto Fred Easton, en el primer encuentro de Greenpeace con la flota ballenera de la Unión Soviética en junio de 1975. (Foto de Rex Weyler)

Cuando Moore se marchó en 1986, tras 15 años en la organización, “la recaudación de fondos se había convertido en la prioridad más importante, y seguían adelante con una campaña para la que no había base científica”, dijo.

Dejó Greenpeace por razones “filosóficas y políticas”, dijo, después de haber sido director, presidente y director internacional.

“Greenpeace había comenzado con una fuerte orientación humanitaria, así como con la creencia de salvar el medio ambiente”, dijo. “‘Verde’ es por el medio ambiente, ‘paz’ es para que la gente no muera por la guerra nuclear, entre otras cosas, o por la contaminación”.

Con el tiempo, la “paz” fue gradualmente abandonada, y Greenpeace, junto con el resto del movimiento ecologista, derivó hacia una creencia que ve a la “especie humana como el enemigo de la naturaleza, el enemigo de la Tierra”, dijo Moore.

The Epoch Times solicitó a Greenpeace una entrevista, pero no obtuvo respuesta.

Énfasis en la recaudación de fondos por encima de la ciencia

A mediados de la década de 1980, Moore, que tiene un doctorado en ecología, dice que se encontró con que era el único director con una formación científica formal en la junta internacional de Greenpeace, y el único director que no estaba de acuerdo con lo que el resto proponía como siguiente paso.

“Todos estaban de acuerdo en que la próxima campaña de Greenpeace debía ser ‘prohibir el cloro en todo el mundo’. (…) Llamaron al cloro ‘el elemento del diablo'”, dijo.

Epoch Times Photo
Dr. Patrick Moore, cofundador de Greenpeace (Cortesía del Dr. Patrick Moore)

Moore dice que señaló a la junta que el cloro es uno de los elementos constitutivos de la Tierra, y de suma importancia para la salud pública, ya que el cloro añadido al “agua potable, las piscinas y los balnearios ha acabado con las enfermedades transmisibles por el agua, como el cólera”.

También dijo que el cloro es fundamental para la medicina, ya que el 25% de los medicamentos contienen cloro, y la química del cloro es esencial en la fabricación de alrededor del 85% de los medicamentos.

No obstante, Greenpeace Internacional procedió a lanzar la campaña, la razón se basó “en gran medida en la recaudación de fondos”, según Moore, y por ello decidió que era el momento de actuar.

Moore cree que aquí empezaron las historias alarmistas sobre catástrofes y fatalidades inminentes. “Comienza con los políticos y sus burócratas financiando a los científicos en los que se puede confiar para que les den una buena historia de miedo”.

La importancia del dióxido de carbono

En lo que respecta al cambio climático, el discurso constante de que el dióxido de carbono es “algo malo” y “destruye el mundo” es contrario a lo que la comunidad científica ha descubierto, afirma Moore.

Actualmente, Moore es director de la Coalición CO2, creada en 2015 para crear material educativo sobre la importancia del dióxido de carbono. La organización ha publicado documentos que presentan datos científicos para refutar que las emisiones de CO2 estén causando el calentamiento global.

En contra de lo que afirman los alarmistas del clima, Moore dice que “el dióxido de carbono es la base de toda la vida en la Tierra”.

“Hace que los océanos sean menos alcalinos, por lo que los hace aptos para la vida”, y “en la tierra, el CO2 hace que la Tierra reverdezca, además de que hace que las plantas sean más eficientes con el agua”.

En abril de 2016, un artículo publicado en Nature, financiado en parte por la NASA, descubrió que la fertilización con CO2 ha tenido un impacto significativo en el reverdecimiento del planeta.

“De un cuarto a la mitad de las tierras con vegetación de la Tierra ha mostrado un reverdecimiento significativo en los últimos 35 años, en gran parte debido a los crecientes niveles de dióxido de carbono atmosférico”, se lee en un posteo en el sitio de la NASA sobre el estudio.

“Los estudios han demostrado que el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono incrementa la fotosíntesis, estimulando el crecimiento de las plantas”, añade el artículo.

Epoch Times Photo
Una sección de las laderas orientales de las Rocosas canadienses se ve al oeste de Cochrane, Alta, el 17 de junio de 2021. (The Canadian Press/Jeff McIntosh)

Cero Emisiones Netas es un “objetivo político”

Moore dijo que el impulso de las cero emisiones netas de carbono por parte de los gobiernos de todo el mundo es “puramente un eslogan político”.

“No estoy seguro de cómo podrían reducir las emisiones de CO2 si no dejaran de utilizar los combustibles fósiles prácticamente por completo”, dijo, y cuestionó cómo podrían funcionar los sectores del transporte, la agricultura, la minería y la silvicultura sin ellos.

“Creo que es un objetivo político inalcanzable para la sociedad. Y también creo que es un objetivo que traerá mayores dificultades de las que la gente ha soportado desde las grandes guerras, desde las grandes epidemias de enfermedades del pasado”.

Moore dijo que existe una poderosa convergencia de intereses entre las principales élites de la sociedad occidental que impulsan historias alarmistas sobre el medio ambiente.

“Esto hace que [los políticos] estén en los medios de comunicación, y los medios ganan mucho dinero con el sensacionalismo, y los activistas entonces recaudan dinero”, dijo.

Hollywood desempeña un papel importante, ya que los famosos se unen para respaldar el discurso del cambio climático, añadió, así como muchos científicos.

“Casi todo el dinero que se destina a los científicos que escriben estas cosas es dinero público, por lo que todo tiene que ser aprobado por los políticos, y los burócratas que trabajan para los políticos”, dijo, y añadió que los científicos que dicen lo contrario son excluidos.

En su último libro, “Fake Invisible Catastrophes and Threats of Doom”, Moore habla de cómo la exageración de las catástrofes y amenazas medioambientales crea miedo.

“Hay tanta propaganda y tantas mentiras, pero la teoría unificada de las historias atemorizantes es lo que yo llamo a éstas, porque tienen algo en común: todas se basan en cosas que son invisibles o tan remotas que el ciudadano promedio no puede observar lo que estas personas están viendo, y no puede verificar lo que estas personas están diciendo”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS