‘Hombre árbol’ requiere de más cirugías: “cometí un error al dejar el hospital”

Por Jack Phillips - La Gran Época
22 de Enero de 2019 Actualizado: 22 de Enero de 2019

Un ciudadano de Bangladesh al que llaman “hombre árbol” está de regreso en el hospital y necesita más cirugías para tratar las lesiones que presenta en sus manos y pies, que se asemejan a las ramas y a la corteza de los árboles.

Hace años, Abul Bajandar, un padre de 28 años de edad, apareció en los titulares cuando se sometió a una cirugía para extirpar sus lesiones.

Sufre de una rara enfermedad genética, epidermodisplasia verruciforme, y ha vivido con ella durante dos décadas, informó CNN.

El 20 de enero, regresó al hospital después de que su condición empeorara, reportó el Dhaka Tribune y la agencia de noticias AFP. Las malformaciones cubren ahora la totalidad de sus manos y pies.

Abul Bajandar, apodado el “Hombre árbol” de Bangladesh, muestra sus manos en el hospital de Dhaka el 21 de enero de 2019 (STR/AFP)

“Cometí un error al dejar el hospital. Busqué un tratamiento alternativo pero no pude encontrar ninguno. Ahora comprendo que debería haberme quedado y continuar el tratamiento aquí”, dijo Bajandar a Tribune.

Samanta Lal Sen, su cirujano plástico, dijo que reanudaría el tratamiento “muy pronto”, señalando que las malformaciones se diseminaron a otras partes de su cuerpo.

“Le pedí a Bajandar que volviera lo antes posible. Ahora tenemos que empezar desde el principio. Tendremos que realizar más cirugías”, dijo Sen, citado por AFP.

El “Hombre árbol”, Abul Bajandar, en el Hospital de la Facultad de Medicina de Dhaka, en Dhaka, el 31 de enero de 2018. (Sam Jahan/AFP/Getty Images)

La Primera Ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, prometió tratamiento gratuito a Bajandar después de que la noticia de su rara enfermedad se difundiera por todo el país.

Vivió con su esposa e hija en una habitación privada de un hospital durante dos años mientras se sometía a tratamiento, según informes.

Los médicos le dijeron a CNN que tuvo más de 25 operaciones desde 2016.

Una foto lo muestra en 2017 después de una cirugía. (Sam Jahan/AFP/Getty Images)

“Es un caso complicado y estábamos progresando, pero él se marchó a su casa. Le pedí muchas veces que volviera, pero no lo hizo”, dijo Sen a la cadena.

“El domingo regresó al hospital con su madre. Tendría que haber venido hace seis meses. Llegó demasiado tarde”.

Su progreso el 31 de enero de 2018. (Sam Jahan/AFP/Getty Images)

Sen le dijo a la agencia que Bajandar notó las lesiones cuando tenía 10 años, antes de que las deformaciones cubrieran sus manos.

Antes de las cirugías, no podía comer, beber, cepillarse los dientes o ducharse sin ayuda.

“Quiero vivir como una persona normal. Me gustaría poder sujetar apropiadamente a mi hija y abrazarla”, dijo a CNN en 2016.

Rara condición

Sen dijo que en todo el mundo hay menos de diez personas que tienen epidermodisplasia verruciforme. Pero en Bangladesh, el Hospital del Colegio Médico de Dhaka, trató a una mujer que sufría de esta rara enfermedad en 2017, según el Tribune.

“Quiero vivir como una persona normal. Me gustaría poder sujetar apropiadamente a mi hija y abrazarla”, dijo hace años (Munir Uz Zaman/AFP/Getty Images).

De acuerdo al Instituto Nacional de Salud de EE.UU., la epidermodisplasia verruciforme “es una rara genodermatosis hereditaria caracterizada por una infección crónica con el virus del papiloma humano (VPH) que conduce a lesiones cutáneas polimorfas y a un alto riesgo de desarrollar cáncer de piel que no es de tipo melanoma”.

La agencia dice que hasta ahora se han reportado más de 200 casos en la literatura médica.

El “Hombre árbol”, Abul Bajandar, mostrando sus palmas después de una cirugía el 25 de enero de 2018. (Sam Jahan/AFP/Getty Images)

“Aunque en la actualidad la curación permanente de la epidermodisplasia verruciforme no se puede lograr con ninguna terapia, las modalidades de tratamiento descritas incluyen la crioterapia, el imiquimod tópico y el 5-fluorouracilo, los retinoides sistémicos, el interferón alfa y la terapia fotodinámica con ácido 5-aminolevulínico”, dice el estudio.

“La extirpación quirúrgica es el tratamiento ideal para el Carcinoma de Células Escamosas (CCE). Las medidas preventivas, en particular la protección contra la exposición al sol y la fotoprotección, son cruciales para un manejo adecuado”, agrega el informe.

 

A continuación:

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS