Hombre británico que subió de peso por la muerte de su mejor amigo pierde 45 kg en menos de un año

Por The Epoch Times
05 de Mayo de 2021
Actualizado: 05 de Mayo de 2021

Un hombre del Reino Unido compartió su inspirador proceso para perder 45 kg en menos de un año, después de luchar contra un impacto devastador. Luke Ash, de Blaengarw, Gales, cayó en depresión después que su mejor amigo de toda la vida murió.

Luke recibió la inquietante noticia en la mañana del 3 de agosto de 2019. Su mejor amigo desde el colegio, Ryan James, se había quitado la vida a los 23 años.

El trágico suceso le ocasionó una confusión mental que lo llevó a la depresión. En una entrevista con The Epoch Times, Luke dijo que conoció a Ryan cuando estaba en la escuela.

(Cortesía de Luke Ash)

“Conocí a Ryan y a su hermano gemelo en la escuela estatal Comprehensive cuando yo tenía unos 12 o 13 años”, dijo Luke.

La repentina muerte de su amigo lo hizo entrar en una batalla mental que le hizo perder el interés por todo lo que le gustaba hacer. En los meses siguientes, solo podía encontrar paz al consumir alimentos que le producían placer.

“Después de cualquier pérdida, el dolor es natural. Sin embargo, debido a las trágicas circunstancias, se convirtió en una batalla personal contra la salud mental”, dijo. “Durante los meses siguientes, no pude encontrar ninguna alegría en las actividades que me gustaban hacer.

“Ese fue realmente el momento más bajo por el que he pasado y se puede comparar con una nube oscura que me perseguía”.

(Cortesía de Luke Ash)

Luke empezó a consumir con mucha frecuencia comida chatarra, aumentando excesivamente de peso. Subsistía completamente con comidas rápidas que tenían un alto nivel de calorías.

“Me hice más grande ya que la comida era el único aspecto de mi vida que me daba algún propósito. Cocinar estaba fuera del alcance, así que dependía de comidas rápidas y fáciles que eran muy calóricas y normalmente procesadas”, dijo Luke, admitiendo que las golosinas jugaron un papel en la degradación de su salud mental”.

Se daba el gusto de comer “golosinas como chocolate y patatas fritas, lo que, mirando hacia atrás, probablemente contribuyó a que mi salud mental decayera”, añadió.

Luke había sido atlético y solía jugar fútbol. Sin embargo, debido a la alteración de su alimentación, continuar jugando fútbol se hizo mucho más difícil.

(Cortesía de Luke Ash)

“Todavía jugaba fútbol todos los martes y jueves, así que seguía siendo parcialmente activo. Sin embargo, debido a mis hábitos alimenticios, fue mucho más difícil participar en el fútbol”, dijo Luke.

“Recuerdo que el fin de semana antes de empezar la dieta, me di un gran atracón de alimentos como helados y pizza”.

Después de un tiempo de duelo, Luke se repuso y aceptó las vulnerabilidades de la vida. Se dio cuenta que debía reconsiderar su enfoque y cambiar lo que estaba haciendo, porque estaba dejando pasar la vida.

“Me tropecé con el estoicismo y sus prácticas. Me di cuenta que solo debía preocuparme por lo que estaba bajo mi control y, como la comida y la nutrición nunca las tenía en cuenta, me ocupé primero de eso”, dijo a The Epoch Times.

Empezó a ayunar de forma intermitente como estrategia para controlar y limitar la cantidad que consumía. Durante este periodo, se centró por completo en su dieta, pero también dejó de hacer ejercicio, debido al cierre de gimnasios e instalaciones de fútbol.

Después de un mes de ayuno e investigación, decidió que esa no era una solución óptima para perder peso. Así que empezó a contar sus calorías e incluso a pesar su comida.

Los esfuerzos dieron sus frutos y se sintió motivado a empezar a hacer ejercicio. Participó en el reto Couch to 5k, donde corrió 5 kilómetros en un espacio de 9 semanas.

(Cortesía de Luke Ash)

Su enfoque de la comida cambió completamente y se dio cuenta que debía monitorear y equilibrar la comida. Empezó a consumir alimentos con menos calorías.

“Al contar mis calorías, empecé a recurrir a opciones con menos calorías. Naturalmente, se incorporaron más frutas y verduras, haciendo que tuviera más ganas de comer”, dijo Luke.

“Mis niveles de energía eran constantes durante todo el día y mi sueño mejoró. En general, aprendí que la comida es, en última instancia, energía y a menudo determina cómo nos sentimos. Ahora, uso este enfoque cuando tomo la decisión de lo que como cada día”.

Perder peso le dio confianza y un impulso adicional. Le ofreció una mayor motivación y ganas de vivir. Empezó a verse y sentirse mejor con la ropa que llevaba, y consigo mismo.

Hacer ejercicio le abrió las puertas a la práctica de atención plena, estabilizando su salud mental. Luke le aconseja a las personas que desean llevar un estilo de vida saludable que sean constantes y tengan determinación en la dieta y el ejercicio.

Ahora, le encanta ganar músculo y mejorar su físico para hacer la mejor versión posible de sí mismo. Aspira a trabajar en los deportes y seguir un estilo de vida saludable. Espera que su historia inspire a las personas que sufren problemas de salud mental.

“Me encantaría ayudarle a la gente a transformarse con consejos y orientación”, dijo Luke al despedirse.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS