Hombre come pescado crudo y 12 horas después le amputan el antebrazo por una grave bacteria

Por La Gran Época
31 de Agosto de 2018 Actualizado: 01 de Septiembre de 2018

Un hombre de 71 años de edad se presentó en una sala de emergencias con un historial de 2 días de fiebre y un dolor insoportable en su mano izquierda, 12 horas después de comer pescado crudo.

Se le diagnosticó una grave infección por comer pescado crudo, que lo llevó a que le amputaran el brazo.

El caso fue reportado por la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional de Chonbuk, en Jeonju, Corea del Sur y publicado por  la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra en julio pasado.

Los síntomas comenzaron 12 horas después de la ingesta. Empezó a tener fiebre y un dolor muy fuerte en el brazo, así como una importante inflamación en la mano. El causante fue la bacteria Vibrio vulnificus, presente en los pescados y mariscos poco cocinados o crudos.

En el momento en que se presentó ante el medico se habían desarrollado ampollas hemorrágicas de 3,5 por 4,5 cm en la palma de la mano izquierda, y tenía una inflamación eritematosa en el dorso de la mano y el antebrazo.

Según informó The New England Journal of Medicine, el paciente tenía antecedentes de diabetes mellitus tipo 2 e hipertensión y se estaba sometiendo a hemodiálisis para la enfermedad renal.

Muestra de ostras crudas del Este y del Oeste. (Foto de Neilson Barnard/Getty Images para la Experiencia Culinaria de Nueva York)

Esta bacteria provoca vibriosis, una infección que se presenta en personas con enfermedades hepáticas o cáncer. Entonces se le realizó una intervención quirúrgica urgente y se aisló Vibrio vulnificus de las ampollas. Después de la operación, el paciente recibió ceftazidima y ciprofloxacina por vía intravenosa.

A pesar del tratamiento, las lesiones cutáneas progresaron a úlceras necróticas profundas, y la amputación del antebrazo izquierdo se realizó 25 días después de la primera visita al médico.

Al paciente recibió un buen pronóstico después de la cirugía y fue dado de alta.

En otros casos la bacteria fue mortal

Un hombre que comió ostras crudas en un restaurante de Florida murió después de contraer una infección por la bacteria Vibrio vulnificus, dijeron las autoridades de salud, según Fox.

El hombre de 71 años comió las ostras el 8 de julio en un restaurante de Sarasota que las autoridades sanitarias no identificaron, y murió dos días después.

Es la tercera víctima mortal de V. vulnificus en Florida este año. Vibrio vulnificus también puede infectar cuando se tiene una herida abierta que está expuesta al agua de mar tibia, que contiene la bacteria.

Grupos de Riesgo

La FDA en Estados Unidos definió los grupos de riesgos, y aconsejó a las personas con riesgos altos que no coman ostiones crudos, y que sólo coman ostiones que se han cocinado completamente.

Ciertas enfermedades elevan los riesgos de padecer lesiones graves o incluso morir a causa de infecciones con el V. vulnificus.

Entre estas enfermedades, se incluyen, las enfermedades del hígado (a causa de hepatitis, cirrosis, alcoholismo o cáncer), enfermedades de la sobrecarga de hierro (hemocromatosis), diabetes, cáncer (incluyendo linfomas, leucemia, enfermedad de Hodgkin), trastornos del estómago y cualquier enfermedad o tratamiento médico que debilite el sistema inmunológico del cuerpo, incluyendo infección del VIH.

Puesto que la bacteria se destruirá solamente si cocina los ostiones completamente, usted podrá seguir disfrutando los ostiones en muchas preparaciones cocinadas siguiendo estos consejos.

En restaurantes, ordene ostiones completamente cocinados.

Cocinado en la casa, cuando compras ostiones, las conchas deben estar cerradas. Tire los ostiones con conchas ya abiertas.

Con su concha, luego que las conchas se abran, hierva los ostiones vivos durante otros 3 a 5 minutos.

En una olla al vapor, agregue los ostiones al agua que ya está hirviendo al vapor y cocine los ostiones vivos durante 4 a 9 minutos.

Para más detalles y en el caso de los ostiones sin concha, puedes consultar la página web de la FDA.

TE RECOMENDAMOS