Hombre de Indiana hace gigantesco homenaje al 11-S en memoria a las víctimas de las torres gemelas

Por Michael Wing
14 de Septiembre de 2020
Actualizado: 14 de Septiembre de 2020

Un entrenador de lucha libre de Indiana creo un ENORME tributo en su jardín delantero para rendir homenaje a los que murieron en los ataques a las torres gemelas hace 19 años.

Y lo hizo todo con su cortadora de césped.

Todo comenzó cuando Rob Merchant, de Greenwood, empezó a dibujar una bandera estadounidense de tamaño gigante en el césped durante el fin de semana del Día de los Caídos en honor a uno de sus antiguos alumnos, James “Jimmy” Waters —un luchador de la Escuela Secundaria Comunitaria Whiteland—. Merchant llamaba a Waters un “chico increíble” y una “inspiración”. Después de graduarse en 2008, Waters se enlistó en el ejército, y fue asesinado en Afganistán en 2011.

(Cortesía de Rob Merchant)

La enorme bandera estadounidense de Merchant se hizo viral después que la historia apareciera en el WTHR 13 durante el fin de semana del 4 de julio. Pero él sintió que no estaba completamente terminada. También quería rendir un homenaje a los hombres y mujeres que murieron el 11-S, así como a los heroicos integrantes de los equipos de primera respuesta que desinteresadamente sacrificaron sus vidas para ayudar ese fatídico día.

Donde quedaría el asta de la bandera gigante, Merchant marcó dos largas líneas paralelas para formar los contornos del World Trade Center. Luego trazó cuidadosamente las letras “NYFD” (Departamento de Bomberos de Nueva York), al otro lado de las torres gemelas.

“Añadí las torres gemelas pero no tenían ningún contexto sin el NYFD”, dijo Merchant a The Epoch Times.

“A finales de julio empecé a añadir las letras. Se necesitan varias cortadoras en la misma dirección para ‘entrenar’ la hierba. Empecé las letras haciendo un patrón de tablero de ajedrez de una sola vez. Esencialmente creando un papel cuadriculado del tamaño de un patio”.

“Luego lo usé para crear las letras iniciales y luego se convirtió en un proceso repetitivo”.

(Cortesía de Rob Merchant)

Bajo la bandera, el mercader podó en la hierba un símbolo gigante de Ichthys (o pez Jesús), que generalmente se usa para proclamar la propia afiliación cristiana.La tragedia del 11-S es una de esas pocas veces en la vida en la que uno recuerda exactamente dónde estaba cuando lo escuchó o lo vio, dice Merchant, al igual que el asesinato de JFK, el alunizaje y la explosión del Challenger. Para él y sus generaciones más antiguas, ese día de hace 19 años fue un anuncio que “nunca olvidaran”.

Y también fue una petición para que los estadounidenses se unieran como pocas veces en la historia de EE. UU., como en la Segunda Guerra Mundial. El horror de ambos eventos puso de manifiesto el espíritu y la determinación del pueblo estadounidense.

“Extraños se abrazaban y rezaban juntos, los vecinos lloraban juntos, las iglesias estaban a reventar”, dijo Merchant. “Había filas para donar sangre. Se exhibían banderas de todas las formas, grandes, pequeñas, ropas, sombreros (…) lo que fuera. Para los que vivieron la experiencia, el 11-S fue una especie de redención, que unió a “una nación bajo Dios”.

¿Y qué significa eso para Merchant?

“¡Ser mejor!”, dice. “¡Ame a su prójimo, rece y sea mejor!”.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

La igualdad

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS