Hombre en Australia es examinado en aislamiento mientras brote de coronavirus empeora

Por Isabel van Brugen
21 de Enero de 2020 Actualizado: 24 de Enero de 2020

Un hombre de Brisbane, capital de Queensland, Australia, fue puesto en cuarentena después de regresar de China central con síntomas parecidos a los de una gripe, mientras las autoridades sanitarias comprueban si contrajo una nueva cepa del coronavirus.

El hombre, que viajó a Wuhan en una visita familiar, se someterá a más pruebas para detectar el virus a medida que se recupere en su hogar, dijo Jeannette Young, directora de salud de Queensland.

Se cree que Wuhan es el epicentro del coronavirus, que ahora se ha relacionado con 222 casos confirmados, incluyendo cuatro muertes confirmadas. La Organización Mundial de la Salud comenzó a responder a los casos en la región el 31 de diciembre.

La Dra. Young dijo que las autoridades estaban esperando una ” guía” de la Organización Mundial de la Salud que les permita confirmar que se trata de un coronavirus.

El individuo regresó de la ciudad en la provincia de Hubei con problemas respiratorios, dijo un portavoz de Salud de Queensland en una declaración.

“Debido a que el hombre viajó a Wuhan, el coronavirus es una de las condiciones por las cuales le están haciendo pruebas”, explicó. “El hombre permanecerá aislado hasta que sus síntomas se resuelvan”.

El portavoz y la Dra. Young instaron a cualquiera que haya regresado de China con síntomas respiratorios a que visite a su médico de cabecera inmediatamente.

“No hay ninguna vacuna para este virus, y no vemos ninguna en el horizonte”, dijo la directora.

Las autoridades sanitarias esperan confirmar si el hombre ha sido infectado con el coronavirus en cuestión de días, según informó el Courier-Mail. Si los resultados de las pruebas muestran que ha contraído el virus, el hombre se convertirá en el primer australiano conocido que ha sido infectado.

El director médico de Australia aseguró que el riesgo para el público de la nación es bajo.

“Aunque, necesitamos mantener la precaución y la vigilancia activa de la situación”, explicó el Dr. Brendan Murphy a los periodistas en Canberra el martes.

Debido a la situación, como parte de las medidas de precaución, Murphy dijo que los vuelos directos que llegan a Sídney desde Wuhan serán revisados por bioseguridad a partir del jueves. Hay tres vuelos directos a la semana de Wuhan a Sydney.

“Estarán proporcionando a todos los pasajeros un folleto informativo en inglés y mandarín, en el que se esbozan los síntomas que esta enfermedad podría provocar y se les pide que se identifiquen en la frontera”, señaló.

Si alguien tiene fiebre o sospecha que puede tener esta enfermedad, y si se sospecha que la tiene, New South Wales Health hará un seguimiento de acuerdo con nuestros protocolos normales de seguridad fronteriza y bioseguridad”.

“Además obviamente haremos algunas comunicaciones específicas en los medios de comunicación chinos para dirigirnos a la población de habla china, que es claramente de interés significativo para nosotros”, añadió el director.

China admitió este martes que la enfermedad podría ser transmitida de persona a persona, preocupada por el hecho de que la enfermedad ya se ha extendido ampliamente por todo el país.

Mientras tanto, un tercer país fuera de China, Corea del Sur, ha confirmado un caso de infección, además de Tailandia y Japón.

A medida que se acerca el Año Nuevo Lunar, que cae el 25 de enero de este año, se espera que millones de chinos regresen a sus ciudades para las festividades y viajen al extranjero para pasar las vacaciones. Los datos oficiales muestran que cada año se realizan unos 3000 millones de viajes durante el período de año nuevo.

Zeng Guang, el principal experto en epidemiología del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de China, advirtió a los chinos que no viajen a Wuhan, y a los residentes de Wuhan que eviten salir de la ciudad.

“El Año Nuevo Lunar es un factor clave en el movimiento de personas (…) Esta es nuestra sugerencia experta”, dijo en una conferencia de prensa en Beijing el lunes.

El coronavirus es una familia de virus que causa enfermedades que van desde el resfriado común hasta el SARS, o síndrome respiratorio agudo severo.

El síntoma más común del virus es la fiebre alta. Sin embargo, otros síntomas incluyen falta de aliento, dolor de garganta y tos. Los casos graves de infección pueden causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e incluso la muerte, según la OMS.

Como el virus tiene un período de incubación de siete días, es posible que los síntomas no se noten inmediatamente.

La OMS anunció en Twitter el 19 de enero que “una fuente animal parece ser la fuente primaria más probable de este nuevo brote de coronavirus (2019-nCoV)”.

Las autoridades chinas han vinculado el brote a un mercado de alimentos frescos en Wuhan donde se vendían animales salvajes y mariscos.

Gao Fu, director del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de China, dijo que el virus probablemente se originó en animales salvajes y mutó después de ser transferido a los humanos y se volvió contagioso entre los humanos.

*****

Descubre:

TE RECOMENDAMOS