Hombre encuentra misteriosa cueva de 36,000 metros cuadrados en China que data de hace 2000 años

Por APRIL HOLLOWAY
11 de Noviembre de 2022 12:07 AM Actualizado: 11 de Noviembre de 2022 12:06 PM

Cerca del pueblo de Shiyan Beicun, en la provincia china de Zhejiang, se encuentran las cuevas de Longyou, un extenso, magnífico y extraño reino subterráneo, considerado en China como “la novena maravilla del mundo antiguo”. Las grutas de Longyou, que se cree que datan de hace al menos 2000 años, representan una de las mayores excavaciones subterráneas de la antigüedad y son un misterio perdurable que dejó perplejos a los expertos de todas las disciplinas que las examinaron. Científicos de todo el mundo especializados en arqueología, arquitectura, ingeniería y geología no tienen ni idea de cómo se construyeron, por quién o por qué.

Descubiertas por primera vez en 1992 por un aldeano local, en la actualidad se descubrieron 36 grutas que ocupan una enorme superficie de 30,000 metros cuadrados. Cada gruta, tallada en piedra limosa maciza, desciende unos 30 metros bajo tierra y contiene salas de piedra, puentes, canalones y estanques. Hay pilares distribuidos uniformemente por las cuevas que sostienen el techo y las paredes. La superficie del techo y los pilares están uniformemente decorados con marcas de cincel en una serie de líneas paralelas. Solo una de las cuevas fue abierta al turismo, elegida por las tallas de piedra que se encuentran en su interior y que representan un caballo, un pez y un pájaro. Las cuevas de Longyou son realmente un enigma y aquí exploraremos diez misterios que siguen sin explicación a pesar de más de dos décadas de investigación.

Tallas descubiertas en las cuevas de Longyou. (Zhangzhugang/CC BY-SA 4.0)
Tallas descubiertas en las cuevas de Longyou. (Zhangzhugang/CC BY-SA 4.0)

1. ¿Cómo se construyeron?

Una estimación aproximada de la carga de trabajo que supuso la construcción de estas cinco cuevas es asombrosa. Se calcula que la cantidad de roca que se extrajo en la excavación total de las grutas fue de alrededor de 1,308,000 yardas cúbicas (1 millón de metros cúbicos). Teniendo en cuenta el ritmo medio de excavación por día y por persona, los científicos calcularon que se necesitarían 1000 personas trabajando día y noche durante seis años. Estos cálculos se basan exclusivamente en el trabajo duro, pero lo que no tuvieron en cuenta es el increíble cuidado y precisión de los escultores, lo que significa que la carga de trabajo real superaría con creces la estimación teórica. En cuanto a cómo se construyeron y qué herramientas se utilizaron, aún se desconoce. No se encontraron herramientas en la zona y, como exploraremos más adelante, los científicos aún no saben cómo lograron tal simetría, precisión y similitud entre las diferentes cuevas.

2. No hay rastros de construcción

A pesar de su tamaño y del esfuerzo que supuso su creación, hasta ahora no se localizó ningún rastro de su construcción, ni siquiera de su existencia, en el registro histórico. A pesar de que la excavación global supuso casi un millón de metros cúbicos de piedra, no hay ninguna evidencia arqueológica que revele dónde fue a parar esa cantidad de piedra, ni ninguna prueba de la obra. Además, no hay ni un solo documento histórico que se refiera a ellas, lo cual es muy inusual teniendo en cuenta la magnitud del proyecto. Su origen es un completo y absoluto misterio.

Los expertos se preguntan por qué las paredes de las cuevas de Longyou, en China, están cubiertas de líneas paralelas cinceladas. (Zhangzhugang/CC BY-SA 4.0)
Los expertos se preguntan por qué las paredes de las cuevas de Longyou, en China, están cubiertas de líneas paralelas cinceladas. (Zhangzhugang/CC BY-SA 4.0)

3. ¿Por qué se cincelaron las paredes?

Todas y cada una de las cuevas están cubiertas, desde el suelo hasta el techo, de líneas paralelas que fueron cinceladas en prácticamente todas las superficies. El efecto es un patrón uniforme en todas las cuevas, cuya creación habría requerido una inmensa mano de obra e interminables horas. La pregunta es ¿por qué? ¿Fue un trabajo tan intensivo como decoración? ¿Son las líneas o los patrones simbólicos de alguna manera? Todo lo que se sabe actualmente es que las marcas son similares a las encontradas en la cerámica que se encuentra en un museo cercano, que está fechada entre el 500 y el 800 a.C.

4. Falta de peces

Cuando se descubrieron las cuevas, estaban llenas de agua, que presuntamente había estado allí durante mucho tiempo. Hubo que bombearlas para darse cuenta de que no eran como los demás “estanques sin fondo” encontrados en la zona, sino estructuras hechas por el hombre. La mayoría de las aldeas del sur de China tienen estanques muy profundos, que fueron llamados “estanques sin fondo” por generaciones de aldeanos. Estos estanques están repletos de peces, que se pescan fácilmente. Sin embargo, después de que la primera cueva se secara, no se vio ni un solo pez, ni ningún otro signo de vida.

5. ¿Cómo se conservaron tan bien las cuevas?

Una de las preguntas más interesantes y desafiantes es cómo las cuevas pudieron mantener su integridad estructural durante más de 2000 años. No hay signos de derrumbe, ni montones de escombros, ni daños, a pesar de que en algunas zonas las paredes tienen un grosor de solo 20 pulgadas (50 centímetros). A lo largo de los siglos, la zona pasó por numerosas inundaciones, calamidades y guerras, las montañas cambiaron su aspecto y las piedras expuestas se desgastaron, pero en el interior de las cuevas, la forma, los patrones y las marcas siguen siendo claros y precisos: es como si se hubieran construido ayer.

6. ¿Cómo trabajaban los constructores en la oscuridad?

Debido a la gran profundidad de las cuevas, algunas zonas del fondo, que no están expuestas a la abertura de arriba, están totalmente oscuras. Sin embargo, incluso esas zonas oscuras están decoradas con miles de líneas paralelas en las paredes, las columnas y el techo. Entonces, ¿cómo trabajaban los antiguos en la oscuridad? Según Jia Gang, profesor de la Universidad de Tongji especializado en ingeniería civil: “Debía haber lámparas, porque la boca de la cueva es muy pequeña, y el rayo de sol solo podía brillar en la cueva en un cierto ángulo durante un determinado periodo de tiempo. A medida que uno se adentra en la cueva, la luz se vuelve más tenue. En el fondo de la cueva, que suele estar a decenas de metros de la boca, apenas se podía ver nada”. Sin embargo, esto ocurrió hace al menos dos milenios y no se encontró nada que pudiera servir de iluminación.

7. ¿Estaban las cuevas conectadas entre sí?

Las 36 grutas están distribuidas en un área de poco más de media milla cuadrada (1 kilómetro cuadrado). Teniendo en cuenta una densidad tan elevada, es inevitable preguntarse si algunas grutas debían estar conectadas. ¿Cuál sería el propósito de hacer tantas cuevas separadas en un área tan reducida sin conectarlas? En muchas zonas, las paredes entre las cuevas son muy finas, de solo 20 pulgadas, pero nunca se conectaron, por lo que parece que se mantuvieron separadas intencionadamente. Es más, muchas de las cuevas son casi idénticas entre sí.

8. ¿Quién las construyó?

Nadie tiene idea de quién construyó las cuevas. Algunos científicos afirmaron que no era posible ni lógico que un trabajo tan descomunal fuera llevado a cabo por la gente del pueblo. Solo el emperador y los dirigentes podrían haber organizado un proyecto de tal envergadura, como la construcción de la Gran Muralla, que se levantó para defenderse de las invasiones del exterior. Pero si fue encargada por un emperador, ¿por qué no hay registros históricos de su construcción?

Pilares cincelados dentro del extenso complejo de cuevas de 30,000 metros cuadrados. (Zhangzhugang/CC BY-SA 4.0)
Pilares cincelados dentro del extenso complejo de cuevas de 30,000 metros cuadrados. (Zhangzhugang/CC BY-SA 4.0)

9. ¿Cómo lograron tanta precisión?

La escala de las Grutas de Longyou es magnífica y trascendental, el diseño era delicado y científico, la construcción era sofisticada, y la precisión es indicativa de una artesanía superior. El modelo, el patrón y el estilo de cada gruta son extremadamente similares. Cada gruta es como un gran salón. Un lado es empinado y otro está inclinado en un 45 por ciento. Las cuatro paredes son rectas, los bordes y las esquinas están claramente delimitados. Las marcas de cincelado son uniformes y precisas.

Según Yang Hongxun, experto del Instituto Arqueológico de la Academia China de Ciencias Sociales, “en el fondo de cada cueva, los antiguos constructores no podían ver lo que hacían los demás en la gruta siguiente. Pero el interior de cada cueva tenía que ser paralelo al de la otra, o de lo contrario la pared se agujerearía. Por lo tanto, el aparato de medida debía ser muy avanzado. Debieron tener una disposición previa sobre los tamaños, las ubicaciones y las distancias entre las cuevas”.

Con la ayuda de equipos y métodos modernos, los investigadores midieron los tamaños de las paredes y, sorprendentemente, descubrieron que la construcción general es extremadamente precisa. Las paredes entre las cuevas tienen el mismo grosor en las distintas secciones. ¿Cómo consiguieron esta precisión? ¿Cuáles fueron sus métodos?

Unas escaleras descienden a una de las cuevas de Longyou, antaño sumergidas. (Zhangzhugang/CC BY-SA 4.0)
Unas escaleras descienden a una de las cuevas de Longyou, antaño sumergidas. (Zhangzhugang/CC BY-SA 4.0)

10. ¿Para qué se utilizaban?

Tras extensas investigaciones y estudios, los científicos y estudiosos intentaron dar explicaciones a las grutas, pero ninguna de ellas ofrece hasta ahora una explicación convincente de por qué se construyeron y para qué se utilizaron.

Algunos arqueólogos sugirieron que las grutas eran las tumbas de antiguos emperadores, salas de emperadores o lugares de almacenamiento. Pero esta interpretación es descabellada. No se encontraron objetos funerarios ni tumbas, ni tampoco artefactos. Si se utilizaba como un palacio del emperador, las grutas habrían sido diseñadas de forma diferente, con habitaciones separadas para distintos fines como el entretenimiento, la reunión y el sueño, pero no se encontraron pruebas de ello ni rastros de habitabilidad.

Otra hipótesis es que se utilizara para la minería y la extracción de algún tipo de recurso mineral. Sin embargo, las operaciones mineras habrían requerido equipos y aparatos para extraer las rocas y transportarlas. De nuevo, no se encontraron rastros de esto, ni ninguna evidencia de dónde se llevaron las rocas. Y, por supuesto, si las cuevas eran solo para la minería, ¿por qué crear decoraciones tan intrincadas en las paredes, columnas y techos?

Por último, algunos sugirieron que las grutas eran lugares de acantonamiento de tropas y que un emperador del pasado quería mantener a sus soldados fuera de la vista para mantener en secreto sus preparativos de guerra. Sin embargo, estas cuevas no pudieron ser construidas en un corto periodo de tiempo. Habrían tardado muchísimos años en construirse, por lo que es poco probable que se hicieran como preparación para la guerra, que suele ser mucho más rápida. Además, no hay indicios de que la gente haya permanecido en las cuevas.

A pesar de décadas de investigación, surgieron muy pocas respuestas para explicar el enigma de las cuevas de Longyou. Nuestros antiguos ancestros lograron muchas cosas maravillosas, pero esto es realmente un misterio inexplicable.

Publicado con permiso de Ancient-Origins.net. Lea el original.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.