Hombre finge su propia muerte para atrapar a esposa que contrató a sicario

12 de Noviembre de 2017 Actualizado: 13 de Noviembre de 2017

Un hombre fingió su propia muerte para probar que su esposa contrató a un sicario para matarlo.

La ex esposa de Ramón Sosa, María “Lulú” Sosa, contrató a un sicario para matarlo cuando ellos estaban casados. Ella no se dio cuenta de que el hombre al que se acercó era el amigo de su marido. El hombre que se suponía que ayudaría a María a encontrar un sicario para el trabajo terminó ayudando a la policía a condenar a la esposa de Ramón, según el Daily Mail.

Ramón y el hombre al que su esposa se le acercó, Gustavo, ambos se conocían porque Ramón entrenó a Gustavo cuando era dueño de un gimnasio de boxeo. María le ofreció a Gustavo $ 2,000 para contratar a un sicario. En cambio, Gustavo grabó su conversación con María durante su segunda reunión.

“Lo conocía, porque lo había entrenado. Él había estado en problemas en el pasado. Al principio, cuando me llamó y dijo que necesitaba verme, porque alguien “quería matarme”, pensé que estaba bromeando “, dijo Ramón. “Luego ideamos un plan, para que él use un cable y la grabe ofreciéndole dinero para matarme, antes de entregar la evidencia a la policía”.

A las autoridades locales en Texas se les ocurrió un plan después de escuchar la grabación. Con el apoyo del FBI, la policía de Texas aplicó maquillaje a Ramón para que pareciera que ya había sido asesinado. Luego ellos lo llevaron a un área remota mientras él yacía en una tumba improvisada para que ellos pudieran tomar fotos.

Un oficial de policía encubierto mostró a la esposa de Ramón las fotos en un estacionamiento para confirmar que el asesinato había sido llevado a cabo. Él afirma que ella se rió cuando las vio. Luego fue posteriormente arrestada.

Cuando Ramón conoció a su ahora ex esposa, pensó que había conocido a la mujer de sus sueños. Él ya estaba divorciado con tres hijos. Se casó con María, una nativa de México, en el 2010, y era la envidia de sus amigos.

“Ella me hacía manicuras, pedicuras y exfoliaciones para los pies. Ella frotaba aceites en mi espalda y me daba masajes. Era el paraíso y mis amigos estaban celosos”, dijo Ramón, a través del Daily Mail. “Cuando conocí a Lulú por primera vez, ciertamente no esperaba que nuestra relación terminara así”.

Ramón dijo que todo era viento en popa hasta que comenzó a tener problemas financieros. Su negocio comenzó a estancarse en el 2015, y su esposa pidió el divorcio. Pero las limitaciones financieras los mantuvieron en la misma casa. Lulú trató de resolver la situación matando a Ramón.

Lulú se declaró culpable de solicitar el asesinato el año pasado y fue encarcelada por 20 años. Ya que ella se declaró culpable, no tiene posibilidad de apelar, de acuerdo con The Daily Mail. El impacto psicológico de la situación aún persiste con Ramón.

“Lulú guardó silencio en el tribunal, pero se ha hecho justicia”, dijo Ramón. ‘Aun así, sería incorrecto decir que esto no ha tenido un impacto en mí. Nunca seré el mismo hombre otra vez”.

TE RECOMENDAMOS