Hombre muere después de 14 meses de detención en China por defender su fe

Por Dorothy Li
19 de Marzo de 2021
Actualizado: 19 de Marzo de 2021

Guo Baojun, un hombre de 63 años, falleció bajo custodia luego de haber estado detenido durante 14 meses por su fe en Falun Gong en la ciudad de Zhengzhou, al centro de China, el 14 de marzo.

El hijo del hombre recibió un mensaje de texto que decía que su padre había muerto cuando se despertó a las 7:27 am el 14 de marzo, según Minghui.org, un sitio web con sede en Estados Unidos dedicado a informar sobre la persecución contra Falun Gong en China.

El hijo devastado llamó al centro de detención número 3 de la ciudad de Zhengzhou esa mañana, y los guardias confirmaron que su padre había muerto.

Su padre había estado arrestado en el centro de detención desde noviembre de 2019.

Guo, según el informe, era de la ciudad de Zhengzhou de la provincia de Henan, una región central de China. Él comenzó a practicar Falun Gong en 1995 mientras trabajaba como contador en un hospital local.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa , es una práctica espiritual compuesta de ejercicios suaves de meditación y superación moral basada en los principios de verdad, benevolencia, y tolerancia. Se estima que 100 millones de personas practicaban Falun Gong en China a fines de la década de 1990.

La creciente popularidad de Falun Gong fue considerada una amenaza por el Partido Comunista Chino (PCCh). En julio de 1999, el PCCh lanzó una persecución brutal, lo cual resultó en que millones de practicantes de Falun Gong fueran encarcelados, abusados, torturados y un número desconocido de practicantes asesinados.

Desde entonces, Guo fue arrestado y detenido en repetidas ocasiones. La familia experimentó grandes dificultades.

Ahora, incluso las familias no pueden ver el cuerpo de su ser querido.

El hijo, la hermana y el cuñado de Guo fueron enviados al centro de detención número 3 cuando exigieron ver el cuerpo de Guo ese mismo día.

Los guardias dijeron que tenían que esperar hasta que un médico forense hubiera examinado el cuerpo y que solo se permitirían cinco miembros de la familia después de completar las solicitudes. Además, les dijeron que no se permitiría tomar fotos o videos, pero que el centro de detención registraba todo, según el informe.

No está claro si las familias han visto el cuerpo de Guo todavía.

Sentencia y huelga de hambre

Guo fue arrestado la noche del 10 de noviembre de 2019, mientras distribuía material de información sobre Falun Gong que de otra manera no estaría disponible en China continental debido a la persecución.

Después de estar retenido en el calabozo de la ciudad de Xinmi durante unos días, fue trasladado al centro de detención de Zhengzhou. Los fiscales locales acusaron a Guo el 9 de enero de 2020 y trasladaron su caso al Tribunal de Distrito de Zhangyuan en la ciudad de Zhengzhou.

El 13 de junio, Guo asistió a una audiencia de video en el centro de detención con un tubo de alimentación en la nariz. Guo había estado en huelga de hambre durante casi siete meses. Ellos lo alimentaban a la fuerza todos los días. Su hijo le dijo al reportero que la voz de Guo era débil pero de buen humor.

El juez sentenció a Guo a dos años y 20,000 yuanes (USD 3074) de multa el 29 de junio de 2020, aunque negó haber actuado mal al practicar su fe y hablar al respecto.

Los practicantes de Falun Gong sostienen velas durante una vigilia para rendir homenaje a las vidas de aquellos en China que han sido golpeados y torturados hasta la muerte, en Washington el 19 de julio de 2001. (Alex Wong/Getty Images)

Condición crítica

Desde que fue arrestado, a sus familiares se les había negado el derecho a visitarlo hasta que estuvo al borde de la muerte.

El 3 de diciembre de 2020, los guardias llamaron a su hijo y dijeron que Guo se encontraba en estado crítico en el Hospital Popular No. 2 de la ciudad de Zhengzhou, según un informe del 8 de diciembre de 2020.

Por primera vez, el hijo de Guo pudo visitar a su padre extremadamente demacrado desde que fue arrestado. El informe mencionó que Guo, que solo pesaba 88 libras, tosió mientras intentaba hablar.

El hijo describió la condición de su padre: tenía un tubo de alimentación en la nariz, moretones y heridas de agujas en los brazos, piel agrietada, ojos hinchados, y tenía un catéter urinario conectado.

Cuando el hijo llamó al centro de detención tres semanas después, los guardias dijeron que Guo estaba mejor pero que aún estaba en el hospital. El hijo fue remitido a los médicos cuando preguntó más sobre la condición de su padre. El guardia también dijo que tenía que obtener permiso si lo quería visitar.

Posteriormente, el hijo fue al hospital, pero el médico se negó a revelar ningún detalle. El médico dijo que las conversaciones tenían que ser supervisadas por guardias. Cuando el hijo dijo que fueron los guardias quienes lo enviaron allí, el médico pidió una carta de aprobación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS