Hombre pide a esposa que cierre sus ojos porque tiene “una sorpresa”, pero termina apuñalándola

Por Pachi Valencia
07 de Septiembre de 2019 Actualizado: 07 de Septiembre de 2019

Un hombre de Reino Unido fue declarado culpable de intento de asesinato luego de vendar los ojos de su esposa para “darle una sorpresa” y acuchillarla por la espalda.

Shaun May, de Tunbridge Wells, intentó asesinar a su esposa Laura en octubre del año pasado con un cuchillo de cocina, al vendarle los ojos con una toalla y decirle que intentara adivinar su regalo.

Shaun clavó el cuchillo entre la espaldo y el hombro. Fue empuñado con tanta fuerza que la hoja del cuchillo salió por la espalda de Laura y el mango se rompió, según The Mirror.

“Dije ‘Esto no es real’ y él dijo ‘Esto es real’. Estaba tranquilo”, dijo Laura al medio británico.

Cuando Laura le preguntó a su esposo de 14 meses por qué la había atacado, él le dijo que había perdido su trabajo el día anterior por irregularidades financieras y que estaba preocupado por pagar la hipoteca.

Laura declaró los tribunales que mientras estaba vendada tratando de adivinar cuál era el “regalo”, escuchó a su esposo darse ánimos antes de acuchillarla.

“Me había molestado un poco, y él dijo: ‘Vamos Shaun, vamos Shaun’, y luego comenzó a contar desde 10 muy lentamente”.

“Hizo una cuenta regresiva dos o tres veces, pero nunca llegó a cero”, dijo Laura.

Laura creyó que su esposo le había regalado un cachorro, y que este se había aferrado muy fuerte a su piel, “pero luego se dio cuenta de que sentía frío y sintió algo goteando por su espalda”, relató el fiscal sobre el momento en que Laura se dio cuenta que había sido apuñalada por su esposo.

La mujer contó que Shaun le admitió que había conducido en busca de un edificio alto para poder suicidarse porque temía no poder pagar la hipoteca.

Luego, Shaun condujo a su esposa al Hospital Pembury, donde Laura mintió al personal diciendo que había tropezado y caído sobre un cuchillo.

Sin embargo, cuando un médico cuestionó su relato, ella se echó a llorar.

El tribunal escuchó que May se quedó con su esposa durante toda su espera en el hospital hasta que llegó la policía.

Los médicos llamaron rápidamente a la polícia, quienes intervinieron al hombre en el hospital. “Vinieron y se llevaron a Shaun. Esa fue la última vez que lo vi”, agregó Laura.

El hombre fue condenado culpable en la corte de Maidstone Crown.

***

Historias de convicción

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

TE RECOMENDAMOS