Hong Kong: Manifestantes toman el Parlamento en protesta a la ley de extradición

Por Iris Tao - La Gran Época
01 de Julio de 2019 Actualizado: 01 de Julio de 2019

Cientos de manifestantes irrumpieron en el edificio del Parlamento en Hong Kong el 1 de julio, día del 22º aniversario de la entrega de la ciudad al régimen chino, rompiendo las puertas de vidrio para entrar.

El asalto ocurrió cuando la ira se intensificó por una propuesta de ley que permitiría la extradición a China.

Temprano en el día se realizó una marcha contra la invasión del régimen chino en los asuntos de la ciudad, en la que asistieron 550.000 personas, según los organizadores. Comenzó aproximadamente a las 3 p.m. y terminó alrededor de las 9 p.m. hora local. La marcha tiene una temática diferente cada año; este año, los manifestantes pidieron que se desechara el proyecto de ley de extradición.

En las últimas semanas, las crecientes protestas al proyecto de ley presionaron a la líder de la ciudad a que anunciara que el proyecto de ley se suspendería indefinidamente el 15 de junio. Pero muchos hongkoneses quedaron insatisfechos.

Durante la tarde, un grupo separado de alrededor de mil manifestantes había asediado el edificio del Parlamento (LegCo), según los medios locales.

Un pequeño grupo de estudiantes con cascos y máscaras comenzaron a usar un carrito de metal, postes y andamios para chocar repetidas veces contra las puertas de vidrio reforzado del edificio, que finalmente se quebraron y rompieron alrededor de las 3 p.m.

Los manifestantes rompen las puertas y ventanas de vidrio del Complejo del Parlamento el 1 de julio de 2019 en Hong Kong.(Anthony Kwan/Getty Images)

Cientos de manifestantes se apresuraron a entrar al edificio después de abrir las puertas de seguridad de acero del vestíbulo alrededor de las 9 p.m. Una vez dentro, derribaron los retratos de los líderes de LegCo y pintaron lemas con aerosol en las paredes de la cámara principal, como “Retiren [el proyecto de ley]”, “No a la ley de extradición” y “El pueblo se vio obligado a rebelarse contra las autoridades”.

Muchos de los que se quedaron afuera cantaron consignas similares, pidiendo el sufragio universal para elegir al líder de la ciudad, que actualmente es integrado por un comité electoral compuesto principalmente de élites pro-Beijing.

Los manifestantes irrumpen el complejo del Parlamento contra el proyecto de ley de extradición el 1 de julio de 2019 en Hong Kong. (Billy H. C. Kwok/Getty Images)
Los manifestantes irrumpen el complejo del Parlamento contra el proyecto de ley de extradición el 1 de julio de 2019 en Hong Kong. (Li Yi/La Gran Época)

Durante los previos enfrentamientos que sucedieron fuera del edificio, la policía había levantado banderas rojas para advertir a los manifestantes que no continuaran atacando, o de lo contrario emplearían la fuerza. La policía antidisturbios que llevaba cascos y porras también disparó pimienta a gas mientras el enfrentamiento continuaba bajo el calor sofocante de la noche.

Cuando los manifestantes entraron al edificio, la policía se retiró en un aparente intento de evitar los enfrentamientos, dejando que los manifestantes tomaran el control del edificio.

A las 10:21 pm, aproximadamente una hora después de que los manifestantes entraron al edificio, la policía publicó un video en redes sociales donde un portavoz anónimo condenó a los manifestantes como “alborotadores”. También anunció en el video que las fuerzas policiales iban a llegar en breve a la escena para comenzar a “despejar el campo”.

“Si hay alguna obstrucción o resistencia, la policía empleará la fuerza”, dijo el portavoz. Instó a los manifestantes a abandonar rápidamente el área alrededor del edificio.

Tras los anuncios de la policía, algunos manifestantes comenzaron a retirarse del edificio alrededor de las 10:30 p.m., mientras que una parte permaneció dentro. Según informes, unos 30 manifestantes se encerraron dentro de la cámara principal, negándose a salir.

Después se publicó una declaración de los manifestantes que permanecían en el interior: “El gobierno actual de la Región Administrativa Especial [de Hong Kong] ya no es lo que los habitantes de Hong Kong imaginaron, y la legislatura… se ha convertido en una herramienta política. Por lo tanto, nos vemos obligados a tomar varias acciones no cooperativas y, por lo tanto, el asedio del LegCo hoy día”.

Aproximadamente a las 11:30 p.m., un grupo de manifestantes que permanecieron dentro de la cámara debatieron si debían retirarse. Según el medio Voice of America, algunos decidieron abandonar el edificio pacíficamente antes de las 12 a.m. e instaron a la policía a no despejar el espacio a la fuerza, pero algunos desearon quedarse.

Casi al mismo tiempo, el grupo de derecha ‘Hong Kong Human Rights Monitor’ hizo un “llamado urgente”, emitiendo una declaración pública en la que pedía a la policía que entablara negociaciones pacíficas con los manifestantes.

Alrededor de la medianoche, sin embargo, decenas de policías con porras y escudos comenzaron a sacarlos del edificio LegCo; la policía luego comenzó a disparar gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes fuera del edificio.

La policía dispara gases lacrimógenos contra manifestantes cerca de la sede del gobierno en Hong Kong el 2 de julio de 2019. (Anthony Wallace/AFP/Getty Images)
La policía dispara gases lacrimógenos contra manifestantes cerca de la sede del gobierno en Hong Kong el 2 de julio de 2019. (Anthony Wallace/AFP/Getty Images)

Un grupo de policías entró al edificio y comenzó a golpear sus escudos antidisturbios mientras se acercaban a la cámara principal. En ese momento, habían cuatro manifestantes dentro.

Aproximadamente a las 12:30 a.m., los cuatro salieron del local. La policía en el exterior comenzó a limpiar las barricadas que los manifestantes habían establecido antes, y también disparó gases lacrimógenos para dispersar a las multitudes restantes.

La oficina de La Gran Época en Hong Kong contribuyó a este informe.

***

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS