Hong Kong: Practicantes de Falun Dafa marchan por los 20 años de persecución en China

Por Frank Fang
22 de Julio de 2019 Actualizado: 22 de Julio de 2019

Cientos de practicantes de Falun Dafa, conocida también como Falun Gong, marcharon por las calles de Hong Kong el 21 de julio para pedir por el fin de la persecución de la práctica espiritual a manos del Partido Comunista Chino (PCCh) en China continental.

Los adherentes, la mayoría de los cuales vestían camisetas amarillas, marcharon desde el King’s Road Playground en el vecindario de North Point hasta la Oficina de Enlace, la oficina de representación de Beijing en Hong Kong.

La mayoría de los asistentes fueron ciudadanos de Hong Kong, pero también participaron practicantes de Falun Dafa de otras partes de Asia, incluyendo Taiwán. Llevaban coloridas pancartas gigantes, con frases como “El mundo necesita Verdad, Benevolencia y Tolerancia”, “Detengan la persecución a Falun Gong” y “Lleven a juicio a Jiang Zemin”.

Falun Dafa es una práctica espiritual que incluye ejercicios lentos y de meditación y un conjunto de enseñanzas morales basadas en Verdad, Benevolencia, Tolerancia.

Una banda de música, llamada Tian Guo, cuyos miembros son seguidores de Falun Dafa marchan en las calles de Hong Kong el 21 de julio de 2019. (Yu Kong/La Gran Época)
Los practicantes de Falun Dafa marchan para expresar su oposición a la persecución a Falun Dafa en China, en Hong Kong el 21 de julio de 2019. Las tres pancartas en el frente muestran los caracteres chinos de “Verdad”, “Benevolencia” y “Tolerancia” Los tres principios de la práctica espiritual, respectivamente. (Yu Kong/La Gran Época)
Los practicantes de Falun Dafa, una práctica espiritual, marchan para expresar su oposición a la persecución a Falun Dafa en China, en Hong Kong, el 21 de julio de 2019. La larga pancarta llama a poner fin a la persecución a Falun Dafa lanzada en 1999 por el Partido Comunista Chino. (Yu Kong/La Gran Época)

La persecución en Beijing comenzó el 20 de julio de 1999, cuando Jiang Zemin, el entonces líder del Partido Comunista Chino, movilizó todo el aparato de seguridad del país para localizar, arrestar y detener a los practicantes de Falun Dafa.

Jiang había visto la enorme popularidad de la práctica como una amenaza al régimen del Partido: para 1999, habían entre 70 a 100 millones de practicantes, según estimaciones oficiales citadas por los medios de comunicación occidentales en ese momento.

Hoy en día, los practicantes de Falun Dafa aún son arrestados y sentenciados a prisiones, campos de trabajo y centros de lavado de cerebro, donde son sometidos a abusos físicos y psicológicos en un intento por obligarlos a renunciar a su fe.

Mientras que Hong Kong volvió del gobierno británico al régimen chino en 1997, la ciudad aún protege la libertad de religión, y la gente en Hong Kong es libre de practicar Falun Dafa.

Antes de la marcha, el 21 de julio, se realizó una manifestación en Edinburgh Place, una plaza pública en el distrito central, para crear conciencia sobre la difícil situación de los practicantes de Falun Dafa en China continental.

Los practicantes de Falun Dafa demuestran los ejercicios de la práctica meditativa del cuerpo y la mente antes de un mitin en Hong Kong el 21 de julio de 2019. (Yu Kong/La Gran Época)
Los practicantes de Falun Dafa demuestran los ejercicios de la práctica meditativa del cuerpo y la mente antes de un mitin en Hong Kong el 21 de julio de 2019. (Yu Kong/La Gran Época)

Entre los oradores se encontraba el exlegislador de Hong Kong Leung Kwok-hung, quien dijo que la persecución a Falun Dafa demuestra que la naturaleza del régimen chino es suprimir a cualquiera que exprese su disensión contra el Partido.

“Lo que les ha ocurrido a los practicantes de Falun Gong también es probable que le pase a otras personas”, dijo Leung, explicando que dado que los habitantes de Hong Kong han protestado recientemente contra un polémico proyecto de ley de extradición, se están dando cuenta de cómo Beijing ve a todos los disidentes como “enemigos”.

“Cada vez más hongkoneses apoyarán y participarán en los esfuerzos para desafiar el autoritarismo del régimen chino”, dijo Leung.

Millones de habitantes de Hong Kong han protestado desde mediados de junio contra una propuesta legislativa la cual muchos temen de que personas de cualquier nacionalidad corran el riesgo de ser extraditados a China, donde el oscuro sistema legal a menudo ignora el estado de derecho y castiga a los críticos de Beijing.

Leung agregó que admiraba la firmeza de los practicantes de Falun Dafa para crear conciencia durante los últimos 20 años.

Algunos transeúntes se detuvieron para expresar su apoyo a Falun Dafa, incluido un hombre identificado como el Sr. Wong, quien dijo que en los últimos años había visto unas ocho marchas de Falun Dafa en Hong Kong, todas pacíficas.

Otro hombre, identificado como el Sr. Chen, de 78 años, dijo que admira a los practicantes de Falun Dafa por su bondad. Añadió que es muy importante que puedan expresarse libremente en Hong Kong.

Para conmemorar el vigésimo aniversario de la persecución, se han realizado marchas y mítines en ciudades de todo el mundo, incluido Washington; Nueva York; Los Angeles; Melbourne, Australia; Taipei; Kyoto, Japón; Seúl, Corea del Sur; París; Toronto; y Ottawa, Canadá.

El 20 de julio, en Taipei, más de 2000 practicantes locales de Falun Dafa realizaron una vigilia con velas frente al edificio gubernamental de la ciudad de Taipei para recordar a aquellos que han perdido la vida en la persecución.

Según Minghui.org, un centro de información sobre la persecución de China, hay 4326 muertes confirmadas de practicantes de Falun Dafa en julio de 2019. El verdadero número sigue siendo desconocido, debido a la dificultad de obtener información confidencial en China, y es probable que sea mucho mayor.

La oficina de Hong Kong de La Gran Época contribuyó con este informe.

Descubre a continuación

“Aún estaba vivo”: el estremecedor relato de un médico que sustrajo órganos en China

TE RECOMENDAMOS