‘Hong Kong Resiste’: dibujante utiliza su pincel para apoyar a los manifestantes

Por Eva Fu
01 de Agosto de 2019 Actualizado: 01 de Agosto de 2019

La imagen se ha convertido en un emblema de las protestas de Hong Kong: una joven que sostiene un paraguas amarillo protege a una niña de una lluvia de gases lacrimógenos disparada por la policía antidisturbios.

Las palabras chinas “Hong Kong Resiste”, estampadas en la parte superior del afiche, se han convertido en un llamado a los manifestantes de la ciudad, que ahora llevan meses haciendo manifestaciones a gran escala contra un proyecto de ley de extradición que consideran como otro golpe a la autonomía de la ciudad.

Recientes protestas han visto a multitudes de manifestantes, incluyendo a la popular cantante de cantopop Denise Ho, agitando el cartel y cantando su lema, mientras exigían la retirada total del proyecto de ley.

Ilustrada por el premiado artista de cómic Guo Jingxiong, radicado en Canadá, la imagen fue su forma de apoyar la causa.

Los manifestantes se reúnen antes de una marcha en la estación de ferrocarril de West Kowloon, donde salen trenes de alta velocidad hacia China continental, durante una manifestación contra un proyecto de ley de extradición en Hong Kong, el 7 de julio de 2019. (Hector Retamal/AFP/Getty Images)

“Mientras los veía marchar [a los manifestantes de Hong Kong] en la calle por televisión, sentí que necesitaban algo para sostener en sus manos, así que pensé: voy a hacer algún boceto para ellos”, dijo Guo a La Gran Época.

El ‘último frente’

Guo, que también se hace llamar Daxiong, lleva más de dos décadas en la industria del cómic y es muy popular entre los fans de los cómics chinos y europeos. Es dueño de su propio estudio en Nueva York, llamado Flag Art, y ha ilustrado para cómics como Star Wars Adventures.

El artista, nacido en China continental, dijo que sentía una conexión especial con Hong Kong debido a la cultura especial de la ciudad.

“Pertenezco a la generación nacida después de la Revolución Cultural de China, cuando prácticamente todos los aspectos de la tradición se extinguieron en el continente, salvo la cultura de lucha del Partido Comunista Chino”, dijo Guo.

Este hombre de 43 años dijo que fueron Taiwán y Hong Kong los que preservaron la cultura tradicional china a través de la música y el cine, lo que le permitió conectarse con las tradiciones chinas, una cultura que “conecta a la humanidad con la naturaleza”.

“Hong Kong es el último frente de defensa de la cultura tradicional china”, dijo Guo.

Guo abandonó China en 2008, justo cuando Beijing intensificó su represión contra los disidentes en vísperas de los Juegos Olímpicos, y después que algunas de sus obras de arte que expresaban críticas al Partido Comunista Chino provocaron la ira de las autoridades.

Los manifestantes se reúnen antes de una marcha en la estación de ferrocarril de West Kowloon, donde salen trenes de alta velocidad hacia China continental, durante una manifestación contra un proyecto de ley de extradición en Hong Kong, el 7 de julio de 2019. (Hector Retamal/AFP/Getty Images)

Antes de volar a Estados Unidos con una visa especial para talentos, Guo hizo una parada en Hong Kong, y recordó haber observado elementos de la cultura tradicional de China -como el espíritu de hermandad- en los hábitos y estilo de vida de los residentes.

Desde entonces, el régimen comunista chino intensificó su presión sobre la ciudad, dijo Guo.

“Creo que los hongkoneses viven hoy en día una vida muy comprimida, con un espacio político cada vez más reducido, incluso la lengua cantonesa está a punto de perderse”, dijo Guo.

Con juventud y esperanza

Guo dijo que la magnitud de las protestas en Hong Kong es desconocida para la gente de su generación en el continente.

“Lo que piden los hongkoneses es protestar contra el sistema legal y la integridad del estado de derecho, y lo están haciendo de manera no violenta”, dijo.

Como artista, Guo se sintió obligado a producir obras que estaban del lado de los justos.

“Viendo que todos ellos sostenían mi trabajo en la mano y cantaban las palabras inscritas en el afiche, sentí que estaba haciendo un impacto imperceptible en sus formas de expresión y su dirección”, dijo Guo.

“Me recuerda que debo ser más prudente en mis palabras y no ponerlos en peligro. Los mensajes que entrego deben ser aún más positivos”.

Guo dijo que eligió hacer de los jóvenes el centro de atención de sus obras de arte porque representan un sentido de esperanza.

“Los adultos son maduros, pero hábiles, elocuentes y astutos”, dijo. “La juventud está llena de espíritu, tiene ideales y de búsqueda de la belleza del mundo”.

En el último mes Guo dedicó cinco pinturas a Hong Kong, y con más obras por llegar.

En una de ellas, una niña con un vestido blanco sostiene una flor de bauhinia de color púrpura -el emblema de Hong Kong- y un paraguas amarillo. Ella mira a la policía antidisturbios totalmente preparada frente a ella con una mirada serena. En el fondo está el mensaje: “Me encanta mi Hong Kong”.

Guo dijo que las protestas, en su mayoría pacíficas, son una forma noble para que los hongkoneses “contrarresten la ilegalidad con los principios”.

“El Partido Comunista Chino, como sabemos, está arraigado en la violencia, por lo que ninguna violencia o mentira de ningún tipo en el mundo puede ser su rival, sino que solo se ajustará a sus características y se fusionará con ellas”, dijo Guo.

Añadió que lo que más teme el régimen chino es lo contrario de la violencia: la verdad, la calma y la racionalidad.

Descubre a continuación

El libro que está cambiando China liberando a los chinos del espectro comunista

TE RECOMENDAMOS