Hong Kong sacrificará 2000 mascotas y autoridades chinas dicen que nuevos contagios se deben a paquetes extranjeros

Por Eva Fu
19 de Enero de 2022 11:59 AM Actualizado: 19 de Enero de 2022 11:59 AM

Funcionarios de Hong Kong están sacrificando a miles de hámsteres después de declarar que dichos roedores son responsables de la propagación del COVID-19. Mientras tanto, en China continental, se ha echado la culpa a los embalajes del correo internacional.

China, que es uno de los últimos países que se aferra a un enfoque de tolerancia cero con respecto al virus, está fomentando teorías inusuales sobre el origen de los grupos emergentes de COVID-19, a pesar de las dudas de los expertos extranjeros sobre la probabilidad de tales afirmaciones.

El 18 de enero, Hong Kong ordenó el sacrificio “humanitario” de 2000 hámsters, chinchillas, conejos y otros animales pequeños después de que un control sanitario de los roedores descubriera que 11 eran portadores de la variante Delta de COVID-19. Todos ellos son hámsters importados de los Países Bajos, procedentes de una tienda de animales local en la que un trabajador de 23 años había dado positivo a COVID-19.

Si bien los funcionarios reconocieron que no hay evidencia clara de que los hámsteres puedan transmitir el virus a los humanos, les están diciendo a los dueños de mascotas que compraron hámsteres en cualquier tienda de la ciudad a partir del 22 de diciembre que entreguen a sus animales para sacrificarlos. Aquellos que visitaron la tienda de mascotas después del 7 de enero están sujetos a cuarentena. Las 34 tiendas de mascotas en la ciudad que venden hámsters ahora están cerradas y las importaciones de todos los pequeños mamíferos se han detenido.

Funcionarios de salud de Hong Kong ingresan a una tienda de mascotas para sacrificar animales y desinfectar la tienda, en Causeway Bay, el 18 de enero de 2022. (Sung Pilung/The Epoch Times)

La matanza de mascotas en Hong Kong se produce luego de las estrictas medidas de contención del virus en Beijing, donde las autoridades sugirieron que el correo de Canadá podría haber sido el culpable del primer caso de ómicron en la ciudad.

Los funcionarios de salud de la ciudad notaron cómo la primera paciente con ómicron, una mujer de 26 años, que no había viajado fuera de Beijing recientemente, manejó un paquete enviado desde Canadá a través de Estados Unidos y Hong Kong, antes de desarrollar dolor de garganta dos días después. Han detectado la variante ómicron tanto en el exterior del paquete como en su contenido, así como en otras muestras de correo enviadas desde el mismo origen, dijeron los funcionarios.

El ministro de salud de Canadá, Jean-Yves Duclos, calificó la afirmación de Beijing como “una posición fuera de lo común”.

“Esto es algo no solo nuevo sino intrigante y ciertamente no está de acuerdo con lo que hemos hecho tanto a nivel internacional como nacional dado lo que sabemos sobre la transmisibilidad de ómicron”, les dijo a los periodistas en una conferencia de prensa el 17 de enero.

Los expertos en salud han evaluado que los riesgos de transmisión del virus a través de superficies contaminadas son extremadamente bajos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que el coronavirus en general “necesita un animal vivo o un huésped humano para multiplicarse y sobrevivir y no puede multiplicarse en la superficie de los paquetes de alimentos”.

Promocionar la teoría de que el virus podría haber venido de algún otro lugar que no sea China no es nuevo para las autoridades chinas. En octubre de 2020, Beijing dijo que un brote en la ciudad portuaria de Qingdao se originó a partir de un envío de bacalao importado. En un brote de junio relacionado con un mercado mayorista de Beijing, los funcionarios señalaron que la causa fue el salmón congelado de Noruega, citando una muestra en una tabla de cortar utilizada para procesar el pescado que dio positivo por COVID-19.

En julio pasado, en medio de las tensiones entre India y China, Beijing retuvo más de 1000 contenedores de camarones indios con el argumento de que sus empaques supuestamente contenían residuos del virus.

En un intento por desviar la creciente atención sobre el encubrimiento de Beijing a los orígenes de la pandemia, las autoridades y los medios estatales han presentado constantemente afirmaciones, sin evidencia creíble, de que el virus se originó fuera del país. Luego de una investigación conjunta de la OMS y China sobre el virus en Wuhan, China, el año pasado, las autoridades también han pedido repetidamente que los esfuerzos de rastreo del origen comiencen fuera de China.

Sin embargo, las acciones de control de la pandemia del régimen también han llegado en un momento particularmente sensible para Beijing.

Menos de tres semanas antes de que la capital del país inaugure los Juegos Olímpicos de Invierno, Beijing y las ciudades de China han luchado para acabar con las oleadas de infecciones por COVID-19.

Cientos de infecciones de ómicron han surgido en varias partes de China, incluso cuando los casos de Delta continúan aumentando. Después de que la variante ómicron extendiera su alcance a Beijing el sábado, los organizadores olímpicos suspendieron la venta de boletos al público en general y dijeron que la entrada se reservará solo para un grupo específico de espectadores.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.