Hongkoneses realizan protestas de “Navidad” para renovar sus demandas

Por Annie Wu y Frank Fang
15 de Diciembre de 2019 Actualizado: 15 de Diciembre de 2019

HONG KONG–Los gritos de “cinco demandas, ni una menos” se revertieron en Hong Kong el 15 de diciembre, cuando los manifestantes empujaron sus protestas de seis meses en una plaza pública y en varios centros comerciales.

El domingo, durante la temporada alta de compras antes de Navidad, grupos de manifestantes marcharon por varios centros comerciales gritando consignas e instando a la gente a boicotear a las empresas que apoyan al gobierno de Hong Kong o Beijing.

Por la noche, varios cientos de manifestantes realizaron una vigilia para recordar a un manifestante que murió a las puertas de un centro comercial hace exactamente seis meses, después de desplegar una pancarta de protesta.

Las protestas se produjeron antes de una reunión programada entre la jefe ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, y el líder chino Xi Jinping en Beijing el lunes.

La visita de Lam es la primera desde que su gobierno sufrió una aplastante derrota en las elecciones del consejo de distrito de la ciudad, lo cual provocó especulaciones de que sus reuniones con los principales líderes de Beijing darán lugar a una posible reorganización del gabinete. Sin embargo, Lam pareció ignorar esa sugerencia antes de irse, diciendo que la principal prioridad era restablecer el orden en la ciudad.

La policía despliega gas pimienta durante una protesta en el centro comercial New Town Plaza en Sha Tin, Hong Kong, el 15 de diciembre de 2019. (Philip Fong/AFP a través de Getty Images)
La policía despliega gas pimienta durante una protesta en el centro comercial New Town Plaza en Sha Tin, Hong Kong, el 15 de diciembre de 2019. (Philip Fong/AFP a través de Getty Images)

Los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía antidisturbios ocurrieron en varios centros comerciales por la tarde. Alrededor de las 3:50 pm hora local, se podía ver a los manifestantes vestidos de negro tratando de bloquear una escalera mecánica con letreros de metal pesado dentro del New Town Plaza, un centro comercial ubicado en Sha Tin. En respuesta, los agentes de policía se apresuraron hacia ellos y finalmente arrestaron al menos a cuatro manifestantes vestidos de negro, incluida una mujer que parecía estar en su adolescencia.

Se vio a otro manifestante tratando de ayudar a los arrestados, pero fue forzado a alejarse por policías armados con bastones. La policía amenazó a los transeúntes de no acercarse y dispararon gas pimienta varias veces, golpeando a los locales que no estaban vestidos de negro y a varios reporteros, incluida Hannah Cai, una reportera de la edición de Hong Kong de The Epoch Times.

Cuando la policía escoltó a los arrestados a un área fuera de la salida del metro Shatin, que se encuentra al lado del centro comercial, los residentes se reunieron y le gritaron a la policía que se fueran. Luego, la policía sacó una bandera azul que advierte a las personas de una reunión ilegal, por lo que la policía podría recurrir al uso de la fuerza.

Se podía escuchar a los locales gritando “cinco demandas, ni una menos” y “policía negra” a la policía.

En un momento, los manifestantes y los medios de comunicación rodearon a un guardia de seguridad del centro comercial con una chaqueta amarilla y le preguntaron si había entregado a la policía la ubicación de los manifestantes dentro del centro comercial.

Una niña es detenida por la policía durante una protesta en el distrito de Mongkok en Hong Kong el 7 de septiembre de 2019. (Philip Fong/AFP a través de Getty Images)

Desde entonces, la policía emitió un comunicado diciendo que ingresaron al centro comercial para llevar a cabo “acciones de cumplimiento” en respuesta a los “actos ilegales” de los manifestantes de destrozar tiendas y bloquear las entradas y escaleras con objetos diversos.

En otro centro comercial, Telford Plaza, que se encuentra en Kowloon, la policía disparó spray de pimienta dos veces: la primera vez después de discutir con los residentes locales, y otra vez cuando un local estaba empujando un carrito en la dirección de la policía, informaron los medios locales.

Alrededor de las 5 pm hora local, la policía arrestó al menos a dos manifestantes vestidos de negro dentro de Telford Plaza.

Las protestas en los centros comerciales, que también incluyeron PopCorn ubicado en Tseung Kwan O, Times Square en Causeway Bay y City Plaza en Taikoo Shing, fueron organizadas por internautas locales en una campaña llamada “Christmas Shop”. Llamaron a la gente a cenar en restaurantes “amarillos” al mediodía del 15 de diciembre, antes de acudir a los centros comerciales para ir a “comprar escaparates”, un eufemismo utilizado para protestar.

Los habitantes de Hong Kong han etiquetado las tiendas como “amarillas” o prodemocráticas y “azules” o progubernamentales, en un esfuerzo por ejercer presión económica sobre el gobierno de la ciudad, al tiempo que muestran su determinación de luchar contra la intrusión de Beijing en los asuntos de la ciudad.

Alrededor de las 4:40 pm hora local, alrededor de un centenar de manifestantes se reunieron en City Plaza, donde cantaron Glory to Hong Kong, la canción no oficial del movimiento de protesta en curso.

También en City Plaza, los manifestantes colocaron carteles en las tiendas progubernamentales para instar a la gente a boicotearlos, y se reunieron frente a una cafetería progubernamental, instando a los clientes a no patrocinar el negocio.

En PopCorn, los escaparates de varias tiendas progubernamentales fueron pintadas con spray con la palabra “boicot”.

Reunión

También en la tarde del 15 de diciembre, varios cientos de personas se reunieron para una manifestación en Edinburgh Place en el centro de Hong Kong para mostrar su apoyo a una huelga programada de tres días por el sector de bienestar social de la ciudad.

La huelga, con el objetivo de instar al gobierno de la ciudad a responder a las cinco demandas de los manifestantes, comenzará el 17 de diciembre.

Chen Hung-sau, un trabajador social de la Unión General de Trabajadores Sociales de Hong Kong, habló en la manifestación y dijo que el objetivo de la huelga era quitarle la carga a los jóvenes manifestantes, que en su mayoría han estado en la primera línea del movimiento de protesta.

Un trabajador social de apellido Kwan dijo a la edición de Hong Kong de The Epoch Times que algunos trabajadores sociales han sido testigos de cómo la policía niega los derechos legales de los manifestantes arrestados. Él espera que se pueda iniciar una huelga más impactante en el futuro.

Una mujer de apellido Chan en el negocio de contabilidad estaba escribiendo tarjetas de Navidad para los manifestantes arrestados que aún estaban en la cárcel. Ella dijo entre lágrimas que, aunque no tuvo el coraje de estar al frente de las protestas, estaba agradecida por los jóvenes que lo hicieron.

Al final de la manifestación, la gente gritó una serie de consignas, incluidas “cinco demandas, ni una menos” y “liberen a Hong Kong, la revolución de nuestros tiempos”.

Servicio memorial

Por la noche, cientos de personas asistieron a una vigilia fuera del centro comercial local Pacific Place en Admiralty para rendir homenaje a Marco Leung, un hombre de 35 años que murió el 15 de junio luego de subir al andamio de construcción del centro comercial para desplegar una pancarta denunciando un proyecto de ley de extradición ya retirado.

Personas encienden las luces de su teléfono celular en un servicio conmemorativo fuera del centro comercial local Pacific Place en Admiralty, Hong Kong, el 15 de diciembre de 2019. (Sung Pi Lung/The Epoch Times)

Leung, cuyo fallecimiento fue la primera fatalidad relacionada con la protesta, ha sido aclamado por los manifestantes como mártir.

“Es el primero en haber tomado este camino que no debería haber tenido, debido a esta administración [de Hong Kong]”, explicó a The Epoch Times una mujer de apellido Moon. Llevaba un ramo de origami de flores de papel en sus manos, que según ella tardó aproximadamente una hora en completarse.

“No podemos olvidarlo (…) Lo ayudaremos a recorrer el resto de este camino, para que no se sacrifique en vano”, dijo Moon, y agregó que espera “que él bendiga” el movimiento desde arriba.

La gente enciende sus teléfonos móviles en memoria del manifestante Marco Leung que murió el 15 de junio, en un monumento conmemorativo de seis meses fuera del centro comercial Pacific Place donde murió, en Admiralty, Hong Kong el 15 de diciembre de 2019. (Philip Fong/AFP a través de Getty Images)

La gente hizo cola en una larga fila para colocar flores en un monumento improvisado, que también estaba adornado con velas y una pancarta amarilla que decía: “Policía negra, sangre fría”.

La gente deposita flores en un servicio conmemorativo fuera del centro comercial local Pacific Place en Admiralty, Hong Kong, el 15 de diciembre de 2019. (Sung Pi Lung/The Epoch Times)

Algunos asistentes doblaron grullas de papel mientras estaban sentados en la acera, mientras que otros cantaron el himno “Canta Aleluya al Señor”.

Una adolescente de 16 años que solo le dio su apellido Wong estaba viendo un video online para doblar flores de papel. Ella dijo que la muerte de Leung “permitió que muchas personas se despertaran (…) para ver claramente que este gobierno puede empujar a alguien a morir”.

La gente dobla grullas de papel en un servicio conmemorativo fuera del centro comercial local Pacific Place en Admiralty, Hong Kong, el 15 de diciembre de 2019. (Sung Pi Lung/The Epoch Times)

El día después de la muerte de Leung, aproximadamente dos millones de personas marcharon por las calles para pedir la retirada total de la ley.

Ella lamentó que él perdiera la vida, junto con otros manifestantes que supuestamente se suicidaron, calificando el trauma emocional de “crisis humanitaria”.

Y aunque admitió que no era optimista de que el gobierno cumpliría con las cinco demandas, dijo que la clave era que todos estaban haciendo lo mejor que podían. “Mientras tengamos esperanza, porque ha participado mucha gente, especialmente los jóvenes, que son el futuro (…) No sabemos si será exitoso, pero al menos no terminará”.

Una mujer de mediana edad de apellido Yang también dijo que los habitantes de Hong Kong deberían estar “mentalmente preparados para una batalla a largo plazo”, y agregó que esperaba que los gobiernos extranjeros pudieran presionar al régimen chino sobre el tema de Hong Kong. “Espero que la comunidad internacional pueda prestar atención a Hong Kong”, dijo.

Video relacionado

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS