Hongkoneses temen violaciones a los DD.HH. y torturas bajo la Ley de Seguridad Nacional de Beijing

Por Frank Fang
22 de Junio de 2020
Actualizado: 22 de Junio de 2020

La ley de seguridad nacional, propuesta por Pekín para Hong Kong, ha provocado nerviosismo en la ciudad gobernada por China.

Después de que un abogado de derechos humanos de origen chino revelara, durante una entrevista a los medios de comunicación, cómo fue torturado mientras estaba detenido en China continental, los activistas y abogados de Hong Kong empezaron a temer que las personas de Hong Kong puedan enfrentar un trato similar, si son declarados culpables de violar la ley de seguridad nacional.

El Congreso Nacional del Pueblo (APN) de la legislatura títere de china adoptó la ley el 28 de mayo, después de una votación ceremonial. La ley penalizaría a quienes participan en actividades relacionadas con la subversión, la secesión, el terrorismo y la interferencia extranjera en la ciudad gobernada por China. Se implementará después de que el comité permanente de la APN finalice la redacción de la ley.

La tortura de Wang

El abogado de derechos humanos, Wang Quangzhang, fue liberado a principios de abril después de cumplir una condena de 4.5 años por “subvertir el poder del estado”. Es conocido por defender a los activistas locales y seguidores del grupo espiritual Falun Gong, una práctica de meditación que ha sido severamente perseguida por el régimen chino desde 1999.

Wang reveló recientemente al medio de comunicación japones, Kyodo News, cómo fue torturado, relatando lo que vivió mientras estaba detenido en una prisión de la ciudad china de Tianjin, entre septiembre de 2015 y enero de 2016.

Fue arrestado en julio de 2015, como parte de una ofensiva nacional contra cientos de activistas y abogados.

Reveló que se le prohibió darse la vuelta cuando dormía, mientras dos policías armados lo vigilaban las 24 horas.

A veces se vio obligado a permanecer de pie durante 15 horas seguidas mientras mantenía las manos en alto.

Relató cómo fue abofeteado en la cara durante horas, después de lo cual se vio “obligado a aceptar una declaración jurada, declarando que trató de subvertir al gobierno al recibir fondos del extranjero”.

También recordó que fue presionado “como un cerdo” durante un juicio a puerta cerrada en diciembre de 2018, después de gritar en protesta por la falta de estado de derecho en China. Al mes siguiente, fue sentenciado a cuatro años y medio de prisión, incluido el tiempo que pasó en prisión preventiva.

Wang le dijo a Kyodo News que su caso demostró que el procedimiento judicial en el que fue sometido en China fue “descuidado” y que las autoridades policiales y judiciales no respetaron la ley.

Reacciones de Hong Kong

Jimmy Lai, un activista local y fundador del periódico prodemocrático Apple Daily, dijo en un tweet que “Lo que le pasó a Wang nos pasará a todos los amantes de la paz y la libertad #HKers. No debemos dejar que #HK siga este camino”.

En una publicación en su cuenta oficial de Twitter, el partido prodemocrático de Hong Kong, Demosistō, destacó que las autoridades chinas extrajeron una confesión de Wang al torturarlo.

“En nombre de #NationalSecurityLaw, #Beijing extiende su régimen de cárcel negra a #HK”, escribió Demosistō, especulando que esto podría suceder en Hong Kong después de que se implemente la ley de seguridad nacional.

Patrick Poon, un investigador independiente de derechos humanos de Hong Kong, tuiteó el lunes que la forma en que fue tratado Wang fue “triste e indignante”.

“Vea cómo China detuvo y torturó a un abogado acusado de ‘subvertir el poder estatal’, un delito de seguridad nacional”, escribió Poon.

El medio de comunicación estatal de China, Global Times, en un artículo del 21 de junio, que cita a observadores no identificados, y otro artículo publicado al día siguiente, que cita al único representante de Hong Kong ante el comité permanente de la APN, Tam Yiu-chung, sugirieron que la ley se aprobaría formalmente antes del 1 de julio, después de que el comité concluya una reunión de tres días que comenzaría el 28 de junio.

El lunes, Tam dijo a los medios locales i-Cable News que la ley plantea la posibilidad de que los acusados puedan ser extraditados a China continental y ser juzgados en tribunales chinos, en circunstancias muy especiales.

Durante el fin de semana, el comité permanente de la APN reveló más detalles sobre la ley, incluyendo que otorgaría al máximo funcionario de Hong Kong el poder de nombrar jueces, en casos relacionados con la seguridad nacional de China.

El presidente de la Asociación de Abogados de Hong Kong, Philip Dykes, expresó su preocupación por esta disposición mientras hablaba con Reuters, y señaló que tales poderes reducen el núcleo de la independencia judicial de Hong Kong, que está protegida por la mini constitución de la ciudad, la Ley Básica.

Sigue a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

El Método del PCCh: El plan mundial del Partido Comunista Chino –el coronavirus es la última alarma

TE RECOMENDAMOS