Hospital de Edmonton amenaza con sacar de lista de espera a paciente si no recibe vacuna anti-COVID

Por Andrew Chen
05 de Septiembre de 2021
Actualizado: 05 de Septiembre de 2021

El Hospital de la Universidad de Alberta amenazó con sacar de la lista de donantes a una paciente terminal que requiere un trasplante de pulmón. La amenaza condiciona a la mujer a vacunarse contra el COVID-19, dice una organización legal que representa a la paciente.

Annette Lewis, una mujer de 56 años que tiene fibrosis pulmonar idiopática (una enfermedad terminal) en ambos pulmones, ha estado esperando un trasplante durante más de un año. Sin el trasplante, Lewis no sobrevivirá, ya que su capacidad pulmonar se ha reducido a solo un 40 por ciento hasta hace dos meses, según el Centro de Justicia para las Libertades Constitucionales (JCCF), una organización legal no partidista que representa a Lewis.

En una carta fechada el 9 de agosto, el Hospital de la Universidad de Alberta, ubicado en Edmonton, le informó a Lewis que no puede recibir el trasplante de pulmón sin recibir la vacuna anti-COVID, según la JCCF. El 2 de septiembre, en una conversación telefónica con un miembro del equipo del Programa de Trasplantes de Pulmón del hospital, se le dijo a Lewis que ella era la “número dos” en la lista de donantes y se le informó nuevamente que debía vacunarse para obtener el trasplante, agregó la JCCF.

En una grabación de la conversación telefónica, que se le dio a la JCCF, un médico del programa de trasplantes de pulmón le dijo que “todos nuestros pacientes antes del trasplante deberán recibir la vacuna anti-COVID” y que la retirarían de la lista de donantes si se negaba a vacunarse.

“Si no recibo la vacuna, no voy a recibir el trasplante, y todos sabemos cuál es el resultado final para mí”, dijo Lewis. Explicó que le preocupa que la vacuna afecte negativamente sus pulmones, según la JCCF.

Lewis le dijo al médico que está preocupada por los efectos secundarios de las vacunas anti-COVID, que no están completamente aprobadas por el Ministerio de Salud de Canadá, pero están autorizadas bajo una “orden provisional”, dijo la JCCF. Los ensayos clínicos para las vacunas anti-COVID, incluidos los creados por Pfizer-BioNTech y Moderna, están en curso.

Según la JCCF, Lewis ha cumplido con la solicitud del equipo del programa de trasplantes de pulmón de volver a recibir vacunas para enfermedades contra las que ya había sido vacunada en su infancia, pero se muestra reacia a recibir las vacunas anti-COVID, las cuales aún son experimentales.

En Estados Unidos, las vacunas anti-COVID han provocado cerca de 7200 muertes entre diciembre de 2020 y junio de 2021, según el Sistema de notificación de eventos adversos de vacunas de EE.UU.

El Ministerio de Salud de Canadá ha actualizado varias veces el etiquetado de ciertas vacunas anti-COVID para advertir sobre posibles efectos adversos, que incluyen coagulación sanguínea, miocarditis, pericarditis y parálisis de Bell.

El 2 de septiembre, la JCCF escribió una carta de demanda legal a la Dra. Rhea Varughese, neumóloga del equipo de trasplante de pulmón y profesora adjunta del Departamento de Medicina de la Universidad, en la que pedía que se eximiera a Lewis de la exigencia de la vacuna anti-COVID y que permaneciera en la lista de donantes de doble trasplante de pulmón.

“La conducta de su equipo al darle a la Sra. Lewis un ultimátum de esta naturaleza es coercitiva y poco ética. Amenazar el acceso de un paciente a un tratamiento médico que le salve la vida si no accede a su demanda de participar en un tratamiento experimental, que se sabe que puede causar efectos secundarios graves, incluida la discapacidad permanente y la muerte, es perturbador”, dijo Allison Kindle Pejovic, una abogada de la JCCF.

“Si la Sra. Lewis es retirada de la lista de trasplantes, morirá. Se trata de una grave violación de su libertad de elección. Tener que elegir entre tomar una vacuna experimental que no quiere, o una muerte segura, no es una opción”.

The Epoch Times se puso en contacto con el Hospital de la Universidad de Alberta y le dijeron que se pusiera en contacto con los Servicios de Salud de Alberta (AHS) para que ofrecieran comentarios al respecto. El AHS no había respondido en el momento de esta publicación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS