Hospitales en ciudad china no pueden cumplir con responsabilidades de pruebas masivas de PCR: Documento

Por Kelly Song
31 de Marzo de 2022 3:19 PM Actualizado: 31 de Marzo de 2022 3:19 PM

La política de reducción a cero COVID-19 de China ha desencadenado una nueva ronda de cierres draconianos junto con pruebas PCR masivas a decenas de millones de personas. Una agencia gubernamental en la ciudad de Qingdao, provincia de Shandong, realizó una encuesta telefónica encubierta a 77 hospitales en la ciudad que anuncian una variedad de servicios de pruebas de PCR. Los resultados fueron mucho más bajos de lo esperado. Un tercio de los hospitales ni siquiera contestó a las llamadas telefónicas.

The Epoch Times obtuvo un documento filtrado de la Comisión de Salud de Qingdao, con fecha el 28 de febrero de 2022, que decía que la Comisión realizó varias rondas de llamadas telefónicas a 77 hospitales de la ciudad para comprobar si podían brindar los servicios de pruebas de PCR que anunciaban. Veinticinco hospitales no pudieron ser contactados a través de sus números de servicio al cliente publicados. Ninguno de los hospitales que atendieron las llamadas pudo brindar todos los servicios que prometían.

Los servicios anunciados incluyen pruebas de 24 horas, muestreo combinado, resultados proporcionados en 6 horas, reportes en inglés, reportes digitales, cita para la prueba y otros.

El documento concluyó que “los hospitales no cumplieron con sus responsabilidades de las pruebas de PCR y las agencias de control han sido demasiado indulgentes” al seguir las pautas de pruebas de PCR.

Foto de la época
Un documento filtrado de un informe de la Comisión de Salud de Qingdao, provincia de Shandong. (Captura de pantalla a través de The Epoch Times)

Se anuncia como la solución

La “Pauta para las pruebas PCR masivas de COVID-19” de la Comisión Nacional de Salud de China determina que las ciudades con menos de 5 millones de habitantes deben completar las pruebas masivas en un plazo de 2 días, y las ciudades con más de 5 millones deben completarlas en 3 días.

Desde el año 2000, los medios de comunicación estatales chinos y los trabajos de investigación académicos elogiaron a las pruebas masivas de PCR como la estrategia que mantuvo a China “casi libre de COVID”.

Un artículo de investigación publicado en Nature Medicine en abril de 2021, por autores del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, dijo que la primera evaluación masiva en toda la ciudad se completó entre el 14 de mayo y el 1 de junio de 2020 en la ciudad de Wuhan, donde se realizaron pruebas a casi 10 millones de personas.

El artículo también afirmaba que 10.9 millones en la ciudad de Qingdao se sometieron a las pruebas entre el 11 y el 16 de octubre de 2020.

Un artículo de Xinhua, el medio estatal oficial chino, fechado al 15 de octubre de 2020, elogió la capacidad de Qingdao para realizar las pruebas a 10 millones de personas en 5 días.

Aunque Qingdao se ha presentado como el modelo de pruebas masivas de PCR, el estudio de 2022 realizado por su propia agencia muestra que ninguno de sus 77 hospitales es capaz de cumplir con las responsabilidades de las pruebas que prometen. Estos hospitales van desde grandes hospitales generales públicos hasta clínicas de distrito.

Instalaciones saturadas

Debido a la gran demanda, todos los niveles del gobierno local han solicitado instalaciones de prueba de terceros para gestionar más pruebas de las que tienen capacidad.

Un artículo publicado el 14 de febrero por el medio de comunicación chino Caixin afirma que los proveedores de pruebas de terceros cuentan con personal y equipos limitados, y que la enorme cantidad de pruebas ejerce una gran presión sobre ellos, por lo que han tenido que inventarse los resultados de las muestras que no se han analizado.

El analista político Tang Jingyuan dijo que las pruebas masivas son el núcleo de la política de reducción a cero COVID del régimen chino y han sido muy politizadas. Realizar las pruebas a millones o decenas de millones de personas en un breve lapso de tiempo es prácticamente imposible, pero como está vinculado a los puestos de trabajo de los responsables, las trampas son inevitables.

Sean Lin, microbiólogo y exdirector de laboratorio del Instituto de Investigación del Ejército Walter Reed, dijo a The Epoch Times que, para empezar, las pruebas masivas no son factibles. No solo desperdicia una gran cantidad de suministros médicos, sino que también desgasta al personal médico.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.