Dos huérfanos chinos inseparables se reúnen después de ser adoptados por familias que viven cerca

Por La Gran Época
22 de Mayo de 2019 Actualizado: 28 de Mayo de 2019

Estos dos huérfanos eran tan inseparables, que se decían hermano y hermana en China. En un caso de suerte, los dos viven ahora en su nuevo vecindario en el norte de Texas, después de haber sido adoptados por familias de crianza que viven separadas por cinco minutos.

A una edad muy temprana, Dawson y Hannah se conocieron en el orfanato chino de Changsha, donde pasaron sus primeros años de vida. Sin el calor de la familia y el amor de los padres, se acercaron y se vieron como una familia.

Hannah fue tristemente abandonada debido a un labio leporino, y Dawson debido a una condición que causa exceso de líquido en su cerebro.

Después de viajar a Changsha en octubre del 2015 para recoger a Hannah, de 3 años, Sharon y Andy Sykes, que tienen dos hijos propios, vieron a Dawson, de 2 años (formalmente llamado Levi). Se dieron cuenta de lo cerca que estaban los dos, siempre juntos, incluso tomados de la mano.

“Cuando visitamos el orfanato y vi su comportamiento, pensé: ‘Dios mío. No podemos dejar a este niño en China'”, recuerda Sharon, según Fox 4.

Aunque la pareja había venido por Hannah, el mejor amigo de la niña pesaba mucho en sus corazones.

“No podía dejar de pensar en él”, dijo Sharon a CBS News.

A su regreso a Texas, conocieron a un par de amigos en Chick-Fil-A, Chris y Amy Clary. Los Clarys tenían tres hijos propios, y no tenían intención de adoptar, pero….


…una mirada a la foto del joven Dawson, que había sido subida a la página de Sharon en Facebook, y sin mucho tiempo para considerarlo, con una corazonada, los Clary se decidieron.

“Me fui por 45 segundos, tal vez fueron dos minutos, y entonces, Amy dijo: ‘Vamos a adoptar a este niño’. Sólo dije que sí”, dijo Christopher.

El Sr. y la Sra. Clary viven muy cerca de la casa de los Sykeses en Lewisville, y ambas familias asisten a la misma iglesia. El arreglo no podría ser mejor.

Once meses después de que Hannah fue adoptada por los Sykeses y voló a los Estados Unidos, su amiguito, Dawson, fue adoptado por los Clarys y viajó en avión para reunirse con ella.

Los Clary habían volado a China para recogerlo en agosto y aterrizaron juntos en el Aeropuerto Internacional de Dallas-Fort Worth, en septiembre del 2016.

Después de que Dawson y su nueva familia salieron por las puertas de salida, el pequeño hizo contacto visual con Hannah y los dos estaban encantados.

“Estaba tan emocionada. Estaba tan mareada”, dijo Amy, la madre adoptiva de Dawson, en Good Morning America. “Él corrió hacia ella y la abrazó y ellos rodaron hasta el suelo”.

“Deben haberse abrazado 400 veces”, agregó. “Se abrazaban y se mareaban tanto que se caían”.

La madre de Hannah, Sharon, bromeó: “Eso duró como 20 minutos”.

Mientras que la adopción de niños es una bendición para ellos, también lo es para las familias de acogida. “Nuestras vidas han sido tan bendecidas”, dice Sharon, añadiendo que se sienten enriquecidas por la experiencia.

“No es realmente lo que estamos haciendo por estos niños. Es lo que están haciendo por nosotros”, comentó Andy.


Qué fantástica historia para sentirse bien. Hoy, tanto Hannah como Dawson están disfrutando de la vida con sus propias familias amorosas, y permanecen en estrecho contacto.

En una actualización sobre la condición de Dawson, Amy escribió en su facebook: “Dawson tuvo su resonancia magnética de seguimiento hoy y nos reunimos con el neurocirujano. Nos dijo que todo se ve muy bien y que no tenemos que volver a verla durante un año para un chequeo”.

Mira el video a continuación:

Cuando es el turno de papá de cuidar a los niños

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS