Hyundai sigue apostando a los sedanes con el excelente Sonata

Por Roger Rivero
16 de Junio de 2020
Actualizado: 16 de Junio de 2020

La disposición de Hyundai de entregar un formidable sedán, como el nuevo Sonata, me ha recordado una de las canciones más conocidas del roquero argentino Fito Páez: “Yo vengo a ofrecer mi corazón”. En tiempos en que los fabricantes se deshacen de los sedanes en favor de los SUV más rentables, amparados por las tendencias de mercado que ellos mismos han ayudado a crear, Hyundai nos presenta esta propuesta difícil de desaprobar. Con un sedán tan completo, el fabricante coreano parece proclamar al segmento de los sedanes: tranquilos, “yo vengo a ofrecer mi corazón”.

Desde afuera y por dentro

En el mercado norteamericano desde el 1988, el Hyundai Sonata vio su primer resurgir en el 2010, cuando estrenaron el estilo “Fluidic Sculpture” o Escultura fluida, que unido a un valor sólido ayudaron a mover sus ventas hacia el grupo dominante en su clase.

Con el actual rediseño, Hyundai parece crear igual algarada. Llaman a su nuevo lenguaje “Deportividad sensual” o “Sensuous Sportiness”, y se espera que los elementos aquí presentados gradualmente llegarán a otros modelos del fabricante. El 2020 Sonata es un automóvil que tiene un gran atractivo visual con un solo problema: las fotos no le hacen justicia.

Cada vez que lo miro, encuentro algo nuevo que me gusta. Diferentes elementos te golpean dependiendo de dónde te encuentres. Caminando alrededor del automóvil, descubres cómo las diferentes líneas y su escultura inteligente parecen cambiar la forma del diseño ante nuestra mirada.

La nariz erguida del modelo anterior desaparece, para dar paso a un capó largo y estilizado que se reduce gradualmente, evocando el diseño a lo Aston Martin. La rejilla de forma, textura y tamaño algo dramático, está enmarcada por tiras de luces LED boomerang. Esta rejilla posiblemente sea el único punto polémico en el diseño exterior del auto. Hyundai sella el capó con líneas de carácter profundas, como para subrayar el drama.

Uno de los detalles más innovadores son las luces de marcha diurnas. Las tiras de luces LED aparentan cintas de cromo que ruedan sobre todo el capo y circunvalan los laterales cuando el auto no está en marcha. Pero cuando las luces están encendidas, proporcionan una increíble y elegante configuración que es muy única en la apariencia de los autos actuales. Un toque distintivo que Hyundai no escatima, y regala a lo largo de toda la escala de su sedán Sonata.

El interior del automóvil ofrece un rediseño agradable, apartado del faroleo exterior. La mayor parte de la influencia de la cabina proviene del emblemático SUV Palisade, incluido el sistema de información y entretenimiento con pantalla táctil de 10.2 pulgadas, el estupendo grupo de indicadores digitales opcionales de 12.3 pulgadas y el selector de marchas agrupado en botones.

En los niveles de equipamiento de primer nivel, el Sonata viene cargado con asientos y volante forrados en cuero, sistema de sonido Bose, techo solar panorámico e iluminación interior LED. Pero, incluso sin todas estas exquisiteces, la cabina del Sonata está libre de plásticos duros, a excepción de la consola central inferior, e incorpora buenos materiales suaves al tacto. A pesar de la inclinación de la línea del techo, hay suficiente espacio para la cabeza para la gran mayoría de los pasajeros, aunque el espacio para las piernas en el asiento trasero se reduce ligeramente de la generación anterior en menos de una pulgada para un total de 34.8.

Equipamiento y seguridad

La Sonata de base SE viene con pantalla de 8 pulgadas con Apple CarPlay y Android Auto estándar. En los siguientes acabados hasta el Limited, se encuentra una de alta resolución de 10.2 pulgadas. Delante del conductor se encuentra un grupo de medidores reconfigurables en una pantalla de 12.3 pulgadas similar al encontrado en el Palisade, que incluyen visualización de los puntos ciegos por una cámara de excelente resolución cuando se colocan los indicadores.

Las perillas y botones físicos en el tablero son escasos, e incluyen una para el control de volumen y algunos ajustes para la configuración del clima. Estos últimos son en mi opinión un excelente ejemplo a seguir por otros fabricantes (¿Lexus?) por su tamaño, diseño y disposición.

El sistema de info-entretenimiento funciona bastante bien, con respuestas inmediatas a las entradas táctiles y menús bien organizados.

Las características de asistencia al conductor estándar en el rediseñado 2020 Sonata incluyen control de crucero adaptativo, advertencia de colisión delantera con detección de peatones, frenado automático de emergencia, faros delanteros automáticos, advertencia de salida de carril, asistencia de mantenimiento de carril, asistencia de rastreo de carril, monitoreo de atención del conductor y una cámara de visión trasera. Nada mal para un auto que tiene precio inicial inferior a las $24,000 dólares.

Las características de seguridad activa opcionales incluyen monitoreo de punto ciego, frenado automático en reversa, cámaras de punto ciego, un sistema de cámara de estacionamiento con vista envolvente, una pantalla frontal y sensores de estacionamiento delantero y trasero.

También es opcional la asistencia de estacionamiento remoto, algo que de seguro ha visto en algún que otro comercial y opción que no está presente prácticamente en ningún automóvil actualmente. Solo autos costosos como BMW de la serie 7 o Teslas la ofrecen.

En la carretera

Si hay algo que falta a la nuevo Sonata es algo más de poder, aunque se rumora que no será por mucho tiempo. Al parecer Hyundai pone a punto una versión “N-Line” de mayor rendimiento, con motor turbo cargado de 290 caballos. En la actualidad el Sonata puede conseguirse con un motor turbo de 1.6 litros de 180 caballos de potencia, o el nuevo 2.5 litros de 191 caballos que reemplaza al motor anterior de 2.4. Este motor viene con los últimos avances para aumentar su eficiencia. Con una calificación de economía de combustible en manejo combinado de 33 millas por galón o 7.13 litros cada 100km, este sedán se mueve casi hasta la parte superior del segmento.  Hyundai sigue esquivando las transmisiones continuas o CVT, y dota a todos los Sonatas con una transmisión automática convencional de ocho velocidades.

El aspecto exterior agresivo del Sonata no articula bien con su rendimiento nada deportivo. Alrededor de las esquinas, se siente algo “flotante”. El rodamiento del cuerpo en curvas cerradas no es excesivo, pero tampoco completamente controlado, y aunque cambiando el automóvil al modo de manejo Sport reafirma algo la dirección y aviva la marcha, el chasis todavía se siente demasiado liviano para proporcionar buena retroalimentación al conductor. Quizás esta aparente sobriedad en el manejo sea por diseño, y Hyundai reserve la buena dinámica de conducción para el próximo modelo N-Line.

Donde la Sonata escasea de deportividad, lo compensa con comodidad. La calidad de conducción es excelente, incluso en algunas carreteras menos que ideales. El motor es silencioso y el chasis se siente considerablemente sólido, lo que se traduce en un paseo apacible.

Para escoger

El Hyundai Sonata 2020 viene en cuatro versiones: SE, SEL, SEL Plus y Limited. Los modelos SE y SEL vienen de serie con un motor de cuatro cilindros y 2.5 litros y 191 caballos de potencia, mientras que los SEL, Plus y Limited cuentan con un motor de cuatro cilindros y 180 caballos. El más barato SE viene con excelentes prestaciones por $ 23,400 dólares. El siguiente nivel SEL trae precio de $ 25,500 y se le pueden agregar paquetes de mejoras, como el de Conveniencia por $ 1,200 o el paquete Premium por $ 1,850 que requiere del paquete de Conveniencia y agrega asientos de cuero, ventana panorámica en el techo y el excelente sistema de audio Bose entre otros.

El más caro y equipado de los Hyundai Sonata es el Limited, que puede adquirirse por $ 33,300 dólares.

El Toyota Camry, Honda Accord, Mazda 6, Subary Legacy, Nissan Altima o su primo hermano Kia Optima son algunos de sus competidores.

Concluyendo

El rediseñado 2020 Hyundai Sonata tiene un diseño distintivo y tecnología de vanguardia, que lo diferencia de sus rivales en el segmento de los sedanes medianos. Es silencioso, cómodo y tan satisfactorio para conducir como le exigiría un comprador a cualquier automóvil de su clase. Los sedanes quizás estén escaseando en las autopistas norte americanas, pero Hyundai sigue apostando por ellos con productos que merecen una seria mirada.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS