Hyundai Venue, más de lo que esperábamos

Por Roger Rivero
24 de Marzo de 2020 Actualizado: 24 de Marzo de 2020

Hyundai agrega un nuevo miembro a su familia, el pequeño crossover Venue. Lo de “pequeño” no es un eufemismo, pues este es uno de los autos más pequeño del mercado. Lo de “crossover” pues casi que una exageración, pues este auto más bien un hatchback alto que sabe disimular muy bien sus dimensiones.  Para los que no lleven cuenta, con el Venue ya suman 7 los SUV crossovers en la alineación Hyundai, desde el opulento Palisade hasta este pequeño debutante.

Desde afuera y por dentro

Los diseñadores de Hyundai se han convertido en expertos en la creación crossovers de aspecto adorable. Las proporciones del Venue son similares a las del Nissan Kicks, pero con el aspecto plano, rechoncho y cuadrado que ha sido efectivo para darle al Palisade, su mayor SUV, una ligera apariencia todoterreno. La rejilla hexagonal de sustancial tamaño y el brillante realce de los elementos divisorios, le dan a la nariz una postura y actitud mucho más pugnaces de lo que cabría esperar para un auto de este tamaño.

Es difícil hacer que dimensiones tan pequeñas parezcan robustas o imponentes, pero para mí, el Venue tiene más éxito que sus rivales.

A pesar de sus pequeñas dimensiones, el Venue tiene una cabina espaciosa para su tamaño. Los asientos delanteros tienen buen soporte y el espacio es suficiente, incluso para personas altas y de piernas largar. El acomodo trasero también es amplio, pero no espere extender las piernas a todo lo largo como si viajara en un SUV de tamaño completo.

El diseño no es particularmente llamativo, pero el interior está bien ensamblado y reforzado por una apariencia resistente y un grupo de indicadores en el salpicadero bastante atractivos. Los modelos base no tienen un apoyabrazos central, pero aun así, la cabina Venue es un lugar agradable para pasar tiempo. El uso del espacio es admirable, pues con 19 pies cúbicos de espacio de carga, este Venue puede acomodar más de lo que desde el exterior juzgaría. El compartimento de la rueda de repuesto enseña también buenas opciones para esconder de la vista objetos valiosos.

Equipamiento y seguridad

Cada 2020 Venue viene con una pantalla táctil de 8.0 pulgadas fácil de usar, con Apple CarPlay y Android Auto. El sistema de info-entretenimiento tiene menús atractivos que responden rápidamente a las entradas. Los que buscan navegación incorporada con actualizaciones de tráfico en tiempo real pueden tenerla en los modelos SEL y Denim. El Venue viene de serie con advertencia de colisión frontal, frenado automático de emergencia con detección de peatones, advertencia de abandono de carril y asistencia de mantenimiento de carril.

Hay dos características de seguridad opcionales: advertencia de colisión de punto ciego y advertencia de colisión de tráfico cruzado trasero. Hay un solo puerto USB en el modelo base, y si desea dos, tendrá que elegir al menos el nivel de equipamiento SEL.

En la carretera

Solo hay una opción de motor en el Venue. Es uno de cuatro cilindros y 1.6 litros, capaz de generar 121 caballos de fuerza y ​​113 lb/ft de torque.  Hay una opción de transmisión manual para el modelo base. El resto se acopla a una CVT o transmisión variable continua, que, aunque lo intenta, no es tan buena simulando el comportamiento de una transmisión regular como hemos encontrado en contados modelos de la competencia.

El Venue no es particularmente presuroso para incorporarse a las autopistas, subir colinas empinadas y acelerar desde una parada cuando necesitas alcanzar velocidad con premura. Sin embargo, se siente bastante alegre en las carreteras rurales planas y dentro de la ciudad.

Como es el caso con muchos autos pequeños y económicos, el Venue deja pasar algunas de las imperfecciones de la carretera a la cabina, pero en general, si no te encuentras con un bache demasiado grande, todo transcurre con normalidad.  La conducción es animada dentro de la ciudad, donde es muy fácil encontrar estacionamiento o maniobrarlo en espacios pequeños gracias a su diminuto tamaño.

El selector de tipos de conducción ubicado en el centro da la opción de manejo Eco, Sport y Nieve. Poca diferencia entre los dos primeros notamos, y no llegamos a aventurarnos en un viaje a la montaña para probarlo en la nieve, entre otras cosas, por la carencia de opción de tracción total en cualquiera de los terminados.

En la gasolinera

Se espera que el Hyundai Venue obtenga 32 mpg (millas por galón) en manejo combinado que son 7.35 litros por cada 100 kilómetros.

Para escoger

Se podría pensar que Venue es como un Hyundai Kona ligero, ya que ambos son SUV crossover subcompactos (en la realidad nadie va a llamar al Venue un hatchback). La realidad es algo más complicada. Los dos vehículos están construidos en diferentes plataformas. El Venue es más un tipo de reemplazo para el hatchback Hyundai Accent, que desapareció en el 2018. El Kona es un SUV premium de bajo costo y el modelo de entrada cuesta $ 2,750 más que el Venue SE base.

Este modelo de entrada, el SE solo cuesta $17,350 con transmisión manual y $18,550 con una CVT, esto incluyendo los gastos de envío, que son altos, pues el auto es producido en Korea. El Venue SEL, en los $20,370 puede que sea la opción correcta a menos que realmente desee la transmisión manual.

Le puede agregar al SEL el paquete de conveniencia por $1,150, con detección de punto ciego, alerta de tráfico cruzado trasero, techo solar eléctrico y reposabrazos deslizante.

El paquete SEL “Premium” requiere del paquete de conveniencia, y por $1,750 dólares adiciona navegación, radio satelital, asientos delanteros y espejos laterales con calefacción, luces de marcha LED, llantas de aleación de 17 pulgadas y entrada sin llave, elevando el costo total a poco menos de $23,000 dólares.

El Venue Denim en los $23,170 trae pintura exclusiva azul y un techo blanco, tapicería azul y las características de SEL con los dos paquetes disponibles. Hay cero opciones o colores de pintura para elegir al Denim, lo que reafirma nuestra recomendación sobre el SEL.

El vecindario

Tal parece que Hyundai tiene en la mirilla al Nissan Kicks. Ha preciado el Venue por debajo de este, y le ha dotado de algo que el Kicks carece, una transmisión manual. Otros competidores en la categoría de SUV Sub compactos son el propio Hyundai Kona, Mazda CX-3, Ford EcoSport, Jeep Renegade, Kia Soul o el Honda  HR-V.

Concluyendo

Hyundai ya ha tenido un éxito masivo con el Kona, con más de 73,000 unidades vendidas el pasado año, y ahora busca capitalizar la buena fortuna a un precio incluso más bajo. Los fabricantes saben que millones de compradores cada año terminan adquiriendo modelos usados, y Hyundai levanta bandera (y no blanca) para llamarles la atención sobre un auto nuevo, económico, con prestaciones abundantes y una garantía a prueba de bala. No hay necesidad de preguntarle a la bola mágica de cristal si el nuevo Hyundai Venue va a ser una “súper estrella” de ventas. La respuesta la sabemos.

TE RECOMENDAMOS