Identifican un analgésico comparable con la morfina pero sin efectos secundarios

23 de Agosto de 2016 Actualizado: 23 de Agosto de 2016

Un estudio publicado en la revista Nature, realizado por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, la Universidad de California, la Universidad de Carolina del Norte y la Universidad de Friedrich Alexander de Alemania identificaron por primera vez un analgésico comparable a la morfina, pero sin riesgo de adicción y sobredosis.

El trabajo contó con el apoyo del Gobierno estadounidense y finalizó con el desarrollo de un nuevo compuesto, que por el momento no tiene nombre comercial y se le conoce como PZM21, y ha demostrado su efectividad a través de un experimento con ratones que no mostró los efectos secundarios de la morfina. En los animales estudiados no se encontraron signos de adicción, ni afectación del ritmo respiratorio, así como tampoco estreñimiento y por el contrario mostró un efecto calmante es más duradero que la morfina.

Los investigadores comprobaron que las ratas pasaban más tiempo en cámaras con morfina, mientras que no observaron el mismo comportamiento ante inyecciones del nuevo opioide.

Desarrollo

Según reporta Muy Interesante para desarrollar este compuesto los investigadores decidieron, en vez de tratar cambiar la estructura de la morfina para eliminar sus efectos negativos, intentar desarrollar un nuevo opioide desde cero, a través de la información sobre la estructura del receptor de la morfina en el cerebro (receptor opioide mu).

Lo que hicieron fue combinar “la información estructural del receptor opioide con una técnica informática llamada “acoplamiento molecular” que permitió toda suerte de experimentos virtuales (unos 4 billones de experimentos) para encontrar moléculas que se ajustaran al receptor y activaran la señalización para reducir la percepción del dolor sin activar la proteína arrestina beta 2, responsable de problemas respiratorios y estreñimiento asociados al uso de opioides”.

Finalmente pudieron identificar 23 moléculas, que aumentando 1.000 veces su eficacia química presentaba la opción “perfecta” para sustituir a la morfina y evitar los daños que ésta puede provocar. De todas formas los investigadores aseguran que aún resta mucho para que el producto sea comercializado y destacan que aún debe ser probado en personas.

Artículo original aquí

TE RECOMENDAMOS