Importante conservador es blanco de servicios infantiles por dar a su hijo ivermectina

JR Hoell es el fundador de un grupo que critica las órdenes de la vacuna COVID-19
Por Alice Giordano
14 de Enero de 2022
Actualizado: 14 de Enero de 2022

Uno de los principales conservadores políticos de New Hampshire está luchando por evitar que la agencia estatal de servicios de protección de la infancia se lleve a sus hijos después de haberle administrado ivermectina a su hijo de 13 años.

JR Hoell es el fundador de ReOpen NH, un grupo activista que critica las órdenes de vacunación contra COVID-19. Hoell, que también ha liderado los esfuerzos de reforma de la educación pública y promueve los derechos de la Segunda Enmienda y la educación en casa, dijo a The Epoch Times que la División de Niños, Jóvenes y Familia de New Hampshire (DCYF, por su siglas en inglés) se presentó en su casa la noche del 9 de diciembre con una orden de emergencia ex parte para tomar la custodia de su hijo.

“Quiero que conste que llamo a la DCYF una organización terrorista”, dijo Hoell a The Epoch Times, “no tienen ningún fundamento para solicitar llevarse a mi hijo”.

Kathleen Remillard, responsable de información pública de la DCYF, dijo a The Epoch Times que la agencia no puede hacer comentarios debido a las leyes de confidencialidad estatales y federales. Hoell proporcionó a The Epoch Times un informe médico que muestra que un médico de Amherst, New Hampshire, encontró al adolescente en buen estado de salud en general, menos de 24 horas después de que la agencia tratara de tomar su custodia de emergencia.

El hijo de Hoell, que mide más de 1.80 metros y es cinturón negro de Taekwondo, ya había vuelto a sus clases de artes marciales y estaba en casa de un amigo cuando la DCYF se presentó con dos policías el 9 de diciembre buscando a su hijo y a su hija de 17 años.

Epoch Times Photo
Foto de archivo: Un paquete de pastillas de ivermectina. (Natasha Holt/The Epoch Times)

“Me dijeron que había una ambulancia estacionada al final de la calle para trasladar a mi hijo y a mi hija al hospital. ‘O los lleva usted o nos los llevamos nosotros'”, cuenta Hoell que le dijo la trabajadora social del DCYF.

La orden de emergencia, cuya copia se facilitó a The Epoch Times, afirmaba que el adolescente “estaba en riesgo de coma o muerte debido a la cantidad de ivermectina que se le administró”.

En ese momento, hacía casi dos semanas que su hijo no había tomado ivermectina, según Hoell. Toda la familia utilizó la ivermectina de grado farmacéutico que pidió por Internet a una empresa internacional para tratar el COVID-19 en noviembre. Cuando la DCYF fue a buscar a sus hijos, todos los miembros de la familia ya habían vuelto a sus rutinas diarias, según Hoell.

Fue una enfermera que vio al hijo de Hoell para un examen de seguimiento rutinario en la mañana del 9 de diciembre la que llamó a la DCYF para denunciar a Hoell.

El 4 de diciembre, Hoell había llevado a su hijo a urgencias en el Centro Médico Católico porque le preocupaba que su hijo estuviera teniendo una reacción adversa al Tylenol. Los análisis de sangre realizados al adolescente ese día mostraron que sus niveles toxicológicos eran normales. Los resultados de los análisis de sangre y el informe médico de la visita a la sala de urgencias, que se facilitaron a The Epoch Times, tampoco mostraban niveles hepáticos elevados ni nada que sugiriera una sobredosis de ivermectina.

Según Hoell, la enfermera practicante, que trabaja para una clínica ambulatoria en Goffstown propiedad de CMC, no hizo ningún análisis de sangre de seguimiento u otras pruebas de laboratorio el 9 de diciembre antes de llamar a la DCYF.

Hoell dijo que habló sobre la ivermectina con la enfermera practicante de una manera casual y ella nunca indicó que tenía ninguna preocupación seria sobre su hijo antes de salir del consultorio.

“La ivermectina no era un problema a las 9 de la mañana y de repente se convirtió en un riesgo de coma varias horas después”, dijo Hoell, “esas dos posiciones no son compatibles entre sí”.

Epoch Times Photo
JR Hoell y su esposa en una foto sin fecha. (Cortesía de J.R. Hoell)

Lauren Collins-Cline, directora de comunicaciones y relaciones públicas de CMC, dijo a The Epoch Times que el hospital no podía hacer comentarios debido a las leyes de privacidad.

Tanto un prominente demócrata local como los republicanos coinciden en que el caso contra Hoell, etiquetado durante mucho tiempo como un “agitador conservador” por la prensa liberal del estado, suena más a política y menos a negligencia infantil real.

El consejero ejecutivo republicano de New Hampshire, Dave Wheeler, dijo a The Epoch Times que no tiene ninguna duda de que la DCYF está “practicando política”, ya que él mismo pasó por algo similar cuando era el jefe de la minoría del Senado.

“Parece que están volviendo a las andadas”, dijo Wheeler.

En 1998, cuando Wheeler, que cumple su sexto periodo como consejero ejecutivo del gobernador, estaba liderando una iniciativa para reformar la DCYF, incluyendo lo que él llamó un grave abuso del testimonio de oídas, cuando dos policías se presentaron en su casa en Milford, New Hampshire, por lo que presuntamente era una denuncia anónima de un hombre adulto que golpeaba a un joven menor en el patio trasero.

El caso fue cubierto por los medios de comunicación locales, que reportaron que se había confirmado que Wheeler, el único varón adulto que se sabía que vivía en la casa, estaba fuera de la ciudad, en una recaudación de fondos republicana, en el momento de la denuncia.

Sin embargo, el senador republicano se encontró bajo investigación por la DCYF. La agencia finalmente archivó el asunto sin resultados, pero no antes de que la agencia cuestionara a Wheeler sobre algunas de sus elecciones de crianza, incluyendo su decisión y la de su esposa Joy de educar a sus dos hijos en casa.

“La DCYF debería dejar de tomar medidas que son ineficaces y no conducen al progreso e ir tras a personas como JR Hoell”, dijo Wheeler a The Epoch Times, “Es bastante obvio que no hay abuso y, sin embargo, están desperdiciando miles de dólares de los contribuyentes y el tiempo del tribunal en lugar de perseguir el abuso real”.

Hoell, que ha educado en casa a sus cuatro hijos, incluidos dos que ahora están en la universidad, dijo que desde que obtuvo una orden de custodia de emergencia para su hijo, la DCYF ha cuestionado a un médico de la familia sobre la educación en casa de sus hijos. En 2018, cuando era representante estatal, Hoell patrocinó un proyecto de ley para eliminar la “negligencia educativa” como una causa enumerada para que la DCYF inicie una petición de negligencia infantil.

El demócrata de New Hampshire Patrick Long, expresidente del comité estatal de derecho de la infancia y la familia y miembro de la junta directiva de una organización destinada a reformar la DCYF, dijo que a pesar de ser un polo opuesto a Hoell en lo que respecta a la política, no tiene dudas de que hay algo dudoso en la solicitud de custodia de la DCYF.

“No creo en absoluto por un momento que JR por un momento haría algo que perjudicaría a su familia”, dijo Long, que sirvió junto a Hoell durante varios años en la legislatura de NH, a The Epoch Times, “en base a lo que estoy escuchando, esto es una vergüenza”.

Long es vicepresidente del Proyecto New Road, una organización sin ánimo de lucro formada por la denunciante de la DCYF Anna Carrigan, que el año pasado llegó a un acuerdo financiero con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de New Hampshire por las denuncias que hizo contra la DCYF por su propia gestión descuidada de los casos de abuso y negligencia infantil.

Long dijo que la orden de custodia de emergencia ex parte de la DCYF para el hijo de Hoell es especialmente preocupante dada la escasez de hogares de acogida de la agencia para los niños tomados en virtud de las solicitudes de colocación fuera del hogar.

Más preguntas sobre el motivo detrás de la petición de la DCYF vienen de un paciente del CMC que grabó una conversación que tenía lugar justo fuera de su habitación del hospital sobre J.R. Hoell el 10 de diciembre y la publicó en TikTok.

En un momento del video, se puede escuchar a alguien en la conversación refiriéndose a Hoell como un “chiflado” y hablando de una solicitud hecha a la policía local para estar “en la búsqueda” de un padre que es un exrepresentante estatal de Dunbarton.

Natalie Reyes, la paciente que grabó y publicó el video de TikTok, dijo que pudo escuchar a un trabajador social de la DCYF y al personal del hospital revisando las páginas de Facebook de Hoell y haciendo comentarios sobre su uso de la ivermectina.

“La DCYF ha presentado una demanda para llevarse a los hijos de esta persona porque les dio ivermectina, ojalá estuviera [improperio] bromeando ahora mismo”, dice Reyes en su video.

El médico que vio al hijo de Hoell el día después de que la DCYF tratara de quitarle la custodia, determinó que el adolescente tenía un caso leve de hiperglucemia, que ha sido identificado como un efecto duradero común después de tener COVID-19.

Aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) no ha aprobado la ivermectina para el tratamiento del COVID-19, el fármaco ha sido aprobado para el tratamiento temprano de la enfermedad en todos o en parte de 22 países, según un recuento mantenido por un grupo de científicos e investigadores.

La DCYF no ha anulado su orden de custodia de emergencia para el hijo de Hoell. Sin embargo, ha acordado suspender la ejecución de la orden hasta que se celebre una audiencia preliminar en las próximas dos semanas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS