Impulse la biogénesis mitocondrial con jengibre

Por GREENMEDINFO
30 de Enero de 2020
Actualizado: 30 de Enero de 2020

Los investigadores han descubierto que el jengibre, un antiguo remedio herbal utilizado para cocinar y con fines medicinales, apoya la regeneración de la potencia de la célula y puede reducir los efectos de la disfunción mitocondrial.

Un estudio publicado en el Journal of Food Science encontró que el extracto de jengibre y el gingerol, un compuesto activo que se encuentra en la raíz de jengibre, juegan un papel similar en la estimulación de la vía AMPK-PCG1PCG1α, que regula el proceso de biogénesis mitocondrial.

Si bien se necesita una mayor investigación, los científicos teorizan que el jengibre podría mitigar los efectos del envejecimiento en las mitocondrias y reducir o prevenir significativamente la aparición de enfermedades de disfunción mitocondrial como diabetes, obesidad, cáncer y trastornos cardiovasculares.

¿Qué es la biogénesis mitocondrial?

Las mitocondrias, un orgánulo que se encuentra en la mayoría de las células, realizan la respiración celular y los procedimientos metabólicos al descomponer los nutrientes y convertirlos en energía que la célula usa para diversas funciones. Algo así como la batería de las células, las mitocondrias permiten realizar actividades diarias al obtener energía de los carbohidratos y ácidos grasos.

La biogénesis mitocondrial es el proceso utilizado por las células para aumentar el tamaño de estas potencias celulares a través del crecimiento y la división de las mitocondrias existentes. El deterioro de esta biogénesis puede estar relacionado con el proceso de envejecimiento y múltiples enfermedades como la diabetes tipo 2 y el Alzheimer, por lo que los investigadores están ansiosos por descubrir métodos adicionales para regular la biogénesis para la prevención y el tratamiento de estas enfermedades.

Las mitocondrias: ¿la clave para retrasar el proceso de envejecimiento?

Un subproducto de la producción de energía mitocondrial es la liberación de radicales libres en el cuerpo. Aunque las mitocondrias producen estos radicales libres, todavía son susceptibles al daño de los radicales libres.

A medida que su cuerpo envejece, las mitocondrias se debilitan y mueren, lo que resulta en un mayor almacenamiento de grasa, disminución de la masa muscular esquelética y deterioro cognitivo, así como la aparición de otras enfermedades relacionadas con la edad. Los investigadores teorizan que la proliferación y el fortalecimiento de las mitocondrias (a través de la biogénesis) podrían ser la clave para retrasar el proceso de envejecimiento y mitigar las enfermedades relacionadas. Los trastornos de disfunción mitocondrial incluyen:

  • Degeneración neurológica y muscular
  • Cardiomiopatías
  • Cáncer
  • Envejecimiento y enfermedades relacionadas
  • Resistencia a la insulina y diabetes mellitus tipo 2
  • Obesidad y trastornos relacionados con la obesidad.

Es bien sabido que los factores estresantes ambientales como la restricción calórica a corto y mediano plazo, el ayuno, el ejercicio y las bajas temperaturas (como la terapia de frío) tienen un impacto positivo en el proceso de biogénesis. Sin embargo, los investigadores están ansiosos por descubrir sustancias naturales adicionales que podrían producir resultados similares en la proliferación de mitocondrias.

ancianos
Los investigadores teorizan que la proliferación y el fortalecimiento de las mitocondrias (a través de la biogénesis) podrían ser la clave para retrasar el proceso de envejecimiento y mitigar las enfermedades relacionadas. (Pxhere)

El papel del jengibre en la biogénesis mitocondrial

Los investigadores estudiaron el impacto del extracto de jengibre en varios órganos y tejidos, incluidos los músculos esqueléticos, el corazón y el hígado, y descubrieron que el extracto de jengibre influyó positivamente en varias funciones relacionadas con la biogénesis mitocondrial, que incluyen:

  • Aumento de la masa mitocondrial.
  • Aumento del número de copias de ADN mitocondrial (ADNmt) en tejido muscular y hepático
  • Aumento de la producción de adenosina trifosfato (ATP) (las células usan el ATP como energía para la función metabólica)
  • Se promovió la expresión de la proteína COX4 y OXPHOS en el hígado y el tejido muscular (una reducción en la actividad enzimática de estos genes está relacionada con la diabetes tipo 2 y la obesidad)
  • Biogénesis mitocondrial inducida a través de la vía AMPK-PGC1α (esta vía induce el proceso de biogénesis en la mitocondria)

Los estudios in vivo e in vitro indicaron que el jengibre tiene el potencial de aumentar la biogénesis mitocondrial. Los investigadores probaron la eficacia tanto del extracto de jengibre como del 6-gingerol, un componente de la raíz de jengibre, y no encontraron diferencias en los resultados. Por lo tanto, concluyeron que el 6-gingerol puede ser el componente activo que estimula la biogénesis.

Otras sustancias regenerativas

Además del extracto de jengibre, se han identificado las siguientes sustancias que tienen propiedades terapéuticas que inducen la biogénesis de las mitocondrias:

Para obtener más información sobre estas sustancias, visite la página de recursos de GreenMedInfo sobre biogénesis mitocondrial. Los métodos de intervención de estilo de vida adicionales para apoyar la regeneración celular a través de la biogénesis mitocondrial incluyen:

Sueño de calidad. Los trastornos y alteraciones del sueño están relacionados con la fatiga celular y la función mitocondrial deficiente.

Consumir ácidos grasos omega-3. La disfunción mitocondrial está relacionada con altos niveles de inflamación en el cuerpo. Los ácidos grasos Omega-3 son grasas poliinsaturadas con actividades inmunomoduladoras que ayudan a disminuir las respuestas inflamatorias. Las fuentes principales de las grasas omega-3 (ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA)) incluyen suplementos de aceite de pescado y pescado capturado en el medio silvestre como el salmón, las sardinas, la caballa y el arenque. El ALA (ácido alfa-linolénico), otro ácido graso omega-3, se encuentra en fuentes vegetales como nueces y semillas.

Los estudios indican que el entrenamiento en intervalos de alta intensidad y actividades como correr, caminar, nadar y otros ejercicios de resistencia, así como el entrenamiento de resistencia, son beneficiosos para mejorar la biogénesis mitocondrial. (Magda Ehlers/Pexels)

Ejercicio: El ejercicio detiene los pasos del envejecimiento mitocondrial mejorando la calidad de la proteína mitocondrial y aumentando el contenido mitocondrial. Los estudios indican que el entrenamiento en intervalos de alta intensidad y actividades como correr, caminar, nadar y otros ejercicios de resistencia, así como el entrenamiento de resistencia, son beneficiosos para mejorar la biogénesis mitocondrial.

Apoyo a las vías de desintoxicación. La exposición constante a toxinas ambientales como contaminantes o metales pesados, el uso excesivo de drogas y una nutrición inadecuada deterioran la función mitocondrial. Al eliminar o reducir las toxinas en su cuerpo, se reduce la toxicidad celular y las mitocondrias pueden realizar mejor la respiración celular.

Practicando la exposición al frío. Se ha demostrado que la terapia de frío aumenta la biogénesis mitocondrial al mejorar la expresión de la proteína PGC1α, la proteína que regula e induce el proceso de biogénesis en las células.

Conclusiones de investigación

La función metabólica de todo el cuerpo depende de la capacidad de las mitocondrias. Al aumentar el número y la fuerza de las mitocondrias a través de la biogénesis, los investigadores creen que es posible reducir o prevenir significativamente la aparición de múltiples enfermedades relacionadas con la edad relacionadas con la disfunción mitocondrial, como diabetes, degeneración muscular, cáncer, trastornos cognitivos, enfermedades cardiovasculares y obesidad.

Los compuestos bioactivos como el extracto de jengibre o el 6-gingerol presentan un posible tratamiento terapéutico prometedor en la proliferación de mitocondrias al activar la vía AMPK-PGC1α. Si bien se necesita más investigación, los científicos están ansiosos por continuar estudiando los posibles mecanismos del extracto de jengibre en el tratamiento de la disfunción mitocondrial.

El Grupo de Investigación GMI se dedica a investigar los problemas ambientales y de salud más importantes del día. Se hará especial hincapié en la salud ambiental. Nuestra investigación centrada y profunda explorará las muchas formas en que la condición actual del cuerpo humano refleja directamente el verdadero estado del medio ambiente. Este trabajo se reproduce y distribuye con el permiso de GreenMedInfo LLC. Regístrese para recibir el boletín.

*****

Puede interesarle:

Sterling Campbell, baterista de David Bowie, cuenta cómo dejó las drogas en solo 2 semanas

TE RECOMENDAMOS