In-N-Out cierra su servicio bajo techo en condado de California por decreto de vacunas: Funcionarios

Por Jack Phillips
29 de Octubre de 2021 2:28 PM Actualizado: 29 de Octubre de 2021 2:28 PM

In-N-Out Burger cerrará todos los restaurantes bajo techo en el condado de Contra Costa, California, en lugar de cumplir con el decreto de vacunación del condado, dijeron funcionarios de salud del condado el jueves, días después de que la cadena de comida rápida cerrara uno de sus establecimientos en Pleasant Hill.

El establecimiento de hamburguesas con sede en California ha emitido fuertes declaraciones sobre los decretos de vacunación y advierten que su personal no los hará cumplir.

“En el condado de Contra Costa, el objetivo principal de la aplicación de las órdenes sanitarias es educar a los negocios y a los residentes sobre cómo mantenerse a sí mismos y a la comunidad a salvo del COVID-19 y lograr su cumplimiento”, dijo el Servicio de Salud del condado de Contra Costa en un comunicado. En dicho comunicado confirmaban los reportajes que decían que los locales de In-N-Out en el condado sólo utilizarían comedores al aire libre. Hay cinco restaurantes In-N-Out en el condado de Contra Costa, incluyendo Pleasant Hill, San Ramón, Brentwood, Pittsburg y Pinole.

“Y eso es lo que sucedió en este caso”, dijo el departamento de salud a KRON-4. “Agradecemos a In-N-Out Burger por idear una solución que ayuda a mantener la seguridad de nuestra comunidad”.

La cadena de hamburguesas “cambiará al modelo de comida para llevar/drive-thru en todas sus ubicaciones en el condado”, dijo también el Servicio de Salud del Condado de Contra Costa.

In-N-Out y los servicios de salud del condado de Contra Costa no han respondido de inmediato a las solicitudes de comentarios.

El martes, los funcionarios de salud del condado cerraron una ubicación de In-N-Out, en Pleasant Hill, porque no estaban pidiendo pruebas de vacunación a los clientes. El condado cuenta actualmente con un sistema de pasaporte de vacunas para restaurantes, gimnasios y otros establecimientos.

“El martes 26 de octubre, nuestro restaurante en 570 Contra Costa Blvd., en Pleasant Hill, California, fue cerrado por la División Ambiental de Servicios de Salud de Contra Costa. El motivo del cierre es que los asociados de In-N-Out no estaban exigiendo activamente la documentación de la vacuna y la identificación con foto de cada cliente antes de atenderlos”, dijo el director legal y comercial de In-N-Out, Arnie Wensinger, en una declaración en ese momento.

Wensinger añadió que la empresa está “ferozmente” en desacuerdo con “cualquier dictado gubernamental que obligue a una empresa privada a discriminar a los clientes que deciden frecuentar su negocio”, y describió la norma como “una clara extralimitación gubernamental, intrusiva, impropia y ofensiva”.

Después que un funcionario de Florida invitara a In-N-Out a trasladarse al Estado del Sol le preguntaron al gobernador Gavin Newsom, quien ha defendido los decretos de vacunación, sobre la declaración de In-N-Out después de que su ubicación en Pleasant Hill y en San Francisco fueran cerradas temporalmente.

El funcionario respondió que In-N-Out es “uno de nuestros grandes negocios caseros” y dijo que tiene “un gran respeto y admiración” por él.

“Ha habido miles de ejemplos como éste, algunos se destacan, otros no. En este caso, hay una cadena del este de la bahía donde hay un poco más de fricción, de frustración. En San Francisco, se presentó algo así hace una semana. En otras partes del estado eso no ha ocurrido”, dijo el demócrata de California. “Pero animo a todo el mundo a tomarse en serio los pedidos de salud locales y animo a todo el mundo a apoyar a las empresas que apoyan a este estado. Aprecio que sean empresas con sede en California”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.