Inédito superclásico es considerado el “partido del siglo” en la final por la Copa Libertadores

Por La Gran Época
24 de Noviembre de 2018 Actualizado: 24 de Noviembre de 2018

El partido de vuelta por el título de la Copa Libertadores de 2018 entre River Plate y Boca Juniors que se jugará este sábado, será histórico.

Se trata de los dos equipos más populares de Argentina, que en el partido de ida jugado en la Bombonera empataron 2-2. Ahora se enfrentan por primera vez en la final del torneo de clubes más importante del continente.

El que resulte campeón de este inédito superclásico tendrá asegurado para siempre un lugar privilegiado en la historia del fútbol.

Julio Buffarini de Boca Juniors pelea por la pelota con Lucas Pratto de River Plate durante el partido de ida entre Boca Juniors y River Plate en la final de la Copa CONMEBOL Libertadores 2018 en el Estadio Alberto J. Armando, el 11 de noviembre de 2018 en Buenos Aires, Argentina. (Foto de Marcelo Endelli/Getty Images)

La incertidumbre en torno a las alineaciones

El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, no podrá contar con uno de sus delanteros titulares, el colombiano Rafael Borré, por acumulación de amarillas.

Ignacio Scocco, quien lo suele reemplazar, tampoco está disponible, en su caso por lesión.

Por eso, Gallardo analiza alinear un equipo con cinco centrocampistas o cinco defensores y un solo delantero: Lucas Pratto.

El que sí regresará al equipo tras recuperarse de su lesión es el capitán y centrocampista Leonardo Ponzio, quien se perdió el partido de ida disputado en la Bombonera el sábado 10 de este mes.

Tanto el plantel de River Plate como Gallardo llevan varios días sin hablar con la prensa para evitar distracciones.

Al igual que en partido de ida, Gallardo no podrá dar indicaciones por una suspensión y su lugar en el banquillo será ocupado por el segundo entrenador: Matías Biscay.

Boca Juniors, por su parte, decidió realizar el pasado jueves por la tarde una práctica abierta al público en la Bombonera para que miles de hinchas pudieran alentar al equipo en la previa de este partido tan importante.

Darío Benedetto, de Boca Juniors, participa de un entrenamiento abierto en el estadio La Bombonera de Buenos Aires, el 22 de noviembre de 2018, en vísperas de la final de la Copa Libertadores contra River Plate. (Foto de JUAN MABROMATA/AFP/Getty Images)

“Si te digo que no tengo ansiedad te voy a mentir. Son partidos únicos. Tenemos la posibilidad de quedar en la historia de Boca, estamos convencidos de que lo vamos a hacer. Cuando llegue el sábado hay que meternos y quedarnos con el partido, que es lo importante”, dijo el centrocampista uruguayo Nahitan Nández en rueda de prensa tras el entrenamiento matutino del martes.

También habló en rueda de prensa el colombiano Wilmar Barrios, quien aspira a quedar en la historia del club, como hicieron sus compatriotas Óscar Córdoba, Mauricio ‘Chicho’ Serna y Jorge ‘el Patrón’ Bermúdez.

“Me imagino quedando campeón, porque es un anhelo que tengo desde que llegué. Un punto que me hizo quedarme, para jugar la Copa, pensando en lo que han hecho colombianos como Córdoba, ‘Chicho’ o Bermúdez, que hoy son recordados como si fuera ayer. Me entusiasma, me motiva, me pone feliz pensar que el sábado tengo 90 minutos para darlo todo, para conseguir esa hazaña que es quedar campeón de la Copa”, explicó.

El delantero Cristian Pavón, que en la ida tuvo que ser reemplazado por lesión a los 26 minutos, no se recuperó y está prácticamente descartado. Sin embargo, el entrenador Guillermo Barros Schelotto lo incluyó en la nómina de citados.

El centrocampista colombiano Edwin Cardona y los delanteros Carlos Tevez, Mauro Zárate y Darío Benedetto luchan por su lugar en la alineación titular.

Además, el portero Esteban Andrada se recuperó de su lesión y es probable que regrese al once inicial, relegando a Agustín Rossi al banco.

La hinchada

Las inmediaciones del estadio Antonio Vespucio Liberti, conocido como el ‘Monumental’, delatan por estas horas que el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors que se jugará este sábado será histórico.

Decenas de hinchas que deambulan por las calles del porteño barrio de Belgrano en busca de entradas de reventa, se mezclan con los trabajadores del club que instalan las vallas de seguridad, con los empleados que limpian las aceras y paredes, y con los cientos de periodistas internacionales que retiran sus acreditaciones.

Darío Benedetto (D.) de Boca Juniors celebra con su compañero uruguayo Nahitan Nandez, después de anotar el segundo gol del equipo contra River Plate durante su partido de ida de la final de la Copa Libertadores, en el estadio La Bombonera de Buenos Aires, el 11 de noviembre de 2018. (Foto de ALEJANDRO PAGNI/AFP/Getty Images)

“Va a ser hermoso el partido, se viene una gran final contra Boca que es algo impresionante, es una final que no se esperaba. Espero que salga todo bien, que esté todo lindo. Siempre venir a la cancha de River es un privilegio, es algo hermoso”, dijo a Efe desde la puerta del Monumental Ignacio Gaspar Navarro, de 20 años.

“Imagínate que no puedo dormir desde hace dos días, con eso te digo todo. Hoy no dormí, no dormí esperando para venir a la cancha un rato para ir palpitando el Superclásico”,

Para él, es “claro” que va a ganar River Plate porque Gonzalo ‘Pity’ Martínez está “muy encendido” y porque en este partido regresará al equipo el capitán Leonardo Ponzio, quien estuvo ausente en la ida por lesión.

El joven de 20 años será uno de los casi 66.000 hinchas que estarán en el estadio este sábado cuando River y Boca se enfrenten desde las 17.00 horas (20.00 GMT) en la vuelta de la final.

Los jugadores de River Plate celebran un gol durante su partido de ida de la final de la Copa Libertadores, en el estadio La Bombonera de Buenos Aires, el 11 de noviembre de 2018. (Foto de ALEJANDRO PAGNI/AFP/Getty Images)

El Xeneize llegó a esta instancia al dejar en el camino al Libertad paraguayo (2-0 y 4-2) y a los brasileños Cruzeiro (2-0 y 1-1) y Palmeiras (2-0 y 2-2) en la fase eliminatoria.

River Plate, por su parte, superó a los argentinos Racing Club (0-0 y 3-0) e Independiente (0-0 y 3-1) y al brasileño Gremio (1-0 y 2-1).

A pesar del pedido de los organismos de seguridad, que solicitaron adelantar el encuentro una hora, el partido que consagrará al campeón de América comenzará a las 17.00 local (20.00 local).

Este encuentro, al igual que el de ida, se jugará únicamente con público local.

Vista de la Copa Libertadores, antes del inicio de su partido de ida de la final de la Copa Libertadores, en el estadio La Bombonera de Buenos Aires, el 11 de noviembre de 2018. (Foto de ALEJANDRO PAGNI/AFP/Getty Images)

Como publicó la prensa argentina este sábado, el desenlace de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors, será “la final del siglo”, y sentencian que: “No hay mañana”.

Previo al inicio del encuentro, la Armada Argentina homenajeará al ARA San Juan y a su tripulación con un minuto de silencio, y la Banda de Música de la Armada entonará “Oración” en honor a los 44 marinos.

TE RECOMENDAMOS