Influencia china sobre Hollywood será puesta a prueba en negociaciones con OMC

24 de Febrero de 2017 Actualizado: 24 de Febrero de 2017

LOS ANGELES – El mercado cinematográfico de China es uno de los más restrictivos del mundo, aunque podrían abrirse ligeramente por las negociaciones este mes en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

China evitó previamente enfrentar una queja de la OMC en contra de su mercado cinematográfico restrictivo al incrementar la cuota de películas extranjeras que pueden ser proyectadas de 20 a 34 en un acuerdo con la OMC en 2012. Ese acuerdo expira este mes y debe ser renegociado.

Con Estados Unidos siendo el principal exportador de películas a China, y con la inversión china invirtiendo en la industria cinematográfica estadounidense, Estados Unidos puede no conformarse con el status quo.

“Hay mucha confusión”, dijo el economista William Yu de la UCLA Anderson Forecast, un servicio de predicción económica asociado con la Escuela de Administración UCLA Anderson.

“Creo que la administración de Trump estará más preocupada que la administración anterior con respecto a la inversión china en compañías estadounidenses”, dijo.

Las negociaciones de la OMC podrían tener importantes implicaciones, con Hollywood apasionada por oportunidades de crecimiento y con China a punto de superar a Estados Unidos como el mayor mercado cinematográfico del mundo, según la firma internacional de contaduría PwC.

“Los estudios necesitan dinero para hacer películas”, dijo Jesse Weiner, un abogado corporativo y de la industria de entretenimiento radicado en Los Ángeles. “[Otros] lugares se secaron, y ahora el punto principal está recibiendo dinero de China”.

Sin embargo, las películas que esperan estar entre las 34 que se permiten en China deben ser aprobadas por la Administración Estatal de Prensa, Publicación, Radio, Cine y Televisión (SAPPRFT) de China.

Los tipos de contenido que pueden ser rechazados incluyen representaciones positivas de Estados Unidos o la religión, y las críticas al Partido Comunista Chino.

Por el contrario, mostrar a Estados Unidos negativamente, o glorificar al régimen chino, puede ayudar a una película a tener un acceso seguro.

Ejemplos de modificaciones en el estudio de películas van desde cambiar la ciudad próspera del futuro en 2012 en “Looper” de París a Shanghai, a la promoción del régimen chino como el protector de Hong Kong en el éxito de 2014 “Transformers: Age of Extinction”, una coproducción de China y Hollywood.

Los estudios pueden trabajar alrededor del límite de 34 películas formando coproducciones con los estudios chinos y permitiendo que los censores chinos dicten ediciones de los guiones antes de que la producción comience. Eso también da a los estudios extranjeros un 43 por ciento de los ingresos de taquilla, en lugar de un 25 por ciento bajo el actual acuerdo de la OMC. La industria cinematográfica norteamericana espera que el porcentaje aumente después de las negociaciones actuales.

[insert page=’en-su-intento-de-conquistar-hollywood-el-wanda-group-de-china-no-sigue-las-reglas-de-juego’ display=’template-relacionadas.php’]

Hollywood en el centro de atención

Mientras Hollywood lucha con los censores, las compañías chinas han invertido dinero en la industria cinematográfica estadounidense.

El Wanda Group de Dalian, un conglomerado chino con múltiples oficios, desde bienes raíces comerciales a negocios en salas de teatro, está liderando el camino, con más inversiones a futuro, de acuerdo con el presidente Wang Jianlin.

El grupo estaba en las etapas finales de un acuerdo de 1.000 millones de dólares para comprar Dick Clark Productions, aunque The Wrap informó el 20 de febrero que los conocedores del negocio pensaban que el acuerdo estaba fallando debido a los retos de conseguir que el gobierno chino aprobara el precio. Producciones Dick Clark dirige los Globos de Oro y el concurso de belleza Miss América.

El grupo ya posee la cadena de teatro AMC Entertainment y el estudio de Hollywood Legendary Entertainment. Pero Wang dijo que todavía quiere comprar uno de los seis principales estudios de Hollywood: Twentieth Century Fox, Warner Bros, Paramount Pictures, Columbia Pictures, Universal Pictures o Walt Disney Pictures.

La inversión china en Estados Unidos en 2016 casi triplicó su récord anterior a más de 50.000 millones de dólares, según un informe de enero del American Enterprise Institute.

Las empresas chinas y otros inversores están deseosos de diversificar sus carteras, debido a los altos riesgos en la economía nacional, dijo Yu.

“Pero si tienen alguna intención más profunda que cooperación económica, puede ser un problema”, dijo, aludiendo a los problemas que las empresas estadounidenses han tenido con algunas compañías chinas robando propiedad intelectual o tratando de ejercer influencia política.

El gobierno de Trump ha propuesto un proceso de revisión más intenso para abordar estándares dobles aplicados a las compañías estadounidenses en países como China.

Eso podría incluir la forma en que el régimen chino controla fuertemente el contenido de películas estadounidenses y programas de televisión permitidos dentro de China.

[insert page=’china-quiere-controlar-ves-cine’ display=’template-relacionadas.php’]

Valores americanos

Una razón por la que el régimen chino restringe las películas extranjeras es porque considera que la proliferación de los valores occidentales es peligrosa para el control del Partido Comunista sobre el país.

Un estudio de Yang Gao de la Universidad de Administración de Singapur publicado en noviembre de 2016 encontró que los estudiantes de la Universidad de Beijing que vieron programas de televisión estadounidenses se sintieron atraídos por los personajes “que son veraces acerca de sus sentimientos y opiniones”.

“Aquí es precisamente donde la televisión estadounidense ofrece sus servicios culturales: proporciona una ventana a un grupo de vidas que parecen menos controladas y menos cargadas”, escribió Yang.

Si las compañías chinas como Wanda Group ejercen más control sobre las producciones de Hollywood, el régimen podría convertirse en una parte mucho mayor de las películas y la televisión estadounidenses.

La coproducción más grande hasta la fecha, “The Great Wall”, protagonizada por Matt Damon y producida por Legendary Entertainment, Atlas Entertainment, China’s Le Vision Pictures y China Film Group, se estrenó en Estados Unidos el 17 de febrero.

Si la administración Trump decide reducir la inversión china en Hollywood, Yu dijo que cree que no perjudicará a la economía local ni a la industria del entretenimiento.

“No veo mucho impacto. Siempre sobrevivirán”, dijo.

TE RECOMENDAMOS