Ingredientes farmacéuticos, un arma estratégica del régimen comunista chino

Por WILLIAM FANG
04 de Mayo de 2021
Actualizado: 04 de Mayo de 2021

El 22 de abril, los senadores Elizabeth Warren, Tina Smith y Marco Rubio reintrodujeron dos leyes que reducirían la dependencia de EE.UU. al suministro de ingredientes necesarios para fabricar varios tipos de medicamentos, ingredientes que proceden de naciones extranjeras (especialmente de China). El control del régimen comunista a los recursos farmacéuticos en la cadena de fabricación está aumentando y está poniendo en riesgo al mundo libre. Esto, a raíz de cómo el régimen manipuló la pandemia para adaptarla a su agenda política.

Rosemary Gibson, asesora principal de The Hastings Center, dijo en una audiencia realizada en 2019 por la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de EE.UU. y China: “Si China cierra la puerta a las exportaciones de medicamentos y sus ingredientes y materias primas clave, los hospitales de EE.UU. y los hospitales y clínicas militares dejarían de funcionar en unos meses, o, posiblemente, en unos días”.

La dirección comunista seguramente conoce el poder que tiene. El 4 de marzo de 2020 Xinhua News, un medio de comunicación del régimen, declaró: “Si ahora China toma represalias a causa de una prohibición de viajes a Estados Unidos, un bloqueo estratégico a los productos médicos y una prohibición a las exportaciones atraparán a Estados Unidos en el vasto océano de COVID-19”.

La dependencia que tiene el mundo hacia China

Según la audiencia de 2019 sobre el papel de China en la salud mundial, y los problemas de seguridad nacional, económicos y de salud pública derivados de la dependencia estadounidense a los productos sanitarios chinos, el 80 por ciento de los ingredientes farmacéuticos activos utilizados por las fuentes comerciales para producir productos terminados provienen de China e India. Sin embargo, la audiencia también reveló que India depende de China para un estimado del 80 por ciento de sus ingredientes farmacéuticos activos.

Yanzhong Huang, investigador principal de salud global del Consejo de Relaciones Exteriores, escribió una vez: “Los API (ingredientes farmacéuticos activos) y los productos químicos intermedios de China son entre un 35 y un 40 por ciento más baratos que los de la India”.

También se reveló que la industria de medicamentos genéricos de China está prosperando a medida que las exportaciones a Estados Unidos crecen rápidamente. Entre los ejemplos de medicamentos genéricos fabricados en China por empresas nacionales y vendidos en Estados Unidos se incluyen: antibióticos, antidepresivos, píldoras anticonceptivas, quimioterapia para el tratamiento del cáncer en niños y adultos, medicamentos para la enfermedad de Alzheimer, VIH/SIDA, diabetes, Parkinson y epilepsia, por nombrar algunos.

Por ejemplo, EE.UU. ya no puede fabricar antibióticos genéricos; y ahora, China es el principal fabricante de antibióticos.

Problemas de calidad

Li Daokui, economista de la Universidad de Tsinghua en Beijing, comentó en la Conferencia Consultiva Política Nacional de Beijing, en marzo de 2019: “Aunque la sanción sobre los chips sí ha restringido a China, los sistemas médicos de algunos países desarrollados sufrirán la reducción de las exportaciones de China, el mayor exportador mundial de ingredientes para vitaminas y antibióticos”.

La audiencia de 2019 también reveló que hay entre 5000 y 7000 empresas registradas en el sector farmacéutico de China. China es la mayor fuente mundial de medicamentos genéricos, ingredientes farmacéuticos y de otros productos para la salud, incluidos suplementos dietéticos, productos biológicos y dispositivos médicos.

En su testimonio, Gibson enfatizó que, entre 5 y 10 años, EE.UU. prácticamente no tendrá capacidad de fabricación para los medicamentos genéricos, que representan el 90 por ciento de los medicamentos de EE.UU. “Estamos perdiendo el control sobre el suministro de nuestros medicamentos y cuando perdemos el control sobre el suministro, perdemos el control sobre la calidad”. Un dato impactante que compartió fue: “Es por eso que tenemos medicamentos para la presión arterial que contienen carcinógenos”.

Quizás los hechos suenen como una advertencia. En la audiencia, Gibson dijo: “En 2018, se les avisó a más de 31,000 militares en servicio activo, veteranos y sus familiares que podrían haber recibido medicamentos para la presión arterial que contienen un ingrediente que causa cáncer”. Además, el hecho de que el Departamento de Defensa adquiera medicamentos basándose en el precio, no en la calidad, pone a los estadounidenses en riesgo a nivel nacional.

“Más del 10 por ciento de los medicamentos genéricos probados no cumplen con los estándares de calidad”, dijo Gibson.

Un mercado demasiado grande para ignorarlo

Huang, por su parte, explicó que, en el proceso de licitación, en el que el ganador se lo lleva todo, las multinacionales farmacéuticas pierden su cuota de mercado en China, incluso, con las garantías de la alta calidad de sus productos.

De hecho, debido a que “ninguno de los escándalos de vacunas de China ha involucrado a fabricantes extranjeros”, como dijo Huang, los consumidores chinos prefieren productos farmacéuticos importados de alta gama.

China se ha convertido en el segundo mercado farmacéutico más grande del mundo por ingresos, solo detrás de Estados Unidos. Sin embargo, las empresas estadounidenses de salud y biotecnología continúan enfrentándose a barreras regulatorias y de mercado que limitan su capacidad para vender en China y competir con las empresas chinas, como afirmó el copresidente de la audiencia, Michael Wessel.

En la recomendación sobre políticas relacionadas con los medicamentos, Huang dijo: “Debemos enviar un mensaje explícito, a la parte china, que le deje en claro que los productos de atención médica no deben usarse como un arma en su guerra comercial con Estados Unidos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS