Inicia recta final de enfrentamiento Hageman-Cheney en Wyoming hacia la votación del 16 de agosto

Por Josh Hammer
06 de Agosto de 2022 12:30 PM Actualizado: 06 de Agosto de 2022 12:30 PM

CASPER, Wyoming— Los desiertos de Big Sky, las altas llanuras y los picos dorados por los glaciares de Wyoming son el telón de fondo de un enfrentamiento a mediados de agosto en un verano de descontento dentro del Partido Republicano.

El expresidente Donald Trump y sus afirmaciones sobre el robo de las elecciones no están en tela de juicio en Wyoming, un estado de tendencia republicana donde ganó con el 69.9 por ciento de los votos en 2020, más que cualquier otro estado.

Sin embargo, la única representante republicana de Wyoming en el Congreso, la representante Liz Cheney (rR-Wyo.), que lleva tres mandatos, es quien está siendo juzgada por sus fuertes críticas al expresidente, por haber votado con 10 compañeros republicanos de la Cámara de Representantes a favor de su destitución y por ser la copresidenta del comité de la Cámara de Representantes que investiga la irrupción del Capitolio del 6 de enero.

Para las primarias del distrito congresional republicano del 16 de agosto, Trump está apoyando a la aspirante Harriet Hageman, una abogada de recursos naturales de Fort Laramie. El expresidente está desempeñando un papel activo en las elecciones, con la presión sobre el gobernador republicano Mark Gordon ejercida en marzo para que respalde un proyecto de ley que detenga el “voto cruzado” en las primarias estatales y organizando un mitin en Casper en mayo para Hageman.

Hageman ha aprovechado ese apoyo de Trump para obtener una gran ventaja en las encuestas, incluyendo una encuesta del 15 de junio de Mason-Dixon Polling & Strategy/Casper Star-Tribune que encontró que ella está ganando a Cheney por más de 22 puntos.

Aunque Hageman cuenta con el apoyo de Trump, no ha hecho sus afirmaciones de una “elección robada” el centro de su campaña. Ella se ha centrado en la inflación, la economía, la política energética, y en el hecho de que Cheney está rara vez en Wyoming, eligiendo este verano investigar el papel de Trump en los eventos del 6 de enero de 2021 en lugar de reunirse y saludar a los constituyentes que se supone que ella está representando.

En los actos de campaña Hageman no afirmó de forma concluyente que las elecciones de 2020 fueron robadas hasta el 3 de agosto, cuando dijo que las elecciones de 2020 estaban “amañadas” a favor del presidente Joe Biden.

“Realmente la elección fue amañada. Fue amañada para asegurarse de que el presidente Trump no pudiera ser reelegido”, dijo Hageman en Washington Park, según el Casper Star-Tribune. “Lo que ocurrió en 2020 es una parodia”.

Esos comentarios pueden hacerla entrar al ala MAGA del GOP, pero podrían jugar en la estrategia de Cheney de resaltar los comentarios de los negadores de las elecciones y de hacer creer que sus intenciones, si son elegidos, son un peligro para la democracia.

El anuncio anti-Trump de Dick Cheney

Y Cheney tiene su propia lista de importantes apoyos, incluyendo el del exsenador federal de Wyoming Al Simpson (R-Wyo) y su padre, el ex vicepresidente Dick Cheney.

Epoch Times Photo
El ex vicepresidente Dick Cheney aparece en un anuncio para la campaña de reelección de su hija, la representante estadounidense Liz Cheney (R-Wyoming). En el anuncio llama al expresidente Donald Trump un “cobarde” y una “amenaza” que trató de robar las elecciones de 2020. (Captura de pantalla de YouTube)

En un anuncio de campaña de 60 segundos que comenzó a emitirse el 4 de agosto en todo Wyoming, Dick Cheney dijo que ningún otro individuo en los 246 años de existencia de la nación ha presentado una “mayor amenaza para nuestra república” que Trump.

Con un sombrero de vaquero blanco y hablando a la cámara, Cheney dijo que Trump “trató de robar las últimas elecciones utilizando la mentira y la violencia para mantenerse en el poder después de que los votantes lo hubieran rechazado. Es un cobarde. Un hombre de verdad no mentiría a sus seguidores. Ha perdido en las elecciones y ha perdido a lo grande. Yo lo sé, él lo sabe y en el fondo creo que la mayoría de los republicanos lo saben”.

Cheney dijo que está orgulloso de su hija por “defender la verdad, hacer lo correcto, honrar su juramento a la Constitución cuando tantos en nuestro propio partido están demasiado asustados para hacerlo. Liz no tiene miedo. Nunca se echa atrás en una lucha”.

El ex vicepresidente concluyó diciendo que la batalla de las primarias Hageman-Cheney es más grande que los candidatos —y que Liz Cheney lo entiende.

“No hay nada más importante que ella pueda hacer que liderar el esfuerzo para asegurarse de que Donald Trump no vuelva a acercarse al Despacho Oval. Y lo conseguirá”, dijo Cheney.

La campaña de Hageman en un comunicado en Twitter no se refirió directamente al anuncio.

“Liz Cheney ha olvidado hace tiempo que trabaja para Wyoming (o quizás nunca lo supo), no para los demócratas radicales. Wyoming merece una congresista que nos represente a nosotros Y a nuestros valores conservadores. Es hora de jubilar a la elitista Liz Cheney”, decía.

“Voto cruzado”

Gordon confirmó durante un debate de las primarias del GOP del 28 de julio con sus tres rivales que Trump hizo un “par de llamadas telefónicas” esta primavera sobre un proyecto de ley para que las primarias de Wyoming fueran cerradas y puesto fin a la votación “cruzada”.

“Este proyecto de ley de importancia crítica garantiza que los votantes de cada partido elegirán por separado a sus candidatos para las elecciones generales, ¡que es como debe ser!” dijo Trump en un comunicado de febrero.

Epoch Times Photo
El expresidente Donald Trump llega para pronunciar su discurso en Casper, Wyoming, el 28 de mayo de 2022. El mitin se celebró para apoyar a Harriet Hageman, contrincante de la representante Liz Cheney en las primarias de Wyoming. (Chet Strange/Getty Images)

La medida, el proyecto de ley 74 de la Cámara de Representantes, patrocinado por el representante Chip Neiman (R-Hulett), fue aprobada por el Senado en febrero, pero no avanzó en los Comités de Apropiación de la Cámara de Representantes antes de que la sesión expirara en marzo.

El aspirante Rex Rammell dijo que Gordon no se ha comprometido a poner fin a la votación cruzada y no presionó lo suficiente para conseguir la medida aprobada. Gordon dijo que abogó por la HB 74, pero no sobrevivió a su primera audiencia en el comité.

“Creo que los republicanos deben votar en las elecciones republicanas y los demócratas deben votar en las elecciones demócratas”, dijo Gordon. “La gente en Wyoming tiene la oportunidad de elegir, y ahora mismo la ley dice que pueden hacerlo”.

El voto cruzado, en el que los miembros registrados de un partido cambian de afiliación para votar en las primarias de otro, ha sido practicado durante mucho tiempo por los demócratas en un Wyoming dominado por los republicanos.

Los votantes de Wyoming pueden cambiar su afiliación partidista en el centro de votación el día de las elecciones, o pueden cambiar su afiliación partidista por adelantado.

Se convirtió en un problema durante las primarias republicanas de 2018 para gobernador, y algunos —incluido Rammell— sostienen que contribuyó a la victoria de Gordon por 9000 votos sobre el empresario conservador Foster Friess, respaldado por Trump.

No se sabe hasta qué punto el voto “cruzado” podría influir en las primarias del Partido Republicano del 16 de agosto. Según la Oficina del Secretario de Estado de Wyoming, a partir del 1 de julio, había 200,579 republicanos registrados (71%), 43,285 demócratas registrados (15%) y 34,925 no afiliados elegibles para votar en las primarias.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.