Inmigración ilegal podría crecer con latino propuesto por Biden para Seguridad Nacional: expertos

Por Débora Alatriste
25 de Noviembre de 2020
Actualizado: 25 de Noviembre de 2020

A pesar de las actuales demandas interpuestas por la campaña de Trump por las elecciones de 2020, Joe Biden propuso a un exfuncionario del USCIS como secretario del Departamento de Seguridad Nacional en una posible presidencia del demócrata, lo cual podría tener efectos a favor de la inmigración ilegal, según expertos.

El llamado “equipo de transición” del candidato demócrata anunció que el cubanoestadounidense Alejandro Mayorkas, quien ha servido bajo las administraciones de Bill Clinton y Barack Obama, estaría a cargo del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS), en caso de que Biden alcance la victoria presidencial.

The Epoch Times no declarará al ganador hasta que se certifiquen todos los resultados y se resuelva cualquier impugnación legal. Sin embargo, la posible incorporación de Mayorkas al DHS plantearían un enfoque contrario al de la administración Trump que favorecería a la inmigración ilegal.

En 2009, Mayorkas fue nominado por el entonces presidente Barack Obama para director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS). Durante su tiempo en el cargo, implementó el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), el cual protege de la deportación a las personas que llegaron a Estados Unidos desde niños.

“Es el tipo exacto de nominado que la gente no quería ver–alguien a favor de los intereses corporativos en la inmigración, de mirar hacia otro lado en el fraude, de sellar cada solicitud [de inmigración]”, dijo Jessica Vaughn, del Centro de Estudios de Inmigración (CIS), a Breitbart.

Para David North, otro de los miembros del CIS y una autoridad reconocida internacionalmente en materia de política de inmigración, la nominación de Mayorkas era algo esperado.

“[Mayorkas] tiene la postura proinmigración que el Partido Demócrata parece favorecer en estos días”, dijo North a The Epoch Times en una respuesta por correo.

Las posturas del presidente Donald Trump y el candidato presidencial Joe Biden difieren drásticamente sobre la inmigración. La administración Trump ha calificado a DACA de ilegal y de ejercicio inconstitucional de la autoridad del poder ejecutivo. Trump dijo anteriormente que la liquidación de DACA sería un proceso gradual, que proporcionaría al Congreso una “ventana de oportunidad” para actuar sobre el tema.

“El Presidente ha dicho desde hace tiempo que está dispuesto a trabajar con el Congreso en una solución legislativa negociada del DACA, una que podría incluir la ciudadanía, junto con una fuerte seguridad fronteriza y reformas permanentes basadas en el mérito. Esto no incluye la amnistía. Desafortunadamente, los demócratas han rechazado continuamente estas ofertas ya que se oponen a cualquier otra cosa que no sea la apertura total de las fronteras”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, en julio.

Cerca de 650,000 personas forman parte del DACA, un programa establecido por orden ejecutiva de Obama el cual permite a los extranjeros ilegales que fueron traídos al país cuando eran niños trabajar legalmente y los protege de la deportación.

Biden, por su parte, ha prometido hacer permanente DACA.

“Como presidente, trabajaré inmediatamente para hacerlo permanente, enviando un proyecto de ley al Congreso el primer día de mi gobierno”, dijo durante su campaña presidencial en junio.

La excandidata republicana para el 13° Distrito de Florida y defensora de la trata de personas en la frontera, Anna Paulina Luna, dijo que una posible incorporación de Mayorkas al DHS muestra que Biden “no tiene intención de arreglar el problema de DACA que ellos crearon”.

“La continuación del programa crea un limbo masivo para la gente a la que el gobierno de los Estados Unidos le ha permitido quedarse aquí”, dijo a The Epoch Times.

“El DACA nunca tuvo la intención de ser una solución (…) Simplemente puso una venda en una herida supurante–el problema con la inmigración ilegal en el país. El DACA también incentiva a la gente a realizar el muy peligroso viaje hacia los Estados Unidos de forma ilegal, que es exactamente la razón por la que la administración Trump ha trabajado para poner fin a DACA”, señaló.

Durante el cargo de Mayorkas como director del USCIS desde 2009 hasta 2014, la afluencia de inmigrantes aumentó. Un estudio señala que de los 3.1 millones de inmigrantes que se establecieron en Estados Unidos en 2014 y 2015, cerca de 1.1 millones eran inmigrantes ilegales, lo cual supuso un aumento significativo con respecto a los 700,000 inmigrantes ilegales que entraron en 2012 y 2013.

North dijo que debido a la experiencia de Mayorkas en cargos dentro del Departamento de Seguridad Nacional, “es muy posible que intente revivir el programa DACA, cuyos beneficiarios están avanzando hacia la mediana edad”.

“Me preocupa que la inmigración ilegal se expanda bajo su supervisión”, agregó.

En 2014, un encuesta del Associated Press mostró que un 68% de los estadounidenses entrevistados desaprobaban las políticas de inmigración de Obama.

Por otro lado, una encuesta de Harvard/Harris X (pdf) en 2019, muestra que la mayoría de los votantes negros e hispanos apoyan a los candidatos presidenciales que están en contra de la inmigración ilegal.

A los encuestados se les preguntó acerca de dos posibles candidatos presidenciales: Uno “representa el New Green Deal sobre cambio climático, Medicare para todos, matrícula universitaria gratuita, abrir nuestras fronteras a muchos más inmigrantes y aumentar los impuestos para pagar estos programas”. El otro “representa impuestos más bajos y regulaciones gubernamentales reducidas, fortaleciendo nuestro ejército, fortaleciendo nuestra frontera para reducir los inmigrantes ilegales, haciendo frente a China e Irán y buscando mejores acuerdos comerciales para los Estados Unidos”.

El 61% de los encuestados eligió este último, incluido el 49% de los hispanos, el 50% de los negros y el 65% de los independientes.

Cuando se les preguntó si apoyarían a un candidato centrado en “fortalecer nuestra frontera para reducir los inmigrantes ilegales”, el 70% dijo que era probable, incluido el 61 por ciento de los hispanos, el 63 por ciento de los negros y el 69 por ciento de los independientes.

Un segundo mandato de Trump impediría que los inmigrantes ilegales reunieran los requisitos para recibir asistencia social, atención sanitaria o una matrícula universitaria gratuita cuando estos servicios fuesen financiados por los contribuyentes. Dicha medida formaría parte de un plan más amplio para extinguir la inmigración ilegal, o la gente que entra al país sin permiso, lo cual es actualmente un delito menor.

Con información de los periodistas de The Epoch Times, Janita Kan y Zachary Stieber.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

The Epoch Times sigue la ética periodística: no declara ganador de las elecciones presidenciales

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS