Insecto chupasangre potencialmente mortal se esparce por todo Estados Unidos

Por Isabel Van Brugen - La Gran Época
22 de Julio de 2019 Actualizado: 22 de Julio de 2019

Funcionarios del gobierno están advirtiendo a las personas en todo Estados Unidos sobre un insecto vector llamado “vinchuca” que puede transmitir la potencialmente mortal enfermedad de Chagas.

La enfermedad de Chagas se propaga a través de un parásito llamado Trypanosoma cruzi. Los insectos son conocidos como “chinches besadoras” porque usualmente pican a las personas en la piel delgada alrededor de los ojos o la boca, a menudo cuando están dormidos, de acuerdo con WebMD.

La advertencia, emitida por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., se produce en medio de un reciente aumento en el número de insectos detectados en todo el país.

Aunque la vinchuca se encuentra típicamente en la región sur, así como en Centro y Sudamérica y México, ha sido vista en regiones del norte, como Pensilvania, según informes.

El pasado mes de julio, una joven de Delaware fue picada en la cara por una de estas chinches mientras veía la televisión en su habitación, según los CDC.

Aunque no contrajo la enfermedad de Chagas, funcionarios de la División de Salud Pública de Delaware y del Departamento de Agricultura de Delaware confirmaron que había sido picada por el insecto.

No todas las personas que son picadas se infectan con la enfermedad, ya que el parásito, que generalmente vive en el intestino y las heces del insecto, necesita entrar en el cuerpo.

Se estima que alrededor de 8 millones de personas están infectadas con la enfermedad en todo el mundo, la mayoría en América Latina, donde más de 10.000 personas mueren anualmente a causa de la infección, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Mientras tanto, se estima que alrededor de 300.000 personas en Estados Unidos la poseen, según los CDC.

Se cree que la enfermedad potencialmente mortal podría estar propagándose a regiones que antes no estaban infectadas debido a las migraciones desde América Latina, o a los viajes hacia y desde la región, afirma la OMS.

Las personas también pueden contraer el parásito al comer carne de un animal infectado o al recibir una transfusión de sangre o un trasplante de órganos de una persona infectada.

Sin embargo, las personas infectadas pueden vivir durante años sin saber que tienen Chagas. Y alrededor del 30 por ciento de las personas infectadas pueden desarrollar enfermedades cardíacas graves.

Este mes, una mujer de 77 años de Virginia murió después de una reacción alérgica a una picadura del insecto mientras caminaba con una amiga, informó Fox News.

Hablando con Danville Register & Bee, la amiga de Evelyn Wooten, Karen Hudgins, dijo que cree que una picadura de vinchuca la llevó a su reacción fatal el 2 de julio.

“Estábamos caminando y ella dijo: ‘Karen, quítame este bicho de encima'”, contó Hudgins a la agencia.

Más tarde, Hudgins declaró a ABC 13 que estaba convencida de que su amiga había sido picada por uno de estos insectos.

“Lo vi cuando que se fue volando y vi el que buscamos en Google, y no cabe duda”, comentó.

Explicó cómo Wooten se volvió pálida y de color azul, se quejó de dificultad para respirar y se desmayó 10 minutos después.

“Lo último que dijo fue ‘911’”, contó a Danville Register & Bee. “Empezó a hincharse y a ponerse azul, sus labios, brazos, todo”.

Wooten falleció tristemente a la mañana siguiente, y los médicos dijeron a su familia que su muerte fue causada por una reacción alérgica a una picadura de insecto.

El hijo de la mujer, Mark Wooten, señaló que su muerte fue “muy inesperada”.

La saliva de insectos infectados con el parásito Trypanosoma cruzi puede desencadenar una reacción alérgica en algunas personas, según un estudio publicado con el NCBI.

Los síntomas pueden incluir hinchazón, picazón, enrojecimiento severo, urticaria, ronchas y, en algunos casos, shock anafiláctico, informó Fox News.

Las vinchucas se encuentran típicamente en interiores, en grietas y agujeros, debajo de porches y estructuras rocosas, bajo cemento, rocas, montones de cepillos o cortezas, en casas de perros al aire libre o en otras cuevas de animales, de acuerdo con los CDC.

Estos aconsejan a las personas que creen haber encontrado al insecto que lo coloquen dentro de un recipiente, y lo congelen o lo coloquen con alcohol etílico para luego transportarlo para su identificación en un departamento de salud o en el laboratorio de una universidad.

*****

A continuación:

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

 

TE RECOMENDAMOS