Inspector del Departamento de Justicia confirma fuga de información clasificada del exdirector de FBI

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
19 de Junio de 2018 Actualizado: 19 de Junio de 2018

El Inspector General del Departamento de Justicia Michael Horowitz confirmó el 18 de junio que su oficina está investigando al exdirector del FBI James Comey, por filtrar información clasificada.

Horowitz confirmó la investigación durante su testimonio bajo juramento ante el Comité de Justicia de la Cámara. El Inspector General y el director del FBI, Christopher Wray, comparecieron ante el Comité para responder preguntas sobre el informe recientemente publicado que trata el manejo de la investigación de los correos electrónicos de Hillary Clinton.

“Recibimos una referencia sobre eso del FBI”, dijo Horowitz en respuesta a una pregunta del Senador republicano Chuck Grassley, de Iowa, sobre la filtración de Comey. “Estamos manejando esa referencia, y emitiremos un informe cuando el asunto sea completamente consistente con la ley y las reglas”.

Grassley determinó que al menos uno de los memorándum que Comey le envió a su amigo, el profesor de la Universidad de Columbia Daniel Richman, contenía información clasificada. Los memorándum contienen los recuerdos de Comey sobre sus reuniones con Trump, y sirvieron como un trampolín para el nombramiento del asesor especial Robert Mueller para investigar presuntos vínculos entre la campaña de Trump y Rusia.

Comey afirmó que escribió esas notas como un “ciudadano privado”. La Casa Blanca respondió en cambio que el escribió los memorándum en una computadora del FBI, y con un lenguaje que sigue el protocolo de un documento del FBI.

Grassley citó una aparición televisiva en la que Comey dijo que sería “frívolo” que el Inspector General presentara un informe sobre sus filtraciones. Horowitz aclaró que el informe de hecho está próximo en aparecer.

La confirmación de la investigación sobre la filtración de Comey se produjo pocos días después de que la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia publicara otro informe que destaca una fuerte crítica a la cultura de filtraciones que se permitió el FBI durante su investigación de los correos electrónicos de Clinton.

Según el documento, al menos 50 empleados del FBI estuvieron en contacto con los medios de prensa en diferentes momentos. Muchos lo hicieron sin autorización y sin razones oficiales para hacerlo. El informe dio a conocer sobre numerosos empleados del FBI que aceptaron obsequios impropios de los medios, incluidas salidas al golf y entradas a eventos deportivos.

En respuesta a las preguntas del Comité de Justicia sobre las filtraciones, Wray describió una serie de pasos que está tomando para corregir la cultura de la divulgación inadecuada, incluida la creación de una unidad de investigación de filtraciones dentro de la oficina, y planea que cada empleado revise la nueva política sobre los contactos con los medios de prensa, que el lanzó a fines del año pasado.

“El FBI logró promover una cultura que hace a un lado las divulgaciones no autorizadas a la prensa, pero castiga los avisos legalmente protegidos”, dijo Grassley en la audiencia del 18 de junio. “Vigila con firmeza los congresos para ocultar hechos vergonzosos, mientras filtra un autoservicio de chismes a los reporteros amigos a través de regalos. El director Wray tiene bastante desorden que limpiar”.

Comey lideró al FBI en un momento en que la agencia llevó a cabo tanto la investigación criminal del uso de Clinton de un servidor privado como también la investigación de contrainteligencia de los supuestos vínculos de la campaña presidencial Trump con Rusia. En la audiencia del 18 de junio, el Senador republicano Orrin Hatch, de Utah, dijo que las dos investigaciones eran las más importantes en la historia de la oficina.

Horowitz, quien supervisa un equipo de 400 personas, ha estado investigando el manejo por parte del FBI del uso de un servidor privado de Clinton durante 18 meses. Su informe final, publicado el 14 de junio, es la culminación de las entrevistas con más de 100 testigos y la revisión de más de 1,2 millones de documentos. Horowitz llegó a la conclusión de que el prejuicio era generalizado entre los empleados clave del FBI que trabajaban en la investigación de Clinton, pero no encontró pruebas que demuestren que su parcialidad afectara el resultado de la investigación.

El informe es particularmente crítico con Comey, demuestra que usurpó el poder del Fiscal General para anunciar públicamente la exoneración de Clinton. Comey también ocultó a sus superiores su decisión de hacer el anuncio, con la intención de evitar que lo detuvieran, dice el informe. Como director del FBI en ese momento, utilizó una dirección de correo electrónico privada para asuntos gubernamentales mientras investigaba a Clinton por hacer lo mismo.

La mano derecha de Comey en la agencia, el ex subdirector Andrew McCabe, fue despedido a principios de este año por autorizar una filtración voluntaria y supuestamente mentirle a Comey y a los investigadores, incluso bajo juramento.

Cuando se le pidió testificar ante el comité judicial de la Cámara, McCabe dijo a través de su abogado que invocaría sus derechos de la Quinta Enmienda para protegerse contra la autoincriminación. Comey declinó aparecer dos veces, enumerando un viaje al extranjero como la razón más reciente por la que no podía estar presente.

“El abogado de Comey nos dice que está fuera del país, aunque vi que estaba en Iowa durante el fin de semana. De acuerdo con su transmisión de Twitter, parece estar pasando un momento maravilloso”, dijo Grassley el 18 de junio.”Tiene tiempo para hacer giras de libros y entrevistas televisivas, pero aparentemente no tiene tiempo para ayudar a este Comité, que cuenta con jurisdicción primaria sobre el Departamento de Justicia”

La confirmación de la investigación sobre las filtraciones de Comey se produce menos de dos semanas después de que los fiscales federales procesaran al jefe de seguridad del comité de inteligencia del Senado por mentir al FBI, como parte de una investigación sobre filtraciones. La acusación detalla un contacto extenso entre el empleado principal y varios reporteros.

En la audiencia del lunes, Wray se tomó su tiempo para enfatizar que el comportamiento de los altos funcionarios y agentes que trabajaron en la investigación de los correos electrónicos de Clinton no es representativo de los 37.000 empleados del FBI de todo el país. El director dijo que los empleados de la oficina salvaron a 1300 niños de las manos de los depredadores este año y destacó el trabajo que la agencia desenvolvió en el contraterrorismo y el arresto de pandilleros violentos.

Para subrayar la importancia del informe, Wray dijo que poco después de la publicación del documento, el dio su primera conferencia de prensa en 10 meses. El Director también está planificando un día completo de capacitación para cada alto ejecutivo del plantel del FBI empleado por la nación. La oficina también revisará sus procesos para llevar a cabo investigaciones delicadas, para evitar el mismo tipo de decisiones tomadas en la investigación de los correos electrónicos de Clinton.

TE RECOMENDAMOS