Intérprete afgano que salva a cinco soldados estadounidenses en Afganistán recibe la ciudadanía de EE.UU.

Por Anastasia Gubin
04 de Julio de 2020
Actualizado: 04 de Julio de 2020

Un exintérprete militar afgano que recibió un ataque de los talibanes después de haber salvado la vida de cinco soldados estadounidenses se convirtió oficialmente en un ciudadano de Estados Unidos.

El intérprete afgano Janis Shinwari y su familia asistieron a una ceremonia de naturalización para 170 inmigrantes en Fairfax, Virginia, el 29 de junio.

Shinwari, de 42 años, dijo a Fox News que sus dos hijos estuvieron “muy emocionados” la noche anterior a la ceremonia. “Ellos me preguntaron: ‘Papá, si nos levantamos mañana en la mañana ya seremos ciudadanos de EE. UU.'” compartió, añadiendo: “Les dije: ‘sí, ustedes chicos serán ciudadanos de EE. UU. mañana'”.

Shinwari trabajó ocho años como exintérprete con las tropas del ejército de EE. UU. desplegadas en el extranjero. Entre los soldados a los que se le atribuye haber salvado se encuentra el excapitán del ejército Matt Zeller, con quien ahora Shinwari comparte un fraternal vínculo.

Zeller y Shinwari durante su entrevista conjunta en Arlington, Virginia, el 21 de noviembre de 2013 (Guillaume Meyer/AFP vía Getty Images)

La tropa de Zeller fue emboscada por combatientes talibanes en 2008, durante un combate en la provincia Ghazni de Afganistán. En medio del conflicto, Shinwari encontró a Zeller en una zanja, vivo pero vulnerable.

“Había dos talibanes detrás de él para matarlo”, explicó Shinwari, “y yo le disparé a esos dos talibanes”. Zeller tan solo había conocido al intérprete 10 días antes.

“Ese fue el peor tiroteo de mi vida”, recordó el excapitán del ejército, hablando con NPR. “Alguien gritó: ‘¡Zeller!’ y di la vuelta y vi a Janis dispararle a un tipo. Había un tipo corriendo para atacarme y Janis le disparó, salvándo mi vida”.

Shinwari pagó por su acto de valentía al ser puesto en 2009 en la lista de quienes dieron muerte a talibanes y admitió que temía perder su vida si era capturado. Él pasó un largo período de tiempo escondiéndose en una base militar de Estados Unidos cerca de Kabul, informó KPBS.

Soldados de Estados Unidos y del ejército afgano maniobran en una patrulla con apoyo aéreo poco antes de ser atacados por insurgentes talibanes el 15 de marzo de 2010, en Howz-e-Madad en la provincia de Kandahar, Afganistán. (John Moore/Getty Images)

“Fue muy duro para mí que no pudiera ver a mis hijos por un tiempo”, dijo. “La parte más triste fue que mis hijos no pudieron salir a jugar con los otros niños por razones de seguridad. Ellos estaban en casa todo el tiempo”.

El padre de dos niños pidió asilo en Estados Unidos solicitando una visa especial de inmigrante para expersonal del servicio militar. Zeller abogó por él. “De ahora en adelante soy su familia y él es la mía, y voy a hacer todo lo que pueda para cuidarlo”, dijo al USA Today.

El Programa Especial de Visas para Inmigrantes autoriza 4000 visas anualmente, informó Fox News, todavía los tiempos de espera son notoriamente largos. Pero después de un rechazo, numerosos lobbies y cartas de recomendación, Shinwari fue finalmente aprobado.

“Me tomó tres años conseguir mi visa”, reveló Shinwari, afirmando que muchos intérpretes fueron asesinados por los talibanes mientras esperaban sus visas. El intérprete trasladó a su familia a Estados Unidos en noviembre de 2013.

Zeller los recibió en el aeropuerto.

Zeller y Shinwari durante su entrevista conjunta en Arlington, Virginia, el 21 de noviembre de 2013 (Guillaume Meyer/AFP vía Getty Images)

El excapitán del ejército lanzó una campaña en GoFundMe para ayudar a la familia afgana a encontrar su propio sitio, recaudando 35,000 dólares en pocos días, pero Shinwari rechazó el dinero. En lugar de eso, se asoció con Zeller para lanzar una organización sin fines de lucro, No One Left Behind, para hacer presión a otros intérpretes militares estadounidenses para obtener asilo y apoyarlos con donaciones a su llegada.

Shinwari dice que se siente seguro en su nuevo hogar y sigue en el negocio de salvar vidas. El exintérprete militar trabaja ahora para Briartek, una empresa que fabrica balizas de rescate para marineros.

“No tiene que preocuparse, puede dormir bien”, dijo. “Una vez que está aquí, ya es libre”.

“Lo que hizo por nuestro país fue verdaderamente grande, no es solo que hemos nacido con gente asombrosa, sino que los hemos importado”, dijo Zeller a The Christian Science Monitor. “Buscamos a los mejores y más brillantes y los reclutamos para que estén en nuestro equipo”.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puedes compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Cómo un exitoso empresario encuentra alivio al estrés y un significado más profundo para la vida

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS