Inversores siguen atentos al petróleo y al oro en medio de las tensiones con Irán

Por Emel Akan
10 de Enero de 2020 Actualizado: 10 de Enero de 2020

WASHINGTON — El temor a que las tensiones entre Estados Unidos e Irán vayan escalando ha hecho que los precios del petróleo y del oro desde el 3 de enero suban considerablemente.

Mientras que los precios han retrocedido después del discurso del presidente Donald Trump a la nación, cosa que alivió algunos temores, los inversores siguen prestando mucha atención a los riesgos geopolíticos.

Los precios del petróleo y del oro cayeron bruscamente después de que el presidente Donald Trump dijera el 8 de enero sobre Irán que “parece que se están retirando”. La mañana después de los ataques con misiles que tenían como objetivo a las fuerzas estadounidenses en Irak, Trump dijo que “no hubo bajas” y que todos los soldados estadounidenses estaban a salvo.

El precio del petróleo subió debido a los temores de represalias por parte de Irán tras el asesinato del alto comandante militar Qassem Soleimani en un ataque aéreo estadounidense. El crudo Brent, referencia internacional, subió por encima de los 70 dólares el barril por primera vez en cuatro meses. Sin embargo, cayó a 65 dólares el 8 de enero.

El discurso de Trump quitó parte de la prima de riesgo geopolítico del precio del petróleo, según Phil Flynn, analista senior de energía del Price Futures Group en Chicago.

“Del discurso del presidente, estamos obteniendo una fuerte sensación de que esta crisis está, si no terminada, al menos en una pausa”, dijo Flynn.

“Ahora el riesgo para el petróleo es en realidad menor porque los iraníes en este momento no quieren arriesgarse a escalar la situación”. Así que cualquier ataque propuesto que puedan tener en los yacimientos de petróleo o en los buques cisterna probablemente se posponga porque no quieren elevar las temperaturas”.

En 2019, Irán atacó las principales instalaciones petrolíferas de Arabia Saudita y se dirigió a los buques petroleros en el Estrecho de Ormuz, lo que aumentó los riesgos geopolíticos en la región.

Trump, en su discurso, mencionó la independencia energética de Estados Unidos, diciendo que el país ya no depende del petróleo de Oriente Medio.

“Ahora somos el productor número uno de petróleo y gas natural en cualquier parte del mundo. Somos independientes y no necesitamos el petróleo de Oriente Medio”, dijo.

El aumento de la producción de petróleo de Estados Unidos en la última década ha fortalecido la posición de Estados Unidos en Oriente Medio, según los expertos.

“Las tensiones geopolíticas en Oriente Medio ciertamente afectan los precios del petróleo, pero hoy menos que hace [unas] décadas”, dijo Robert Johnson, profesor de finanzas en la Universidad de Creighton.

Algunos expertos se sorprendieron de que los precios del petróleo no se dispararan más en respuesta a las tensiones con Irán”. Eso habría sido ciertamente el caso en el pasado, pero el mundo del petróleo ha cambiado”. Estados Unidos es ahora el principal productor de petróleo del mundo”.

Carrera del oro

El aumento de los riesgos geopolíticos también ha impulsado el atractivo del oro. Las tensiones con Irán provocaron un aumento de los precios, ya que los inversores consideran el oro como un refugio seguro y una cobertura contra la incertidumbre.

Jeffrey Currie, jefe de investigación de materias primas de Goldman Sachs, señaló en un informe que el oro se desempeña bien durante las guerras o las escaladas militares, como se experimentó durante el comienzo de ambas guerras del Golfo y durante los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001.

“La historia muestra que en la mayoría de los casos, el oro probablemente se recuperará más allá de los niveles actuales”, dijo Currie, y añadió que el oro funcionaría mejor que el petróleo si las tensiones entre Estados Unidos e Irán continúan.

El oro subió por encima de los 1600 dólares por onza por primera vez desde 2013, después de que Irán atacara a las fuerzas estadounidenses.

A pesar del reciente repunte, el precio del oro sigue estando por debajo de los máximos históricos, según Chuck Self, director de inversiones de iSectors, una empresa de estrategias de inversión con sede en Wisconsin.

“El oro es más barato que las acciones o los bonos”, dijo. “Una crisis más intensa en Medio Oriente haría de los metales preciosos la mejor clase de activos para poseer en el primer trimestre y posiblemente en 2020”.

Los inversores volvieron a los activos de riesgo como las acciones después de que el discurso de Trump calmó a los mercados.

Sin embargo, la crisis no ha terminado y habrá una escalada del conflicto entre Estados Unidos e Irán en las semanas y meses venideros, según Deric Scott, vicepresidente y analista principal de la empresa minorista de metales preciosos Metals.com.

Señaló que Trump dejó claro que no permitiría que Irán tuviera un arma nuclear.

“No va a pasar a un segundo plano. No va a permitir que Irán siga dirigiendo el espectáculo, y eso solo va a causar fricciones”, dijo Scott, añadiendo que el oro podría llegar hasta los 3000 dólares este año si el conflicto continúa escalando.

Además del riesgo geopolítico, los factores macro también han impulsado el precio del oro en los últimos meses. Un dólar debilitado y un entorno de tasas de interés negativas han sustentado los precios del oro.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan

*****

Le puede interesar:

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS