Investigador en el documental “2000 Mules” explica como el fraude electoral local creció a nivel nacional

Por John Haughey
01 de Mayo de 2022 5:39 PM Actualizado: 01 de Mayo de 2022 5:41 PM

El fraude electoral ha sido tradicionalmente un asunto local en Estados Unidos, donde las elecciones se llevan a cabo en más de 3000 condados en un sistema descentralizado que hace que la manipulación masiva de boletas sea casi imposible.

Y sigue siendo así, sostiene Gregg Phillips. Su investigación sobre el fraude electoral en Georgia durante la segunda vuelta de las elecciones al Senado de EE. UU. de 2021 en el estado se presenta en el documental “2000 Mules” (2000 Mulas) de Dinesh D’Souza que se estrenará la próxima semana.

Foto de la época
Gregg Phillips del Grupo OPSEC. (Foto cortesía de Gregg Phillips)

Mientras manejaba la línea directa de fraude electoral de True the Vote durante las elecciones de 2020, Phillips dijo que observó que el fraude electoral local “creció a escala” como parte de un esquema de recolección de boletas orquestado por organizaciones nacionales.

En todo el país, “hay miles de insurgencias locales que hacen sus propias cosas” incumpliendo las leyes electorales estatales, dijo.

Pero lo que sucedió en las últimas décadas, y se hizo evidente durante las elecciones de 2020, es que “el dinero nuevo y el dinero viejo, las fundaciones anticuadas” pueden “aprovechar el fraude ya existente a nivel local”, dijo Phillips. “Así es como esta cosa crece a escala” y puede influir en los resultados electorales estatales y nacionales.

Phillips, exdirector del Departamento de Servicios Humanos de Mississippi y excomisionado adjunto de la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas, es socio gerente y propietario mayoritario de OPSEC Group LLC, con sede en Birmingham, Ala.

Su empresa lleva a cabo investigaciones y análisis de la lista de votantes y los resultados de las elecciones para True the Vote (TTV), una organización sin fines de lucro con sede en Houston, Texas, fundada por Catherine Engelbrecht en 2010.

TTV ha estado capacitando a los observadores electorales, educando a los votantes sobre la ley electoral y presionando para promulgar muchas de las reformas adoptadas después de 2020 durante más de una década.

TTV de Engelbrecht y OPSEC de Phillips realizaron la investigación presentada en el documental de D’souza, colaborador de The Epoch Times, el cual se estrenará en 300 cines el 2 y el 4 de mayo.

La génesis de la investigación, que según él y Englebrecht demuestra que hubo tráfico de votos ilegal a gran escala en las elecciones de 2020, fue la indagación de los informes después de atender la línea de información de TTV, dijo Phillips.

“Comenzamos a ver estas anomalías, estas densidades” en “precinto tras precinto” en lugares como Milwaukee, Detroit, Atlanta y el condado de Maricopa en Arizona, donde la participación electoral fue extraordinariamente alta y prácticamente todas las boletas fueron emitidas para los mismos candidatos, dijo.

Foto de la época
Las boletas por correo en sus sobres a la espera de ser procesadas en el centro de procesamiento de boletas por correo de los registradores del condado de Los Ángeles en Pomona Fairplex en Pomona, California, el 28 de octubre de 2020. (ROBYN BECK/AFP a través de Getty Images)

“Los errores ocurren, pero cuando el 100 % de los votantes votan por los mismos candidatos”, hay algo que no cuadra, dijo Phillips.

Dijo que las personas que llamaron a las líneas telefónicas desde todo el país informaron de rarezas en torno a los buzones de votación. Un tema común era ver a las mismas personas depositando las boletas.

“Hubo mucha especulación sobre cosas relacionadas con los buzones, muchos videos sobre estos buzones”, dijo Phillips, pero era difícil utilizarlos para intentar demostrar el fraude.

Entonces tuvo una idea: el análisis geoespacial obtenido de los teléfonos móviles.

Dijo que los teléfonos celulares emiten una señal única e identificable o “ping”, dijo, que son “recolectados y fusionados por intermediarios y vendidos”.

Mediante la recopilación de datos de teléfonos móviles, “no solo se sabe dónde, sino cuándo” un teléfono está en diferentes lugares, dijo Phillips. “Suponiendo que conoces a la persona que posee ese teléfono, puedes saber dónde duerme. ¿Dónde trabaja?”.

Foto de la época
Un hombre revisa su teléfono móvil en Barcelona, ​​España, el 25 de febrero de 2013. (David Ramos/Getty Images)

Estaba ansioso por ver lo que el análisis de los “pings” de los teléfonos móviles cercanos a los buzones podía generar. Los números de teléfono pueden rastrearse y “podemos remontarnos y descubrir un patrón de ubicaciones antes, durante y después de que el teléfono estuviera en el buzón”, dijo.

“Afinamos una hipótesis que podríamos poner a prueba en Georgia” durante la segunda vuelta de las elecciones de enero de 2021 para los dos escaños del Senado de EE. UU. del estado.

La operación requeriría la compra de un petabyte de pings. Un petabyte equivale a 1000 terabytes, lo cual, asegura Phillips, es “una cosa muy, muy grande”.

“Catherine y su equipo trabajaban en la presentación de solicitudes de libertad de información, y ella realmente no creía en muchas de las cosas que estaban ahí”, dijo. “Pero ella nos apoyó, nos respaldó en todo momento, cuando necesitábamos más datos, salió a recaudar más dinero”.

Foto de la época
La fundadora de True the Vote, Catherine Engelbrecht, testifica ante el Comité Judicial del Senado, el 29 de enero de 2015. (Captura de pantalla/CSPAN)

Los datos fueron “súper costosos” millones de dólares dijo Phillips. “Puede que seamos el único grupo que quede en pie cuando todo esté dicho y hecho y que haya salido a comprar 10 billones” de pings.

Una vez que tenían los datos, la pregunta era: ¿Quién realizó 25 o más visitas a un buzón?

“Lo que nos resultó fueron 242 individuos que cumplían ese criterio”, dijo Phillips.

TTV también recopiló de “4-5 millones de minutos” de vídeo en los que también se ve a los propietarios de teléfonos móviles realizando entregas de boletas, dijo. Los que lo hicieron 25 o más veces fueron etiquetados como “mulas”.

Los datos confirmaron de manera concluyente que la recolección de votos a escala industrial era una rutina en Georgia, especialmente en la zona de Atlanta. Phillips dijo que Englebrecht exigió que se revisara una y otra vez.

“Ella decía una y otra vez: ‘Gregg, pase lo que pase, no puedes equivocarte'”, dijo. “Tuvimos que someterlo a estas comprobaciones de control de calidad, crear algoritmos para captar las anomalías y descartarlas. No queríamos incluir falsos positivos, excluir a gente que debería estar incluida e incluir a gente que debería estar excluida”.

“No queremos adelantarnos. Lleva tiempo” desarrollar estos análisis, dijo Englebrecht.

Cuando se presentaron las conclusiones a los funcionarios estatales a inicios de 2021, no obtuvieron la respuesta esperada. En septiembre de 2021, el director de la Oficina de Investigación de Georgia, Vic Reynolds, dijo que como TTV no revelaba las fuentes citadas en su análisis, no había causa probable para investigar.

“Se enfadaron con nosotros y nos enviaron una carta diciendo que no había causa probable para investigar—no se necesita causa probable para investigar”, dijo Phillips.

“Creo que el mayor reto al que nos enfrentamos fue que realmente creíamos que podíamos llevar nuestro trabajo hasta un punto en el que estuviera claro que había un problema, que el uso de nuestros datos” recopilados por la misma tecnología “utilizada habitualmente por las fuerzas de seguridad sería un ímpetu suficiente para que los funcionarios clave dijeran: ‘Esto es algo que deberíamos investigar'”, dijo Englebrecht.

El 25 de abril, el secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, anunció que el estado investigaría las declaraciones de TTV y citó a Englebrecht y a Phillips.

Una de las razones del renovado interés de Georgia en la investigación de TTV de 2021—y las fuentes—son investigaciones geoespaciales similares realizadas posteriormente por Phillips, que han ganado adeptos entre los funcionarios de Arizona, Wisconsin y Pensilvania.

Phillips dijo que constataron que la recolección de votos es una industria tradicional local en todos los lugares donde buscaron.

Condado por condado, “las estafas son diferentes, los recolectores y los métodos de recolección son diferentes”, dijo. “Piensas, ¿cómo es posible que esto esté tan coordinado? No parece plausible que se haya podido involucrar a miles de personas para hacer todo esto”.

Esto hace que la lucha contra el fraude en las urnas sea una “guerra de mil frentes, un montón de mini-insurgencias” que proporcionan la infraestructura para que los grupos nacionales crezcan.

Phillips dijo que no puede dar nombres en este momento. “Nos han aconsejado en este momento (no hacer acusaciones específicas) hasta que avancemos más en el camino”, dijo.

Pero dijo que los grupos que aprovechan las redes locales de fraude electoral tienden a ser sedes estatales de grupos nacionales de defensa y fundaciones con programas de subsidios que tienen una influencia significativa en las comunidades.

“Me dirigí a Dinesh y le dije que aquí hay suficiente material para una película, y no estoy seguro de que nadie más vaya a contar la historia”, dijo Englebrecht. “Es muy difícil en el entorno actual encontrar gente como Dinesh dispuesta a ponerse en marcha y decir: ‘Vamos a echarle un vistazo'”.

“Ambos terminamos estando mucho más involucrados en esta película de lo que pensábamos”, dijo Phillips. “Lo siguiente que sabemos es que estamos en primera fila”.

Pero permanezcan atentos, ambos dicen que se avecina más.

“Tenemos dos investigaciones que son más explosivas y probablemente más impactantes que todo este asunto de las ‘Mulas’”, dijo Phillips.

“Hay algo de lo que no hemos hablado públicamente porque pensábamos que iba a ir en una determinada dirección, y ahora esa agencia está dando la vuelta al guión, así que estamos tratando de cerrar las escotillas”, Englebrecht. “Cuando se trata de estas cosas, no puedes equivocarte”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.