Investigadores afirman que la inmunidad de grupo del COVID-19 podría ser más baja de lo que se creía

Por Isabel van Brugen
21 de Julio de 2020
Actualizado: 21 de Julio de 2020

La inmunidad de grupo al COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh, podría lograrse con menos personas contagiadas de lo que se estimó previamente, sugieren nuevos estudios.

Según un estudio de la Universidad de Oxford (pdf), el límite para la inmunidad de grupo (HIT) podría ser menor que las estimaciones previas porque mucha gente ya es innatamente inmune al COVID-19 —sin siquiera haber contraído la enfermedad.

Un equipo de investigadores del Departamento de Zoología de la Universidad de Oxford, conducido por la profesora Sunetra Gupta, produjo un modelo que sugiere que tan solo un 20 por ciento de la población necesita ser resistente al virus para prevenir una recurrencia de la epidemia.

El estudio, publicado el 16 de julio, aún no ha sido revisado por pares.

“Es de amplio conocimiento que el límite para la inmunidad de grupo requerida para prevenir una recurrencia del SARS-CoV-2 está por encima del 50 por ciento en cualquier contexto epidemiológico”, dice la publicación.

Los investigadores sugieren que mucha gente podría haber construido ya algún grado de resistencia al virus por exposición a coronavirus estacionales, tal como el resfrío común.

La inmunidad de grupo se logra cuando suficiente gente en una población es inmune al contagio por ser capaz de detener efectivamente la propagación de la enfermedad. Esto baja las probabilidades de que el virus se transmita de persona a persona y de que alcance a quienes no se han contagiado aún.

Micrografía electrónica de escaneo a color de una célula (verde) muy infectada con partículas del virus del PCCh (púrpura), comúnmente conocido como SARS-CoV-2 o el nuevo virus del PCCh, aislada de una muestra de un paciente el 16 de marzo de 2020. (NIAID)

La gente se puede volver inmune a ciertos virus luego de sobrevivir el contagio o de ser vacunado. Típicamente al menos el 70 por ciento de una población debe ser inmune para lograr la inmunidad de grupo. Pero el tiempo que dura la inmunidad varía dependiendo del virus.

“Aquí, hemos demostrado que el HIT podría ser reducido mucho si una fracción de la población no puede transmitir el virus debido a resistencia innata o protección cruzada por exposición a los coronavirus estacionales”, escribieron los autores del estudio Jose Lourenco, Francesco Pinotti, Craig Thompson y Gupta.

“Estos resultados ayudan a explicar el gran grado de variación regional observado en la seroprevalencia y en las muertes acumuladas, y sugiere que una inmunidad de grupo suficiente podría ya existir para mitigar sustancialmente una potencial segunda ola”, agregaron.

Los investigadores dijeron que cuando la gente resistente a un virus se mezcla con gente no resistente, el HIT cae significativamente.

“Dada la creciente evidencia de que la exposición a coronavirus estacionales ofrece protección contra síntomas clínicos, podría ser razonable suponer que la exposición a SARS-CoV-2 misma, podría conferir un grado significativo de inmunidad clínica”, sugirieron los investigadores.

“Por esto, un segundo brote podría resultar en muchas menos muertes, particularmente entre aquellos con comorbilidades en las clases de edades jóvenes”.

Se han reportado más de 14.7 millones de personas contagiadas con el virus del PCCh en todo el mundo, y al menos 610,000 han muerto, según un mapa de rastreo de la Universidad Johns Hopkins, aunque algunos expertos creen que las cifras no son confiables debido a los datos imprecisos de China.

Con contribución de Associated Press.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Coronavirus EEUU: McEnany alega sesgo mediático en sus dichos del rol de la ciencia

TE RECOMENDAMOS