Investigadores creen que la mente podría existir físicamente y afectar los resultados del mundo real

Por Tara MacIsaac
23 de Noviembre de 2022 6:28 PM Actualizado: 23 de Noviembre de 2022 6:28 PM

Durante siglos, los filósofos se preguntaron cómo se relacionan la mente y la materia. Ahora la física moderna está interviniendo en el debate. Aquí hay un vistazo a algunas teorías sobre dónde o cómo podrían existir físicamente nuestros pensamientos.

Noosfera, ¿relacionada con Internet?

En la primera mitad del siglo XX, Teilhard de Chardin, sacerdote jesuita y paleontólogo, escribió sobre una “noosfera” conceptual. Predijo que, en alguna etapa futura del desarrollo de la humanidad, una membrana que contenga nuestros pensamientos y experiencias colectivos envolvería el mundo.

En “El fenómeno del hombre”, escribió: “¿No es esto como un gran cuerpo que está naciendo —con sus miembros, su sistema nervioso, sus órganos perceptivos, su memoria— el cuerpo de hecho de esa gran Cosa viviente que tenía que venir a cumplir las ambiciones despertadas en el ser reflexivo por la conciencia recién adquirida?”

Muchos hicieron la conexión entre la noosfera de De Chardin y la red mundial actual. ¿Podría internet ser considerado un reino donde reside nuestra conciencia colectiva?

Los pensamientos existen en espacios físicos alternativos

Bernard Carr, profesor de matemáticas y astronomía en la Universidad Queen Mary de Londres, dice que nuestra conciencia interactúa con otras dimensiones. Albert Einstein afirmó que hay al menos cuatro dimensiones distintas, siendo la cuarta dimensión el tiempo o el espacio-tiempo, ya que Einstein creía que el espacio y el tiempo no podían existir por separado.

Carr razona que nuestros sentidos físicos revelan solo un universo tridimensional, pero hay al menos cuatro dimensiones. Lo que existe en los planos superiores son entidades con las que no podemos conectarnos usando nuestros sensores físicos, sin embargo, tales entidades deben tener algún tipo de espacio donde existan.

“Las únicas entidades no físicas en el universo de las que tenemos alguna experiencia son las mentales, y… la existencia de fenómenos paranormales sugiere que las entidades mentales tienen que existir en algún tipo de espacio”, escribió Carr.

¿Nuestros pensamientos trascienden el tiempo?

Dean Radin, Ph.D., realizó estudios que muestran que nuestros pensamientos pueden tener un efecto en la realidad física. Pero eso podría no pertenecer al presente o al futuro, como cabría esperar. Él cree que es posible que nuestros pensamientos futuros afecten nuestra realidad pasada.

Radin es científico jefe del Instituto de Ciencias Noéticas, una organización sin fines de lucro fundada por el astronauta del Apolo 14 Edgar Mitchell, dedicada a la investigación de la conciencia. Radin también es profesor adjunto en el departamento de psicología de la Universidad Estatal de Sonoma y ocupó cargos en la Universidad de Princeton y varios grupos de expertos de Silicon Valley, entre otras instituciones.

Probó esta capacidad de la intención humana que afecta la realidad física utilizando un generador de números aleatorios (RNG). No es el único científico que usa un RNG para probar las interacciones mente-materia, pero es singular en su enfoque sobre la capacidad de las intenciones futuras para afectar el pasado.

La mayoría de las pruebas RNG se centran en un paradigma de causa-efecto de “flecha de tiempo”, hacia adelante. Una persona tiene una intención y se espera que afecte algún resultado futuro o número generado. Radin abrió su experimento a la idea de que una intención futura podría afectar los resultados pasados. Encontró que “los resultados observados pueden modelarse mejor como un proceso que retrocede en el tiempo desde un ‘objetivo’ futuro, en lugar de como un proceso más complejo que avanza en el tiempo tratando de alcanzar ese objetivo”, según su estudio publicado en la Revista de Exploración Científica en 2006.

Añadió: “Algunas formas de aparente MMI [interacción mente-materia] pueden involucrar procesos que son más consistentes con ‘tirones’ retrocausales del futuro que con ‘empujes’ causales del presente”.

Un vasto reino entre partículas

El profesor emérito de la Universidad de Stanford, William A. Tiller, plantea la hipótesis de que nuestros pensamientos tienen un efecto físico en un “nuevo nivel de sustancia… que parece funcionar en el vacío físico (el espacio vacío entre las partículas eléctricas fundamentales que forman nuestros átomos y moléculas eléctricos normales)”.

Dice que pudo medir esta sustancia hasta ahora invisible, pero solo cuando interactúa con las sustancias que podemos medir convencionalmente. Esta interacción parece ocurrir cuando es impulsada por la intención humana, lo que sugiere que nuestros pensamientos existen físicamente en este ámbito.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.