Invitar un lobo a casa: una vieja historia china sobre el peligro de confiar en los enemigos

Por DUOYU ZHONG
26 de Agosto de 2020
Actualizado: 26 de Agosto de 2020

El lobo es uno de los mamíferos más ampliamente dispersos en el mundo. Es el antepasado del perro doméstico.

Existen muchas especies de lobo; sin embargo, en general todos son feroces y tienen dientes muy afilados que les sirve para arrancar la carne de sus presas. A menudo se consideran una amenaza para los seres humanos y los animales domésticos.

Hay muchas historias sobre lobos, y esta es una que se extendió a lo largo y ancho de China volviéndose muy popular en toda la región por el valor de su mensaje.

Érase una vez, un joven pastor que cuidaba y vigilaba su rebaño de ovejas muy bien. Un día, vio a un lobo tras el rebaño, aunque manteniendo su distancia, por lo que el pastor se mantuvo alerta.

El lobo los observaba todos los dias a distancia desde una colina y no hizo nada para hacerles daño.

El pastorcillo no vio ninguna inclinación de que el lobo fuera tras las ovejas, por lo que relajó poco a poco la guardia e incluso imaginaba que podía ser un lobo pastor, una especie diferente a la de otros lobos.

Un día, el niño necesitaba ir a la ciudad, por lo que preguntó al lobo si podía ayudarle a cuidar las ovejas en su ausencia.

Muy felizmente, el lobo aceptó la tarea, prometiendo cuidar muy bien las ovejas mientras que el muchacho estaba ausente.

¿Se puede confiar el cuidado de las ovejas a un lobo? Imagen ilustrativa. (Hans Harbig/Pixabay)

El joven pastor se dirigió a la ciudad. Cuando el lobo estaba seguro de que el chico se había ido, se abalanzó sobre las ovejas. Hambriento durante un largo período de tiempo, el lobo sació su hambre, disfrutando de las ovejas.

Cuando el pastor regresó, vio que la mayoría de las ovejas estaban muertas y había sangre por toda la ladera; se dio cuenta de lo que el lobo había hecho.

Lamentó haber sido tan engañado, pero dijo: “¡Me lo merezco! ¿Cómo podría confiar en un lobo y permitirle cuidar a mis ovejas?”.

El relato anterior era muy popular y advertía a la gente a no confiar en alguien que es inherentemente peligroso.

El dicho “traer el lobo a la casa” apareció por primera vez en un guión de Zhongming Jia a finales de la dinastía Yuan (1279-1368). Era una advertencia para que la gente no le abriera las puertas a un enemigo peligroso.

Más tarde, la historia se convirtió en la expresión idiomática 引狼入室 (yǐn láng rù shì), que se traduce como “invitar a un lobo a entrar en la casa”.

El equivalente Inglés es poner un zorro a cuidar el gallinero. Un lenguaje similar “un leopardo no puede cambiar sus manchas”, lo que sugiere que la gente no puede cambiar su naturaleza esencial.

Zhongming Jia (贾仲名), desde 1343 hasta 1422, fue un famoso escritor de teatro. Vivió durante el final de la dinastía Yuan y el comienzo de la dinastía Ming.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Cómo el comunismo corrompió el pensamiento humano

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS