Irán niega el “encubrimiento” después de admitir que el avión de Ukraine Airlines fue derribado

Por Jack Phillips
13 de Enero de 2020 Actualizado: 13 de Enero de 2020

El gobierno iraní ha negado un encubrimiento después de que los funcionarios del régimen tardaran varios días en admitir que un avión de Ukraine International Airlines fue derribado, matando a todos los que iban a bordo, incluyendo a 82 iraníes, lo que provocó protestas generalizadas en todo el país.

“En estos tristes días, muchas críticas se dirigieron a los funcionarios y autoridades pertinentes (…) algunos funcionarios fueron incluso acusados de mentir y encubrir, pero, con toda honestidad, no fue así”, dijo el portavoz del gobierno Ali Rabiei a través de la televisión estatal en la mañana del lunes, según informó Al Jazeera, un medio apoyado por Catar.

El vuelo de Ukraine International Airlines con destino a Kiev se estrelló minutos después de despegar del aeropuerto de Teherán, matando a 176 personas. Las autoridades iraníes inicialmente apuntaron a una desconocida falla mecánica como causa del accidente, pero días después, funcionarios canadienses y estadounidenses dijeron que era muy probable que Teherán hubiese derribado el avión. Además, un video obtenido por The Associated Press y el New York Times mostraba lo que parecía ser un proyectil que golpeaba un avión.

Durante el fin de semana, los funcionarios iraníes admitieron que sus militares derribaron el avión por accidente, lo que provocó amplias protestas en Teherán y en otros lugares. El ministro de Relaciones Exteriores Javad Zarif escribió que “el error humano en el momento de la crisis causada por el aventurerismo estadounidense llevó al desastre (…) nuestro profundo pesar, nuestras disculpas y condolencias a nuestro pueblo, a las familias de todas las víctimas y a otras naciones afectadas”. El presidente Hassan Rouhani escribió que tras una “investigación interna”, Irán había disparado misiles debido a un “error humano”.

Hasta 200 manifestantes iraníes se reunieron en la calle un día después del breve arresto del embajador británico Rob Macaire en un monumento en memoria de los muertos por el derribo de un avión de Ucrania. (Foto de Atta Kenare/AFP/Getty Images)

Las recientes tensiones entre Washington y Teherán comenzaron en diciembre cuando los cohetes disparados contra las bases estadounidenses en Irak mataron a un contratista estadounidense. Los funcionarios estadounidenses culparon de lo sucedido a una milicia apoyada por Irán y lanzaron ataques aéreos. Después de que la milicia rodeó la embajada de EE.UU. en Bagdad durante dos días, Trump ordenó el ataque contra el general iraní Qassem Soleimani, quien comandaba la Fuerza Quds y había sido acusado de estar detrás de los grupos de milicias respaldadas por Irán. El Departamento de Estado catalogó a la Fuerza Quds como una organización terrorista extranjera el año pasado.

Irán tomó represalias el martes disparando misiles contra las bases iraquíes donde se alojaban los soldados americanos, pero no mataron a nadie. El avión ucraniano con destino Kiev se estrelló poco después de despegar. La mayoría de los muertos eran iraníes o iraníes con doble nacionalidad. Muchos eran canadienses con doble nacionalidad que habían viajado a Irán para visitar a sus familiares.

El presidente Donald Trump, durante el fin de semana, hizo una petición a los funcionarios iraníes: “NO MATEN A SUS MANIFESTANTES”.

“Miles de personas ya han sido asesinadas o encarceladas por ustedes, y el mundo está mirando. Más importante aún, los Estados Unidos están mirando. ¡Vuelvan a encender su internet y dejen que los reporteros anden libres! Detengan la matanza contra su gran pueblo iraní”, escribió en Twitter.

Reuters contribuyó a la elaboración de este artículo.

Descubra

Irán podría utilizar a Venezuela para vengar a Soleimani y atacar a EEUU

TE RECOMENDAMOS