ISIS-K se atribuye atentados contra vehículos de los talibanes durante fin de semana

Por Katabella Roberts
20 de Septiembre de 2021
Actualizado: 20 de Septiembre de 2021

El ISIS-K se ha reivindicado la autoría de varios bombardeos perpetrados en Afganistán durante el fin de semana contra los talibanes y en los que murieron varias personas, mientras que otras decenas resultaron heridas.

En dos comunicados, el grupo terrorista se reivindicó tres atentados distintos contra tres vehículos talibanes en Jalalabad, capital de la provincia de Nangarhar, el sábado, y otro atentado el domingo contra un vehículo talibán.

“Más de 35 milicianos talibanes murieron o resultaron heridos, en una serie de explosiones ocurridas”, dijo ISIS-K, refiriéndose a las explosiones. El grupo terrorista no comentó el número de muertos.

Al menos tres personas murieron y unas 20 resultaron heridas en las explosiones en Jalalabad, reportó el sábado Reuters. Aún no se sabe el número oficial de muertos.

Bilal Karimi, un portavoz talibán, dijo que el atentado del domingo había matado a un niño y herido a dos personas, una de las cuales era un miembro de los talibanes, según The Washington Post.

“Hemos empezado a investigar el incidente para llegar a los culpables”, dijo Karimi.

El portavoz talibán dijo que las explosiones del sábado fueron solo “menores” y que se registraron “varias víctimas”, pero no dio más detalles.

Jalalabad es la capital de la provincia de Nangarhar y la fortaleza del ISIS-K. La ciudad está a 130 kilómetros de Kabul. Se cree que Nangarhar, que limita con Pakistán, es actualmente la única provincia en la que el ISIS-K tiene como objetivo a los talibanes.

La explosión del sábado fue el primer atentado mortal en Afganistán desde que Estados Unidos retiró sus tropas del país a mediados de agosto y el grupo terrorista talibán tomó posteriormente el control.

Epoch Times Photo
Miembros del grupo terrorista talibán sentados en un vehículo en la calle en Jalalabad el 15 de agosto de 2021. (/AFP vía Getty Images)
Combatientes talibanes montan guardia a lo largo de una calle cerca del lugar de una procesión de Ashura que se celebra para marcar la muerte del imán Hussein, el nieto del profeta Mahoma, a lo largo de una carretera en Herat el 19 de agosto de 2021, en medio de la toma militar de Afganistán por los talibanes. (AREF KARIMI/AFP vía Getty Images)

La retirada se vio empañada por los atentados del 26 de agosto en el aeropuerto de Kabul en los que murieron 13 miembros del servicio estadounidense.

Los soldados estaban dirigiendo una misión de evacuación y controlando a la gente en la puerta Abbey del aeropuerto mientras miles de estadounidenses, afganos y otros extranjeros intentaban huir de Afganistán. El ISIS-K se reivindicó posteriormente la autoría del atentado, que también cobró la vida de más de 160 afganos.

Según la analista de investigación del Proyecto Contra el Extremismo (CEP), Riza Kumar, se calcula que el ISIS-K cuenta con una fuerza de al menos 2000 combatientes afiliados.

El grupo, que fue aceptado oficialmente por el núcleo del ISIS como afiliado en enero de 2015, fue formado por los comandantes descontentos de los talibanes paquistaníes y es un enemigo jurado de los talibanes.

Se cree que el ISIS-K ha estado llevando a cabo ataques violentos contra los talibanes en un esfuerzo por distinguirse del grupo rival.

A pesar de los últimos atentados en Jalalabad y en el aeropuerto de Kabul, altos cargos de los servicios de inteligencia afirmaron la semana pasada que Afganistán no representa la mayor amenaza terrorista para Estados Unidos.

En una conferencia sobre inteligencia y seguridad nacional celebrada en Washington el 13 de septiembre, la directora de Inteligencia Nacional, Avril Haines, dijo que Estados Unidos está más preocupado por otros países que podrían albergar terroristas y suponer una amenaza para la seguridad nacional.

“En términos para la patria, la amenaza en este momento de los grupos terroristas, no priorizamos en la parte superior de la lista a Afganistán”, dijo Haines, añadiendo: “en lo que nos fijamos es en Yemen, Somalia, Siria e Irak por el ISIS. Ahí es donde vemos la mayor amenaza”.

Haines también reconoció que la recopilación de información en Afganistán se ha visto “disminuida” desde la retirada de las tropas estadounidenses y la toma del poder por parte de los talibanes.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS