Italia recibe con recelo al primer local que Starbucks abrirá en la mítica ciudad de Milán

Por La Gran Época
07 de Septiembre de 2018 Actualizado: 07 de Septiembre de 2018

Starbucks, la cadena de café más grande del mundo, finalmente hará realidad su sueño de abrir su primer local en Italia, pero la prueba será convencer a los italianos acostumbrados a su tradicional café para que paguen más por su espresso diario.

La tienda será la primera incursión del gigante de Seattle en el mercado italiano, un país que se toma muy en serio la elaboración y la calidad del café, y que es el cuarto mayor consumidor de la bebida en el mundo.

John Culver, presidente global de ventas al por menor de Starbucks, dijo a Reuters que fueron extremadamente cuidadosos con relación al aspecto y la apariencia del lugar, con el objetivo de dar una sensación de lujo a sus nuevos clientes italianos, pero que ello tendrá un precio.

Las personas toman fotos del primer Starbucks de Italia en el centro de Milán, el 7 de septiembre de 2018. (Foto de MIGUEL MEDINA/AFP/Getty Images)

Un espresso cuesta 1,8 euros ($2,08), casi el doble de lo que los italianos pagan normalmente por una taza.

El nuevo local se encuentra dentro de un edificio histórico en el centro de Milán, e incluye en el menú helados, cócteles y pasteles, además de más de 100 bebidas de café.

Al igual que las otras dos propiedades de Roastery que Starbucks abrió en 2014 y 2017 en Seattle y Shanghai, la tienda de Milán fue diseñada como un patio de recreo para los bebedores de café, ofreciendo nuevos productos y una vista abierta donde se puede ver el proceso de tostado y la elaboración de la bebida. Culver asegura que espera abrir otros cuatro locales en la ciudad antes de fin de año.

Para Starbucks, sin embargo, no será fácil convertirse en la primera opción para los clientes de un país donde existen 57.000 cafés, el número más alto en un país occidental.

Los camareros que sirven café cerca de la catedral de Milán dijeron que no estaban preocupados por la nueva competencia.

“Probablemente a los extranjeros les gustará Starbucks, pero en Italia siempre triunfa el café clásico”, dijo Giuseppe Reciputi.

El presidente emérito de Starbucks, Howard Schultz, se inspiró para crear su cadena de café mientras realizaba un viaje a Italia en 1983, desde entonces siempre ha soñado con volver a servir su café a los italianos.

TE RECOMENDAMOS