La extraña razón por la que estas aves están encerradas: solo quedan 50

09 de Noviembre de 2017 Actualizado: 09 de Noviembre de 2017

El sonido de las aves cantoras de Java está en peligro de extinción, lo denunció un estudio de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). La situación es tan crítica que la organización mantiene en cautiverio a algunas especies protegidas.

El peligro es real y los ambientes naturales son cada vez más invadidos por el hombre, están reemplazando el canto de los pájaros por la tecnología y el ruido de las herramientas usadas para cortar árboles.

El año pasado, la institución documentó una gigantesca escala de comercio de aves en los cinco principales mercados de Java oriental y central: Bratang, Kupang, Turi (Surabaya), Malang y Yogyakarta.

En 2015, en un día se contaron 20.000 aves enjauladas en tres mercados de Jakarta, Indonesia. Muchas eran especies protegidas, cuya venta es ilegal, de acuerdo a otro estudio publicado por la organización Traffic, dedicada a combatir el tráfico de animales silvestres.

Existe también otra situación que está apartando las aves de la naturaleza, dejándolas en silencio, y “una obsesión nacional: las competencias de aves cantoras que se llevan a cabo en el país”, explicó a la BBC, la UICN.

Los premios que ganan los traficantes de aves son a veces de miles de decenas de dólares.

Por estas razones, aunque parece contraproducente, frente a los espacios cada vez más reducidos de los bosques, los ecologistas de Java están optando por encerrar a las aves más preciadas, señala la BBC. Simplemente no encuentran ambientes seguros donde devolverlas.

El ave emblema de esta crisis, es la urraca colicorta (Cissa thalassinade) de pico naranja brillante y plumaje verde esmeralda. Son pocos los que la han visto en su ambiente natural, incluso, “se cree que quedan solo unas 50”.

Las urracas, después de ser atrapadas, son enjaulan y no les dan los insectos que están acostumbradas a comer. Estos incluyen un pigmento llamado luteina, por lo que “pierden su color verde y se tornan azules”, dice Anais Tritto, directora del Centro de Reproducción y Conservación Cikanaga.

Estas aves son las predilectas en la competencia de canto, porque “tienen un repertorio de canciones muy completo”, y al escuchar a otra cantar diferente, tratan de superarla con una nueva canción, comenta al medio británico Andrew Owen, del zoológico de Chester.

Una esperanza

El empresario Tony Sumampau, junto a la asociación de reproducción de aves, propone crear conciencia para que los indonesios dejen de capturar las aves en su ambiente natural, antes que sea tarde. Él sugiere que el comercio críe sus propias aves en cautiverio, respetando las de los bosques.

De esta manera, además se podría mantener la arraigada tradición local indonesia de tener siempre un ave en casa, sin despoblarlas de su hábitat.

Todo dependerá de la buena educación que se pueda impartir a los niños que mañana deberán responsabilizarse en mantener su entorno a salvo. Por esta razón la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza espera más acción de los centros educativos y de las familias.

Ade Imansyah, educador del UICN, dice que están realizando visitas a las escuelas campesinas para crear esta conciencia en los niños.

Además les enseña que son las aves las que protegen a los cultivos de las pestes, ya que se alimentan de insectos que comen las plantas.

Solo faltaría que alguien tome la iniciativa a nivel gubernamental, con políticas protectoras más realistas.

Otras aves amenazadas que hoy se encuentra en cautiverio:

Scaly breasted Munia

Ojiblancos oriental

Tortolita estriada

Gorrión de java

TE RECOMENDAMOS