Jefes de defensa de EE.UU. y Filipinas discuten alianza militar en medio de tensión entre China y Taiwán

Por Aldgra Fredly
01 de Octubre de 2022 3:30 PM Actualizado: 01 de Octubre de 2022 3:30 PM

Los máximos responsables de defensa de Estados Unidos y Filipinas se han comprometido a reforzar la cooperación militar para hacer frente a los retos regionales en medio de las crecientes tensiones entre China y Taiwán.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, se reunió el viernes con su homólogo filipino, Jose Faustino, en Hawái, para discutir el refuerzo del tratado de defensa mutua entre Estados Unidos y Filipinas y la mejora de la cooperación marítima.

“Profundizando nuestra cooperación y modernizando nuestra alianza, podemos ayudar a asegurar el futuro de Filipinas, afrontar los retos regionales y promover la paz y la seguridad en el Indo-Pacífico”, dijo Austin en una conferencia de prensa conjunta.

El compromiso en materia de defensa y seguridad sigue siendo “un pilar clave de las relaciones bilaterales entre Filipinas y Estados Unidos”, dijo Faustino al tiempo que expresó su gratitud a Washington por su disposición a trabajar con Filipinas como “un socio igual y soberano”.

Faustino dijo que Filipinas está preocupada por los actuales ejercicios militares del Partido Comunista Chino (PCCh) cerca de Taiwán, ya que más de 130,000 trabajadores filipinos en Taiwán podrían estar en peligro si Taiwán es atacado.

“Si bien Filipinas se adhiere a la política de una sola China, instamos a todas las partes interesadas a que actúen con moderación y a que prevalezcan la diplomacia y el diálogo”, dijo.

Faustino dijo que Filipinas seguirá actualizando y mejorando sus planes de contingencia para garantizar la seguridad de los ciudadanos filipinos que viven en Taiwán.

China ha incrementado sus ejercicios militares en torno a Taiwán tras la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán en agosto. El PCCh reclama Taiwán como parte de su territorio y ha prometido conquistarlo por la fuerza si es necesario.

Filipinas dijo anteriormente que permitiría el acceso de las fuerzas estadounidenses a sus bases militares durante un conflicto en Taiwán si se consideraba “importante” para la seguridad filipina.

Cualquier ataque a Taiwán podría amenazar la seguridad filipina debido a su proximidad con Taiwán, con el que comparte una frontera marítima frente al estrecho de Luzón.

Situación “volátil” en el mar de China Meridional

Faustino dijo que su gobierno seguiría participando en la diplomacia con China para hacer frente a la “situación volátil” en el mar de China Meridional, citando la disputa territorial como “la principal preocupación de seguridad de Filipinas”.

“Seguimos comprometiéndonos con países afines y asegurándonos de que el estado de derecho y el orden internacional basado en normas prevalecerán en el mar de Filipinas Occidental y en el mar de China Meridional”, añadió.

China ha aumentado su influencia en el mar de China Meridional mediante sus islas artificiales y su acumulación militar. El PCCh reclama la mayor parte del mar de China Meridional bajo su llamada “línea de nueve puntos”, a pesar de las reivindicaciones de otras naciones.

El presidente Ferdinand Marcos Jr. prometió anteriormente mantener el fallo de La Haya de 2016 a favor de Filipinas en la disputa del mar de China Meridional, diciendo que no permitirá que China invada “un solo milímetro cuadrado de nuestra costa marítima”.

Además de Filipinas y China, Vietnam, Malasia, Taiwán y Brunei han hecho sus propias reclamaciones superpuestas en el mar de China Meridional.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.