Josh Hawley propone “Ley Amar a América” para garantizar que escuelas enseñen la “verdad básica”

Por GQ Pan
25 de Julio de 2021
Actualizado: 25 de Julio de 2021

El senador Josh Hawley (R-Mo.) anunció que presentará un proyecto de ley que exige que las escuelas que reciben fondos federales enseñen a los niños “la verdad básica” sobre Estados Unidos, tal como se expresa en los documentos fundacionales de la nación.

En declaraciones a Fox News el jueves, Hawley dijo que su legislación, titulada “Ley Amar a América”, combatiría la “desinformación que la izquierda está difundiendo” de que Estados Unidos es sistemáticamente malvado y racista.

“Eso no es cierto. Esta es una gran nación. Somos una nación de libertadores”, dijo al presentador Tucker Carlson. “Es hora de reclamar eso y de enseñar a nuestros hijos quiénes somos, quiénes son, y por eso mi proyecto de ley diría: ‘Escuchen: Si un distrito escolar recibe dinero federal, tienen que enseñar la verdad básica sobre el país: la Constitución, la Carta de Derechos, la Declaración [de Independencia], el Juramento de Lealtad”.

“Estas son las cosas, los documentos, que expresan los ideales que nos unen como estadounidenses”, continuó el senador. “Hay que sustituir las mentiras por la verdad, y eso es lo que intento hacer”.

La idea de que Estados Unidos es sistemáticamente racista es impulsada por la teoría crítica de la raza (TCR), una ideología casi marxista que interpreta la sociedad a través de la lente de una lucha racial entre personas blancas y no blancas a las que se asignan los papeles de “opresores” y “oprimidos”, respectivamente. Los defensores de la teoría crítica de la raza ven un racismo inherente en los fundamentos de las sociedades occidentales, como el razonamiento jurídico, el racionalismo ilustrado y el derecho constitucional, y tratan de transformar fundamentalmente esas sociedades para acabar con esta supuesta opresión racial.

Los políticos progresistas, los activistas y los principales sindicatos de profesores han impulsado la incorporación de la teoría crítica de la raza en las escuelas estadounidenses. Frente a la reacción de los padres y los gobiernos estatales, los defensores de la teoría afirman ahora simultáneamente que esta no se está impartiendo a los alumnos de los grados K-12, mientras que defienden la presencia de la ideología en las aulas.

A principios de esta semana, la representante Alexandria Ocasio-Cortez (D-N.Y.) reiteró este punto de discusión, diciendo que aunque la teoría crítica de la raza se enseña solo en algunas escuelas de derecho, los profesores deben estar armados con la TCR y llegar a ser “fluidos en la forma de desmantelar el racismo”.

Ocasio-Cortez, la cara del ala progresista del Partido Demócrata, dijo en una entrevista con la CNN que los maestros deben tener “fluidez en el antirracismo” para que puedan formar a los niños lejos de los prejuicios raciales, que, según ella, comienzan a incrementarse desde que son niños.

“Así que el profesor de tu hijo es antirracista y realmente domina cómo desmantelar el racismo y la dinámica del racismo en un aula. Eso es algo que los profesores deberían saber hacer y los republicanos intentan prohibir esto, intentan prohibirnos conocer nuestra propia historia”, dijo.

Los opositores a la teoría crítica de la raza han dicho que el efecto de la enseñanza de esta ideología es un aumento de la división racial.

“Llámenlo teoría crítica de la raza, llámenlo agenda woke, llámenlo la nueva izquierda”, dijo previamente a The Epoch Times Jonathan Butcher, becario Will Skillman en Educación de la Fundación Heritage. “Pero la idea de que debemos tratar a la gente de forma diferente por el color de su piel es una idea que debería estar en el basurero de la historia”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS