Joven con síndrome de Down, autismo y parálisis cerebral se gradúa de la universidad y gana un premio

Por Louise Bevan
15 de Abril de 2021
Actualizado: 15 de Abril de 2021

Esta mujer de 22 años, que nació prematura y con todos los pronósticos en su contra, ha desafiado sus diagnósticos de síndrome de Down, parálisis cerebral y autismo.

Aunque los médicos le dijeron que nunca podría caminar, hablar, leer o escribir, con el paso de los años logró graduarse de la escuela secundaria, terminar el colegio comunitario e incluso ganar un codiciado premio.

Jessica Faith Lonergan, de Mount Vernon, Washington, ahora imparte talleres para motivar a otros estudiantes con retraso cognitivo a perseguir sus sueños universitarios.

“Ella se considera una estrella del rock todo el tiempo”, dijo su madre, Joy Caldwell, al Skagit Valley Herald.

(Cortesía de Joy Caldwell)

Al compartir su historia en las redes sociales, Lonergan dijo que cuando tenía apenas una semana de edad, su madre leyó una historia sobre Karen Gaffney, una mujer con síndrome de Down que había asistido a la universidad comunitaria y nadado el Canal de la Mancha.

“La historia de Karen ayudó a mi madre a esperar más y a no limitar mi futuro”, escribió.

La fortaleza de Lonergan se puso a prueba desde muy joven. A lo largo de su infancia y adolescencia, tuvo que someterse a dos operaciones cerebrales y a muchos procedimientos complicados para implantar un total de cuatro barras y 28 tornillos en su espalda, reportó KING5.

Sin embargo, ella perseveró a pesar del dolor, aprendiendo a caminar a los 6 años y soportando un corsé para la espalda que limitaba sus movimientos.

(Cortesía de Joy Caldwell)

Lonergan se desenvolvió bien en la escuela con el apoyo de unos profesores increíbles y un Plan Educativo Personalizado (IEP). Participó en los Juegos Estatales de Verano de las Olimpiadas Especiales en 2015, ganando medallas de oro y bronce en caminatas guiadas de 25 y 50 metros.

Dos años después, obtuvo una plaza en el Skagit Valley College como parte de su programa INVEST (Individualized, Next Step, Vocational Education, and Social Skills Training), un plan de estudios especialmente diseñado para la vida independiente, que actualmente solo han adoptado tres escuelas de Estados Unidos, para estudiantes con retrasos en el desarrollo.

Lonergan progresó en la universidad, se unió a la Campus Christian Fellowship e hizo muchos amigos.

La orgullosa madre Caldwell, que también está completando un certificado de enfermería en Skagit Valley, dijo que asistir y graduarse en la universidad era el “sueño hecho realidad” de su hija, reportó Skagit Valley Herald.

(Cortesía de Joy Caldwell)

Debido a su éxito, Lonergan fue nominada por el consejo de administración de la universidad para el Premio Transformando Vidas 2021 en febrero, ubicándola entre solo 34 estudiantes que representan a los 34 colegios comunitarios y técnicos de todo el estado de Washington, reportó Skagit Valley Herald.

“La nominamos porque es un milagro andante”, dijo Flora Pérez-Lucatero, vicepresidenta del Consejo de Administración del Skagit Valley College, al medio.

“Creemos que es una verdadera inspiración y una luz de esperanza para muchos otros estudiantes que quieren asistir a la universidad, pero pueden sentir que no es para ellos”.

(Cortesía de Joy Caldwell)

Desde que se graduó, Lonergan ha utilizado las habilidades para la vida adquiridas en el programa INVEST para demostrar cómo la universidad ha enriquecido su vida.

A través de talleres, Lonergan ayuda a los estudiantes con discapacidades del desarrollo a conocer el increíble apoyo y las numerosas tecnologías que podrían ayudar a hacer posible una carrera universitaria.

Lonergan, una joven adulta segura de sí misma, fue elegida como embajadora de la organización sin ánimo de lucro Nothing Down en 2017. Incluso aceptó un trabajo como guía en un restaurante, que le encanta.

(Cortesía de Joy Caldwell)

Caldwell afirma que puede que su hija no aprecie completamente la relevancia de sus logros, pero el poder de inspiración de Lonergan es tangible. También lo es su poder para hacer que su madre se sienta orgullosa.

“Ella es un milagro y una bendición y no la tendría de otra manera”, publicó Caldwell en Facebook. “¡Buen trabajo, Dios!”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS