Joven estadounidense fallece a causa de una extraña infección cerebral provocada por una ameba

23 de Junio de 2016 Actualizado: 23 de Junio de 2016

Una extraña enfermedad “moderna” se llevó la vida de una joven estadounidense el miércoles en Carolina del Norte. Se trata de una amena “come-cerebros” que si ingresa al organismo puede ser fatal.

La joven de 18 años -oriunda de Ohio- se encontraba en un retiro espiritual y murió de meningoencefalitis amebiana primaria, una rara pero letal infección cerebral causada por la ameba Naegleria fowleri, dijo Mitzi Kline, director de comunicación de Salud Pública del Condado de Franklin. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades confirmaron la presencia de la ameba en el fluido de la espina cerebral.

La ameba se encuentra comúnmente en aguas y suelos, aunque es menos frecuente en tuberías. También ha habido casos de infecciones por la falta de higiene de una pileta o agua embotellada calentada y contaminada, aunque principalmente los casos se presentan por nadar en lagos, lagunas o ríos de EE.UU.. Al parecer,  el único contacto que habría tenido la joven con el agua “se cree que fue cuando estaba con otros en una balsa que volcó en el Centro Nacional Whitewater en Charlotte”, informó el Departamento de Salud y Servicio Humanos de Carolina del Norte.

Las agencias de salud de los Estados Unidos señalaron que los riesgos de ser atacado por esta ameba pueden reducirse evitando que ingrese gran cantidad de agua por la nariz. Para ello, se recomienda nadar cerrándola con broches específicos o ejerciendo presión con los dedos al momento de ingresar a nadar y también evitar hacerlo en aguas dulces cálidas.

Las infecciones por Naegleria fowleri suelen ser extrañas. Entre 2006 y 2015 solo se reportaron 37 casos. Sin embargo casi todos fueron fatales, informaron reportes oficiales de los Estados Unidos.

Beber agua contaminada con esa ameba no supondría un peligro, pero si la Naegleria Fowleri logra ingresar al cuerpo por la nariz es posible que se dirija al cerebro, donde las consecuencias -en la mayoría de los casos- son mortales. Los síntomas más frecuentes son fiebre, dolor intenso de cabeza, náuseas y vómitos. Estas manifestaciones no son inmediatas, sino que tardan entre cinco y nueve días en aparecer en las personas atacadas. Generalmente, a los cinco días de la aparición de estos síntomas, el paciente muere.

¿Hay una cura para esta infección? Todavía no. Debido a la relativa baja incidencia de la enfermedad (de 0 a 8 infecciones al año), los investigadores todavía tienen que entender por qué tantas personas que nadan en aguas calientes no se infectan. Aun cuando 4 personas han sobrevivido a la infección, ésta casi siempre es fatal, como en el caso de esta jovencita de Ohio.

“Era una hermosa joven que estaba llena de vida”, se lamentó Jim Wilson, pastor de la Iglesia del Mesías. “Su familia religiosa y su comunidad la extrañaremos mucho, pero sobre todo su familia”, agregó.

TE RECOMENDAMOS