Joven que canta en la calle conmueve a todos: “Si necesita dinero, por favor tome lo que necesite”

Por La Gran Época
21 de Octubre de 2018 Actualizado: 21 de Octubre de 2018

El gesto de un joven neozelandés está conmoviendo a todos en las redes y medios, primero locales y ahora internacionales, luego de mostrar una generosidad inusual con los más necesitados.

Todo empezó hace unos tres meses cuando Duncan Scowen, de 20 años, estaba haciendo su trabajo habitual en la calle frente a un supermercado en Browns Bay, Auckland, cuando un hombre se le acercó y, tímidamente, le preguntó si podía tomar algo de dinero.

“No sé si era un vagabundo, pero parecía que necesitaba dinero”, recordó Scowen, según NZ Herald.

“Sí, hombre, tómalo” le respondió Duncan, al tiempo que se dio cuenta de que el hombre estaba increíblemente avergonzado, por lo que quiso tranquilizarlo y demostrarle que no estaba mal pedirlo.

Desde ese momento el joven quiso remediar el hecho de que alguien que necesitase ayuda tuviese que sufrir vergüenza.

Se le ocurrió entonces escribir un letrero para que la gente supiera que podían aceptar dinero, y tal vez no se avergonzarse tanto al pedirlo.

“Si necesita dinero, por favor tome lo que necesite”, dice el letrero de cartón que descansa en su bolso de guitarra.

La idea funcionó. En los últimos 3 meses, la gente se ha ayudado a sí misma tomando pequeñas cantidades de dinero de su bolso, mientras él está afuera cantando sus canciones. Y todo ocurre sin hacer preguntas.

Scowen, originario de Rotorua, se mudó a Auckland hace unos tres años, para estar cerca de la joven que amaba. Fue un gran paso valiente, que valió la pena: Duncan y Gaby siguen felices y enamorados.

View this post on Instagram

♥️♥️ @gabbymartins31

A post shared by Duncan Scowen (@duncc0) on

Cuando llegó a Auckland, Duncan necesitaba ganar algo de dinero, así que hizo lo que mejor sabía hacer: cogió su guitarra y empezó a cantar afuera de los lugares con tráfico peatonal decente. Vive en Torbay, al norte de Auckland, pero recorre todas las bahías, desde Takapuna hasta Brown’s Bay.

Al perecer, descubrió que hay otra cosa que también sabe hacer muy bien, y es abrir su corazón a los demás.

Duncan toca la guitarra y canta durante tres o cuatro horas cada vez. En un buen día puede irse a casa hasta con 200 dólares.

Los que lo conocen saben que su generosidad no es un fingida. “Definitivamente es uno de los chicos más genuinos que he conocido y que siempre se preocupa por los demás”, escribió un amigo sobre él, de acuerdo al NZ Herald.

“Estamos muy orgullosos de él, y tan bendecidos de tenerlo en nuestra familia”, dijo su abuela. Su madre también habló con su orgullo sobre Scowen: “tan orgullosa de ser tu madre”, escribió en Facebook. “Bendice bendiciendo a los demás, bien hecho hijo”, enfatizó.

“Tuve mucha ayuda al crecer”, dice Duncan. “Así que me encanta ayudar”.

View this post on Instagram

Jah love ❤

A post shared by Duncan Scowen (@duncc0) on

“Sé que lo necesitan, así que me hace sentir bien cuando lo toman”, comentó el joven refiriéndose a los desconocidos que toma parte de su dinero.

Es un sistema basado en la confianza, y el músico cree que sólo aquellos que realmente lo necesitan tomarán su dinero. “Si no lo necesitaras, no te pondrías en esa situación, para que te vieran cogiendo dinero de un tipo en la calle”.

También cree que más personas están dispuestas a darles dinero cuando ven a alguien más tomando dinero, así que, al final, hay una especie de equilibrio en su generosidad que significa que no se lo pierde por ayudar a los demás.

En las redes sociales su buen gesto ha tenido una gran represión: “Representa a la auténtica Nueva Zelanda, amable, humilde y talentosa”, escribió Sonia, la persona que subió este video en Facebook.

TE RECOMENDAMOS