Juez Alito dice no estar sorprendido por reacción a sus comentarios sobre restricciones por pandemia

Por Anastasia Gubin
01 de Febrero de 2021 2:47 PM Actualizado: 01 de Febrero de 2021 2:47 PM

El juez adjunto de la Corte Suprema de Estados Unidos, Samuel Alito, dijo el domingo que “no le sorprendió” la reacción a los comentarios que hizo el año pasado sobre las restricciones estatales en respuesta a la pandemia del virus del PCCh.

Alito, de 70 años, dijo en una convención virtual de la Sociedad Federalista en noviembre pasado que él pensaba que la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) sirvió como una “especie de prueba de resistencia constitucional”. El juez argumentó que Estados Unidos “nunca antes había visto restricciones tan severas, extensas y prolongadas como las experimentadas durante la mayor parte de 2020” y expresó su preocupación por su impacto en las libertades civiles de las personas.

El raro discurso público generó diferentes reacciones entre los abogados y algunos lo criticaron por participar en lo que según ellos fue un discurso político.

En una declaración a USA Today, Alito defendió su anterior declaración, diciendo que los puntos que expuso en su discurso de noviembre seguían la misma línea de argumentación que hizo en una opinión anterior de la Corte Suprema, de la que fue autor sobre el tema.

“Prácticamente todos los puntos sustanciales del discurso de la Sociedad Federalista se tomaron de una de mis opiniones publicadas o de una opinión a la que me sumé”, dijo Alito. El juez es el cuarto miembro más antiguo de la corte. Él agregó que “no le sorprendió la reacción”.

A modo de ejemplo, Alito fue el autor de una opinión contraria, publicada en julio del año pasado, que generó preocupaciones sobre la decisión de Nevada de imponer un límite en el número de asistentes a los servicios religiosos durante la pandemia.

Calvary Chapel Dayton Valley, una iglesia de Nevada, demandó al gobernador Steve Sisolak, alegando que su orden impuso un límite injusto a las iglesias en comparación con los casinos, restaurantes y parques de diversiones. La orden restringía el número de asistentes a las iglesias a 50 y permitía que otros negocios operaran con la mitad de su capacidad.

El Tribunal rechazó en una votación 5-4 la solicitud de la iglesia de levantar la restricción, lo que provocó opiniones disidentes de jueces de tendencia conservadora.

“La Constitución garantiza el libre ejercicio de la religión. No dice nada sobre la libertad de jugar a los dados o al blackjack, de introducir fichas en una máquina tragamonedas o de participar en cualquier otro juego de azar. Pero el gobernador de Nevada aparentemente tiene prioridades diferentes”, escribió Alito en su disenso. A él se unieron los jueces Clarence Thomas y Brett Kavanaugh. El juez Neil Gorsuch escribió su propio disenso por separado.

El domingo marcó el 15º aniversario de la confirmación del juez en el máximo tribunal. Fue nominado por el presidente George W. Bush.

Durante su discurso del año pasado, Alito analizó varias tendencias que comenzaron a surgir tras la propagación de la pandemia. Una de estas tendencias, dijo Alito, es la mayor dependencia de las órdenes ejecutivas por sobre la legislación como método para promulgar nuevas leyes.

“La visión de los progresistas de principios del siglo XX y los New Dealers de la década de 1930 era que la formulación de políticas cambiaría de legisladores electos de mente estrecha a un grupo de élite de expertos designados. En una palabra, la formulación de políticas se volvería más científica. Ese sueño se ha hecho realidad en gran medida”, dijo Alito en ese momento.

“Cada año, las agencias administrativas que actúan bajo amplias delegaciones de autoridad producen enormes volúmenes de regulaciones que eclipsan los estatutos promulgados por los representantes electos del pueblo. ¿Y qué es lo que hemos visto en la pandemia? Grandes restricciones impuestas, en su mayor parte bajo estatutos que confieren una enorme autoridad al Gobierno”.

También advirtió sobre la posibilidad de que se produzcan abusos cuando se otorga a los funcionarios una importante discrecionalidad, y añadió que “simplemente poner la etiqueta de “emergencia” no puede ser un motivo para “abrogar nuestros derechos más fundamentales”.

“Cuando se restringen los derechos fundamentales, la Corte Suprema y otras cortes no deben cerrar los ojos”, dijo Alito.

Sus comentarios se produjeron en un momento en que los funcionarios estatales y los tribunales se enfrentan a desafíos mientras navegan por las inexploradas aguas de la pandemia. En muchos estados, en particular los estados con liderazgo demócrata, experimentaron extensos cierres y restricciones, los cuales se implementaron para mitigar la propagación del virus del PCCh. Sin embargo, los críticos argumentaron que algunas medidas obstaculizaron significativamente los derechos constitucionales y las libertades civiles y, en ocasiones, se aplicaron de manera desequilibrada.

Con información de Ivan Pentchoukov contribuyó a este informe.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.