Juez aplica el mejor castigo para una maltratadora de perros y le da un trago de su propia medicina

Por La Gran Época
10 de Abril de 2019 Actualizado: 10 de Abril de 2019

En el sistema tradicional de justicia, los culpables de un delito deben pagar con la cárcel o con altas multas, pero a este ingenioso juez le gusta aplicar la ley del talión, “ojo por ojo diente por diente”, para darle a los malhechores un trago de su propia medicina y una gran lección de vida y, por supuesto, que tengan una segunda oportunidad de ser mejores personas.

Michael Cicconetti es un juez de la Corte Municipal en Painesville, condado de Lake en Ohio, Estados Unidos, que imparte la justicia de forma muy creativa.

El juez Cicconetti es una sensación por su método único de sentencia y se ha vuelto viral en las redes sociales.

El 31 de agosto de 2015 ABC News publicó un video donde el juez Cicconetti dictaba algunas sentencias bastante creativas, con más de 15,7 millones de visitas.

Pero los castigos creativos no son nuevos para el juez, que puede ver de 30 a 40 casos al día en su sala de justicia de Painesville, Ohio. Cicconetti dice que no cree que la ley, tal como está escrita, pueda ser realmente la única manera de servir a la justicia, según informó ABC News en su publicación.

Una de esta curiosa sentencia fue la de Alissa Morrow, quien se declaró culpable de negligencia y crueldad hacia los animales, después de confesar que dejó a Moose, su perrito pitbull mix de 7 años de edad, en una casa de riña por una semana.

Gracias a la creatividad y sabiduría de este juez, en lugar de pasar 90 días en la cárcel , Cicconetti le dio a Alissa la opción de pasar ocho horas en un basurero recogiendo desechos.

“Definitivamente no pensé que estaría aquí [en un basurero], pero preferiría estar aquí que en la cárcel. No puedo quejarme”, dijo Alissa a “Nightline”. Según ABC News.

El juez Cicconetti, considera que la mayoría de la gente no comienza con un caso de delito grave, inicia con uno pequeño y luego se hace más grande, así que comprende la necesidad de detenerlos a tiempo y evitar que vayan a la cárcel.

Tal parece que le ha funcionado el tipo de justicia que aplica el juez Cicconetti, ya que según un informe de 2014 del Departamento de Justicia de Estados Unidos afirma que en Painesville la tasa de reincidencia de personas que cometen más de un delito, es de solo el 10 por ciento en comparación con el promedio del país que es del 75 por ciento.

Los comentarios en las redes sociales con respecto al sistema que utiliza Cicconetti son muy interesantes:

“Wow este hombre debería ser un juez de la corte suprema”, dijo un usuario.

“A veces los métodos menos ortodoxos, que probablemente parecerían infantiles o ineficaces a los ojos de la gente de la misma profesión, son en realidad los métodos más maduros y prácticos. Espero que este hombre siga haciendo lo que hace y que nadie intente detenerlo”, reflexionó otro.

Incluso uno compartió una cita de Albert Schweitzer: “Cuando el hombre aprende a respetar hasta al ser más pequeño de la Creación, ya sea animal o vegetal, nadie tiene que enseñarle a amar a su prójimo. La compasión por los animales está íntimamente relacionada con la bondad de carácter, y se puede afirmar con confianza que quien es cruel con los animales no puede ser un buen hombre”.

Definitivamente, una sentencia poco convencional pero ampliamente efectiva: La dueña del perro se arrepintió y tomó conciencia y el perrito fue dado en adopción y ahora vive en un cálido hogar.

¡Un aplauso para este juez y esperamos que muchos más sigan su inteligente y compasivo ejemplo a la hora de aplicar justicia!

Mira el video a continuación:

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS