Juez concuerda con el DOJ sobre credibilidad de supremacista blanco como informante del FBI

Por Ken Silva
02 de Septiembre de 2021
Actualizado: 02 de Septiembre de 2021

Un juez federal de Seattle denegó una moción para suprimir las pruebas de una causa judicial en curso sobre extremismo nacional, dictaminando que el FBI no estaba obligado a revelar los pagos de 82,000 dólares a un presunto supremacista blanco que sirvió como informante confidencial.

La decisión del juez John Coughenour del 30 de agosto, es el último avance en el caso de Kaleb Cole, acusado de neonazi y miembro de Atomwaffeny, quien fue arrestado en febrero de 2020 por su presunta participación en una campaña de intimidación de Atomwaffen contra personas judías y periodistas de color.

Según Cole, en la solicitud del FBI para una orden de registro de la casa de Cole en Texas, la agencia no reveló los sórdidos antecedentes de uno de sus informantes confidenciales.

“El CI [informante confidencial] es un delincuente convicto y actualmente posee y opera una empresa editorial que distribuye escritos de la supremacía blanca”, dijo Cole en su presentación del 13 de agosto.

“El CI comenzó su larga carrera como informante profesional a cambio de la consideración de su sentencia por una condena federal por posesión de arma de fuego con número de serie borrado y un silenciador no registrado”.

“Él ha continuado este trabajo a cambio de una remuneración”.

Cole dijo que el FBI pagó a este supremacista blanco más de 144,000 dólares, incluyendo más de 82,000 dólares por su trabajo en este caso.

Los fiscales del Departamento de Justicia respondieron el 20 de agosto, argumentando que la credibilidad del informante del FBI no debería afectar la validez de la orden de registro en la casa de Cole.

“Incluso si la credibilidad del informante fuera material para la determinación de la causa probable, la información omitida no habría cambiado el resultado”, dijo el Departamento de Justicia. “El hecho de que el FBI opte repetidamente por pagar al informante por la información de muchos años es un reflejo del hecho de que el FBI consideró sistemáticamente que la información del informante era fiable”.

En su decisión del 30 de agosto, el juez Coughenour estuvo de acuerdo con los argumentos del Departamento de Justicia sobre la credibilidad del informante del FBI.

“La larga relación del FBI con el informante y la compensación que le pagó, aproximadamente 140,000 dólares durante un período de dieciséis años, no impugna su credibilidad”, dijo el juez. “En todo caso, sugiere que demostró confiabilidad en el pasado”.

“De lo contrario, es lógico que el FBI hubiera puesto fin a su relación”.

Ni el juez ni el Departamento de Justicia abordaron las acusaciones de Cole de que el informante confidencial es un editor de literatura de supremacía blanca.

“Nuestros archivos en este caso hablan por sí mismos, y no tenemos ningún comentario adicional que añadir en este momento”, dijo un portavoz del Departamento de Justicia cuando fue contactado por The Epoch Times. El abogado de Cole declinó hacer comentarios, mientras que un portavoz del FBI dijo que la agencia tampoco tenía comentarios sobre el caso.

Otros medios coinciden en que las acusaciones de supremacía blanca contra el informante del FBI son probablemente ciertas.

“La lista de miembros activos de movimientos extremistas en Estados Unidos es, afortunadamente, pequeña”, escribió Matthew Gault para el Vice Motherboard. “La lista de los que han sido sorprendidos con un arma silenciada con números de serie rasgados involucrados en la publicación de literatura de supremacía blanca es aún más pequeña”.

La causa de Cole tiene fijado un juicio con jurado el 27 de septiembre.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS